domingo,22 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpinión"En la economía del bien común ya hay científicos de unas 100...
Christian Felber, autor de "La economía del bien común":

«En la economía del bien común ya hay científicos de unas 100 universidades y centros superiores»

Redacción
En la economía del bien común ya "colaboran científicos de unas 100 universidades y Escuelas Superiores". La de Burgenland (1 de los 9 estados federados en Austria) es una de las tres instituciones superiores que han hecho el balance del bien común propuesto por este movimiento a empresas, municipios, universidades y otras administraciones como alternativa a capitalismo y comunismo. Su creador, Christian Felber, concedió una entrevista a Ibercampus antes de presentar su ultimo libro en la UAM.

¿Qué mensajes principales añade a sus libros anteriores la reedición de EBC?

Es una renovación y actualización completa. La idea que nació con el libro en alemán en 2010 es sumamente viva y evoluciona cada día. El núcleo del modelo, la inversión de objetivo y medio en la economía y el consiguiente cambio en la medición de éxito, se describe de forma más precisa, más lógica, más contundente. La cuestión del comercio internacional sale más elaborada, proponiendo una alternativa al “libre comercio” y al TTIP. Otros elementos nuevos son las “bolsas del bien común” y un “dinero libre de deuda”, hoy diría ya “dinero público” o “dinero soberano”.

¿Comparte la EBC la indignación y el descontento ante la crisis las consecuencias de las actuales crisis?

La EBC es una respuesta a la crisis sistémica que se ha venido desarrollando en etapas: con el estallido de la actual crisis financiera en 2008; en 1980, con la llegada de Margret Thatcher y Ronald Reagan y la contrarreforma “neoliberal” (que nada de liberal tiene); con el comienzo de la “orgía fósil” a mediados del siglo XX; con la separación de la ciencia económica de la filosofía después de Adam Smith; y con la era mecanicista de Réné Descartes quien introdujo un modo dualístico de pensar el mundo. A todas estas crisis, la EBC intenta ofrecer una respuesta holística y salidas concretas.

¿Qué valores hacen de la EBC mejor que el capitalismo o el socialismo?

Establece un equilibrio entre los valores fundamentales: la libertad, la dignidad, la justicia, la solidaridad y la sostenibilidad. Fue John Kenneth Boulding quien dijo que el capitalismo es un modelo de sociedad en el cual el ser humano explota al ser humano – mientras que en el comunismo es exactamente a la inversa. Esto indica que ambos extremos han exagerado uno de los valores fundamentales – el capitalismo, la libertad; y el socialismo, la solidaridad – a costa de los demás valores y así han creado un imbalance, un extremismo. La EBC es posdual, establece un balance entre los valores fundamentales que todos valen.

Se ha dicho que la EBC, como el proyecto de integración europeo, intenta establecer un modelo de economía social de mercado, sin cuestionar el mercado y sus reglas, pero introduciendo en el mismo exigencia sociales. ¿Podría verse aquejado en el futuro de la actual crisis del modelo europeo?

Espero que sí. El modelo europeo actual repite el error de sobreacentuar las libertades económicas que primero, no son las facetas más importantes de la libertad; y segundo, la libertad sólo es un valor de varios que necesita acordarse con la solidaridad, la justicia, la democracia y la sostenibilidad, véase arriba. La EBC es, por un lado, una economía de mercado plenamente ética por basarse en los valores constitucionales; por otra, es una economía verdaderamente liberal por conceder las mismas libertades, oportunidades y los mismos derechos a todos. Tercero, propone una disminución de la relevancia de los mercados en la economía y crear más espacio y aprecio por el cuidado de otras personas, empezando con los míos, así como el trabajo propio, social y democrático.

¿No es un freno que afecta tambien a la EBC que la Responsabilidad Social Empresarial o Corporativa sea algo voluntario y no impuesto por el Estado al Mercado?

