lunes,6 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpinión¿Suben los salarios y su brecha?
Jáuregui: "Una brecha salarial de uno a cien es inaceptable"

¿Suben los salarios y su brecha?

Redacción
A la espera del pacto para los próximos tres años entre patronal y sindicatos con subidas cercanas al 1% anual, la atención y el debate se centra tanto en esas subidas como en la brecha salarial entre mínimos y máximos, o entre hombres y mujeres. Uno de los expertos, el eurodiputado del PSOE Ramon Jáuregui, opina que una brecha salarial de uno a cien entre el salario más bajo y el más alto es un abanico inaceptable. ¿Tomará nota el gobierno corporativo de las empresas españolas?
En cualquier caso, este es uno de los temás más polémicos de la ya de por sí polémica responsabilidad social corporativa (RSC), que en España acaba de recibir un nuevo impulso con el código de buen gobierno sacado este mes por el regulador de las bolsas, la CNMV, si bien días pasados se publicaban la la nueva presidenta del Banco Santander, apuntando a una brecha próxima a las 40 veces la remuneracón del líder mundial de la banca ética y cerca de 1.000 veces respecto a los becarios de la entidad. 

Precisamente, el erudiputado Jáuregui, uno de los máximos expertos en RSC, escribe hoy en CINCO DIAS que buena muestra de las divergencias económicas de la zona euro son las diferencias en los salarios entre algunos de los países de la misma zona monetaria. En Alemania y España, por ejemplo, hay salarios muy divergentes y quizás más a partir de las últimas noticias, que apuntan a un incremeneto del 3%.en el sector del metal. Recuerda al respecto que hay millones de empleos de bajos salarios en Alemania (minijobs, por ejemplo), pero la media salarial entre nuestros dos países dista más de un 25%. La crisis en España ha reducido los salarios –sobre todo del empleo joven– en más de un 20% en estos últimos cinco años y hoy tenemos un verdadero problema de subempleo en la cuarta parte de nuestra población laboral.

Tras referirse a las últimas noticias salariales de Alemania y España, Jáuregui señala que la estructura salarial en España merece, a la vista de todos estos precedentes, una reflexión un poco más profunda. Hay demasiados salarios bajos y son demasiado bajos. Seiscientos cincuenta euros de salario mínimo (junto a Portugal, el más bajo de la Eurozona) para cerca de un millón de empleados es la primera de nuestras anomalías. Una diferencia del 30% de retribución salarial entre temporales y fijos para la misma función, con cerca de cinco millones de trabajadores eventuales, es la segunda. Una diferencia de hasta el 25% de salarios entre hombres y mujeres, la tercera. Y una brecha salarial de uno a cien entre el salario más bajo y el más alto es un abanico salarial inaceptable, además de injustificado.

Termina anunciando en su tribuna que por eso se está planteando en toda Europa –y el PSOE lo llevará en su programa electoral– la limitación de los salarios de los directivos, la subida del salario mínimo y una ley para asegurar las retribuciones iguales más allá del género y la edad. Denuncia al respecto la explotación laboral a la que se ven sometidos miles de jóvenes españoles, licenciados; trabajando en consultoría, despachos, oficinas centrales, etc., con horarios que superan las diez o doce horas diarias, ganando durante años salarios que son la mitad o la tercera parte de los que perciben sus coetáneos en París, Londres o Múnich. "En el marco de una revisión profunda de nuestro Estatuto de los Trabajadores –no lo olvidemos, una ley de hace casi cincuenta años– tiene que adaptarse a un mundo laboral y productivo totalmente distinto al de la España de finales de los años setenta del siglo pasado, los salarios y las condiciones laborales de nuestro país deberán modernizarse, y sobre todo, alcanzar más equilibrio y justicia", concluye Jáuregui.

De interés

Artículos Relacionados