jueves,21 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y Sostenibilidad365 días para reformar la Universidad
ESPECIAL NAVIDAD

365 días para reformar la Universidad

ibercampus.info
Se va 2007. Nos deja un año cargado de cambios trascendentales para el mundo universitario de los que puntualmente ha informado ibercampus.es. A finales del pasado mes de marzo, el Parlamento daba luz verde a la reforma de la Ley Orgánica de Universidades (LOU) que supone importantes novedades en aspectos como autonomía universitaria, selección del profesorado o adjudicación de becas. Pero, sin duda, si por algo se recordará este año que ahora despedimos es por la adaptación de nuestra Universidad al Espacio Europeo de Educación Superior.

 

Palabras como ‘Bolonia’ o siglas como ‘EEES’ se han repetido una y otra vez en las informaciones que ha publicado a lo largo de 2007 ibercampus.es. Y es que, el proceso de convergencia europea ha comenzado a dar sus primeros pasos tras la puesta en marcha de los acuerdos recogidos en el Plan de Bolonia que pretende la unificación y nivelación de todos los títulos y currículos en la Unión Europea para permitir la movilidad estudiantil.

El pasado mes de octubre, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto de Ordenación de Enseñanzas Universitarias que establece, tal y como dicta Bolonia, una estructura más flexible y abierta de la enseñanza superior, organizada a partir de tres niveles: grado, master y doctorado. Esta estructura y la utilización del crédito europeo posibilitarán que los nuevos títulos sean comparables con los de los 46 países que forman el Espacio Europeo de Educación Superior.

Las universidades españolas podrán, por primera vez en la historia, ser las responsables de diseñar y proponer los planes de estudios que consideren más atractivos y acordes con sus recursos e intereses. Educación ha dado de plazo hasta febrero para que las universidades presenten sus titulaciones adaptadas a Europa.

Sin embargo, un proceso de tal envergadura no ha dejado indiferente a la comunidad universitaria que ha sido protagonista de multitud de protestas y manifestaciones en contra de la adaptación europea. Bajo lemas como ‘mercantilización de la enseñanza’ o ‘logsificación de la Universidad’ se han desarrollado algunas de estas protestas, entre las que han destacado las de colectivos como ingenieros o arquitectos, movilizados porque a su juicio, la nueva normativa no ofrecía las suficentes garantías para salvaguardar su profesión.

En este sentido, el Gobierno ya ha tomado una decisión sobre cuáles serán las condiciones de los planes de estudio de los primeros nuevos títulos universitarios que habilitan para ejercer profesiones reguladas por directiva europea o la legislación española, adaptados al EEES. De esta forma, el nuevo grado universitario de médico tendrá 360 créditos; el de veterinaria, 300; el de arquitecto, 300; el de arquitecto técnico, 240; los de maestro de Infantil y de Primaria, 240; y el máster oficial de Profesor de ESO, Bachillerato, FP, Enseñanzas Artísticas, de Idiomas y Deportivas, 60.

Reforma a nivel interno

Si la adaptación a Europa no fuera suficiente, en 2007 hemos asistido a una nueva reforma de la legislación universitaria, la LOU. El gabinete de Mercedes Cabrera consiguió que el Parlamento diese el visto bueno a su remodelación de la anterior Ley de Universidades promovida por el Partido Popular.

Entre las novedades de la modificada LOU, destacan la sustitución de la habilitación del profesorado por una acreditación para el funcionariado y la creación de un Estatuto del Estudiante Universitario, un Consejo para estos alumnos, un Observatorio de becas, un rediseño del Consejo de Universidades y el establecimiento de una nueva Conferencia General de Política Universitaria.

Además de artículos relativos a la promoción del deporte, el impulso para la convergencia europea, el fomento de la igualdad entre mujeres y hombres, el respaldo a la investigación, el reconocimiento de derechos y deberes de los estudiantes y el aumento de la plantilla de doctores, la reforma incorpora la transformación de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) en pública.

Esto es lo que ha dado de sí 2007, pero su sucesor no va a ser menos. El Gobierno tendrá que aprobar los futuros estatutos del personal docente o investigador universitario y del estudiante. El primero incluirá la regulación de una estructura de carrera funcionarial basada en la obtención de méritos, así como las condiciones en las que los funcionarios universitarios podrán participar en la gestión y explotación de los resultados de su investigación.

También la nueva Conferencia General de Política Universitaria, previo informe del Consejo de Universidades, tiene que elaborar un modelo referencial de costes que facilite a los poderes públicos el establecimiento de una financiación adecuada y favorezca su plena participación en el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Seguiremos informando…

De interés

Artículos Relacionados