miércoles,25 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadAbuchean al Príncipe en la universidad
De la acampada en Sol a la UAM

Abuchean al Príncipe en la universidad

ibercampus.info
Un grupo de jóvenes indignados convocados por la acampada de la Puerta del Sol abuchearon ayer al Príncipe de Asturias a su llegada a la Universidad Autónoma de Madrid, donde el heredero clausuraba un encuentro internacional. Una treintena de personas se concentraron frente a la Escuela Politécnica Superior portando una pancarta que decía: "La educación no es mercancía", detrás de la cual había una bandera republicana, y gritaron frases como "queremos un pisito como el del principito", o "los Borbones a los tiburones".

 

El heredero del trono español se limitó a sonreír y a saludar. Los congregados tacharon también de "criminales" y "delincuentes" al príncipe de Asturias y al ministro de Educación, Ángel Gabilondo, que lo acompañaba para participar en la clausura del acto universitario “Construyendo una Universidad comprometida, más allá de la torre de marfil”, auspiciado por la Red Talloires, y donde 400 participantes, entre ellos 160 rectores de universidades de todo el mundo, ha debatido sobre la implicación de sus universidades en materia de responsabilidad social.

La Red Talloires –constituida en el año 2005 en la ciudad francesa del mismo nombre– tiene el objetivo de promocionar la responsabilidad social de las universidades. Bajo la Declaración Talloires, las instituciones firmantes se implican en incorporar el compromiso y el servicio a la comunidad como parte de sus funciones de enseñanza e investigación.

En su discurso de clausura, Don Felipe se mostró muy orgulloso de que “un encuentro internacional tan importante sobre educación superior haya tenido lugar en España, en Madrid y en mi Alma Mater” refiriéndose de este modo a la Universidad Autónoma de Madrid, en cuyo campus de Cantoblanco el heredero al trono cursó sus estudios de Derecho y Económicas.

Ante los nuevos retos que afronta la educación, el Príncipe precisó que “nuestros sistemas educativos siguen siendo instrumentos básicos para luchar contra la desigualdad, la pobreza y la exclusión, para hacerlo con responsabilidad social”. A este respecto, don Felipe citó la declaración de Talloires e hizo suyas sus palabras respecto a que “las Instituciones de Educación Superior existen para servir y fortalecer a las sociedades de las que forman parte”.

En este sentido, don Felipe quiso destacar el trabajo llevado a cabo por los responsables de la Red Talloires, un proyecto del que dijo: “vincula a cientos de personas e instituciones de cerca de 60 países de todo el mundo, comprometidas con el fomento de los valores cívicos y de la responsabilidad social en el ámbito de la educación superior”.

Con anterioridad al Príncipe de Asturias, tomó la palabra Ángel Gabilondo, ministro de Educación, para quien el Encuentro clausurado ha sido un acto de afirmación: “en un tiempo en el que escuchamos con frecuencia decir No, yo aquí quiero reivindicar el sentimiento afirmativo. Se puede ser crítico pero afirmativo. Lejos del simple lamento se requiere compromiso y para ello tenemos que huir de la crítica que considera el Sí como algo dócil y el No como algo arriesgado”. En este sentido, Gabilondo defendió la universidad como “un espacio de transmisión del conocimiento, de innovación, de organización, un lugar preferente de cara a formalizar un nuevo modo de pensar,” ya que para el titular de Educación “la responsabilidad social sólo existe de verdad si en esa apuesta por un nuevo modo de pensar “hay compromiso, si hay igualdad y si hay justicia. En una palabra, si hay ética”. También precisó su concepción de la responsabilidad como la “capacidad para dar respuesta” si bien según apuntó “puestos a responder hemos de empezar primero por escuchar, sobre todo a aquellos que no tienen voz ni portavoz”.

Finalmente el ministro de Educación reivindicó el alcance que ha de tener la Economía como “ciencia social y humana. Reivindicamos una economía al servicio de la política y no al revés. Nuestro Sí afirmativo no lo es para una economía sin corazón”.

Sobre este y otros asuntos ligados a las políticas de responsabilidad social emprendidas por los campus universitarios han venido debatiendo a lo largo de tres días en la UAM personalidades del ámbito de la universidad, la empresa y las instituciones públicas. Entre los temas abordados como objetivos comunes destaca: la elaboración de estrategias sobre el futuro de la Red Talloires, la propuesta de nuevos proyectos, la evaluación del estado actual del compromiso cívico y de la responsabilidad social en la educación superior, y el compartir conocimientos sobre la implementación de políticas y programas que promuevan el desarrollo humano y social.

 

De interés

Artículos Relacionados