miércoles,6 julio 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
Andalucía

A parte de la carrera, págame el piso

ABC
Los jóvenes andaluces cuando deciden hacer una carrera universitaria saben que el desembolso que sus padres deben hacer para pagarles los estudios superiores es considerable. Si además, estos jóvenes tienen que ir a estudiar lejos de sus hogares porque la Universidad está fuera de su localidad, a este gasto en formación se le suma el gasto en un piso de alquiler y en el régimen alimenticio.
En cifras generales, en Andalucía los jóvenes se gastan en un piso alquilado con otros compañeros unos 150-180 euros pero, si sumamos los gastos en la alimentación y los gastos extra semanales, la cifra alcanza los 350 euros al mes. Eso sin contar el dinero que supone pagar la carrera.
Entre las ciudades andaluzas, Sevilla, Granada y Málaga son las capitales donde cuestan más los pisos de alquiler, dato lógico porque es en esas ciudades donde se concentra la mayor oferta de estudios universitarios.
Pisos baratos, pero viejos.
En Sevilla, los pisos de alquiler más baratos se encuentran en el distrito Macarena. La mayoría de estos pisos,capacitados para albergar 3 ó 4 inquilinos, ronda el precio de 300-350 euros, baratos pero generalmente viejos.
Debido a la baja mensualidad, esto supone que sea una de las zonas sevillanas donde se encuentren más pisos de alquiler para jóvenes universitarios pero también, que sea una zona donde más inmigrantes viven en alquiler.
La zonas más caras sin embargo, son el Porvenir y Triana, donde los pisos de estudiantes alcanzan los 700 euros y, pese a haber poca oferta, es donde más demanda hay, según declararon a ABC distintos trabajadores del sector inmobiliario.
En Granada, ciudad donde hay gran variedad de carreras universitarias, la zona más cara coincide con el centro de la capital, lugar donde se encuentra carreras como derecho, medicina y algunas de ciencias. La mensualidad en dicha zona alcanza los 600 ó 700 euros, en cambio en la zona más barata, que es la Cartuja, el precio al mes oscila entre los 400 ó 500 euros, pero,aún habiendo pisos de buena calidad, al ser una zona marginal, pocos alumnos deciden irse allí a vivir.
Por tanto, casi todos los estudiantes viven por el centro y sus alrededores y claro, para paliar los gastos deben recurrir a empapelar la ciudad con carteles de: «Se busca compañero de piso».
Málaga por otra parte, es de las provincias andaluzas donde el alquiler está más caro.
Casi todos los jóvenes, se van a residir cerca de las facultades, ubicadas en la zona de Teatinos, lugar donde los pisos son en general nuevos, pero caros, 600 ó 650 euros cuesta al mes pisos de dos dormitorios y, entre 700 y 750 euros los de tres o cuatro. Pero, este desembolso en el piso supone ahorrarse un dinero en el desplazamiento, otro detalle a tener en cuenta.
Desconfianza para alquilar
En Cádiz, pocas agencias inmobiliarias ofertan pisos de alquiler para jóvenes estudiantes.Esta ciudad gaditana no dispone de tanta oferta de estudios superiores pero, aun así, son muchos los que abandonan su hogar para irse a un piso de alquiler porque viven en zonas rurales o lejanas a los núcleos universitarios. En Cádiz, la mensualidad está en torno a los 600-700 euros al mes en pisos frecuentemente viejos y antiguos de tres o cuatro dormitorios. Pero, el mercado de estos pisos está muy abierto, al haber pocas agencias, no hay muchas regulaciones de precios de pisos de alquiler y son los propietarios los que hacen tratos con los jóvenes inquilinos sobre el precio del piso, propiciándose en muchos casos disputas entre ambos porque, según los propietarios: «en pisos de por ejemplo dos, se meten siete».
Ante estas desavenencias entre propietarios e inquilinos, y la escasez de pisos que se ofertan para jóvenes estudiantes por miedo al impago, la Junta de Andalucía ha decidido ejercer de árbitro, creándose la Agencia de Alquiler.
Este nuevo servicio que intermedia entre los propietarios de viviendas susceptibles de ser alquiladas y los futuros inquilinos, sirve para asesorar profesionalmente a los dos grupos, aportando garantías a ambos si hubiera incumplimiento de los acuerdos, además de agilizar la salida al mercado de las viviendas desocupadas(según la Junta existen más de 550.000 viviendas desocupadas en Andalucía).
En cambio,dicha medida no está siendo muy bien acogida porque, son muchos los propietarios que se muestran reticentes a participar con la agencia.
A este carro inmobiliario también se han subido algunas Cajas de Ahorros, como Unicaja, éstas han diseñando hipotecas y préstamos, a cambio de combinarlo con productos financieros, cuyo fin es facilitar a los jóvenes poder acceder al piso.
Vivir en un piso de estudiantes no es ninguna ganga en Andalucía _ En Sevilla es donde se encuentran más diferencias en el precio del alquiler de este tipo de casas_ La Macarena, la zona más barata.

De interés

Artículos Relacionados