No sólo es un freno, sino una ilusión por no decir un engaño. Por eso la EBC se considera la segunda generación de RSC que se diferencia de la primera por ser eficaz y tener efecto. ¿Cómo? Proponemos una analogía entre el balance financiero y el ético. El financiero es a) unificado, b) obligatorio, c) auditado y d) tiene consecuencias legales: desde los impuestos hasta la insolvencia si los indicadores legales no se cumplen. Con el balance ético debe ser exactamente igual, esto es lo que propone la EBC. Entonces, todas las empresas tendrían que realizar un balance del bien común y pagarán impuestos, aranceles e intereses más altos o bajos según el resultado. El resultado del BBC decidirá sobre el vivir o no de la empresa.

¿En que puede la EBC contribuir con éxito a la Estrategia Europa 2020 o contribuir a su renovación?

En su conjunto, la estrategia 2020 no me convence. Expresa la perpetuación del espíritu que ha llevado a la crisis. El crecimiento económico no debe ser una referencia ni mucho menos un objetivo de la política económica. Lo debe ser el crecimiento del bien común y de la felicidad de las personas. Sin embargo, el crecimiento económico de la estrategia 2020 se desglosa, a diferencia del crecimiento elogiado en la estrategia de Lisbon de 2000 (la anterior), en tres dimensiones: innovación, sostenibilidad y cohesión social. Y en estas tres dimensiones la EBC ayuda: nos lleva a una economía más ecológica, más social, y ella misma es toda una innovación.

¿Como primar mejor los productos, los servicios y las empresas que respondan a un modelo auditado de EBC?

Pues con los incentivos de siempre: impuestos, aranceles, condiciones de crédito diferenciados; prioridad en la compra y contratación pública; con ayuda de programas de investigación y otros. La idea es aumentar el efecto incentivador hasta que las empresas maś sociales, ecológicas, democráticas y solidarias puedan ofrecer sus productos y servicios a precios más bajos que las empresas menos éticas. Entonces sobrevivirán solamente aquellas empresas que contribuyan activamente a la resolución de los grandes problemas sociales y ecológicas; en otras palabras que contribuyan al crecimiento del Producto del Bien Común.

¿Por qué tiene tan poca proyección universitaria hasta ahora la EBC? ¿Cuales son sus objetivos en el mundo académico? ¿Cuánto es poco?

Colaboran científicos de unas 100 universidades y Escuelas Superiores. La Escuela Superior de Burgenland es una de las tres instituciones de la enseñanza del tercer sector que han hecho el balance del bien común; además, es la primera institución en el mundo que ha nominado una “responsable del bien común”. Actualmente están desarrollando un Master en EBC. Las universidades de Flensburg y Kiel en Alemania realizan un proyecto de investigación sobre la aplicabilidad del balance del bien común en grandes empresas; entre otras, participan tres transnacionales que cotizan en la Bolsa de Francfort: Post-DHL, MAN y E.ON. En la Universidad de Graz, recibimos el “Premio de Enseñanza” por una clase interdisciplinaria e interactiva sobre la EBC. La Universidad de Barcelona ha diseñado una Cátedra UNESCO con la EBC. Ya ha sido aprobada por la Comisión Nacional de la UNESCO, ahora es pasada a la sede de la organización en París. Los prólogos de la nueva edición castellana provienen de Victoria Camps y Federico Mayor Zaragoza. El prólogo de la versión inglesa proviene del premio Nobel de economía Eric Maskin. ¿Le parece poco para cinco años (la EBC nació a finales del 2010)? El objetivo más ambicioso es (r)establecer universidades que sirvan a su nombre. Contiene la palabra “universo” y este, en latín, se compone de “unum” y “versum” y quiere decir literalmente “un sólo verso”. La universidad promete concedernos acceso al todo. Esto es una visión: en la primera parte de la carrera, todos estudian lo mismo: el árbol entero de la ciencia, por no decir el ecosistema. Sólo en la segunda parte los estudiantes se especializan. Tal “uni-versidad” conseguiría tres objetivos: 1. Serviría a la formación integral del ser humano; 2. Todos sus graduados pueden mantener una conversación técnica de por vida; 3. Será improbable que las disciplinas se separen del árbol entero: la técnica de la naturaleza, por ejemplo; u, otro ejemplo muy actual y preocupante, la economía de la ética.

De interés

Artículos Relacionados