lunes,18 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaAdif y Allianz, culpadas tras las 79 muertes de Santiago
El juez duda de una y los clientes de otra

Adif y Allianz, culpadas tras las 79 muertes de Santiago

Redacción
Tras el accidente que causó la muerte de 79 personas cerca de Santiago al desarrilar un tren, la responsabilidad social corporativa (RSC) de Adif está puesta en duda por el juzgado, que acaba de imputar junto al maquinista a los responsables de seguridad, y la de Allianz por familiares de las víctimas, a quienes pide el billete como requisito para indemnizarles o excusa para no hacerlo.

El juez que investiga el accidente ferroviario de Santiago de Compotela, en el que murieron cerca de 80 personas el pasado mes de julio, ha imputado a la "persona o personas de Adif responsable/s de la seguridad en la circulación en el tramo de la línea ferroviaria que une las estaciones de Ourense y Santiago".

El juez sostiene que ante la "ausencia de las más elementales medidas de cuidado, la conducta censurada puede incluirse provisionalmente en las infracciones penales graves, es decir, en el ámbito del delito y no de la falta".  Precisamente la seguridad forma parte de la responsabilidad social corporativa de las empresas, sobre la cual Renfe y el Administrador de Infraestructuras ferroviarias (Adif) adquieren diversos compromisos públicos, entre ellos el de puntualidad, como destacó Ibercampus desde el primer día.

Según el declaración de Responsabilidad Social Corporativa de la empresa pública publicada en su web, Adif se compromete a una "seguridad integral del sistema ferroviario", y añaden que trabajan "intensamente para contribuir a garantizar la máxima seguridad de los que trabajan en la empresa y de aquellos que hacen uso de las infraestructuras y de nuestras instalaciones, así como de los contratistas". 

2013 ha sido el año en el que Adif se ha comprometido de una forma especial a la seguridad de en la circulación con la concreción de un plan para evitar la siniestralidad Según una noticia publicada el pasado febrero por el sindicato de maquinistas de UGT, "las grandes inversiones tecnológicas y en infraestructura han aumentado el nivel en materia de seguridad, una situación que no debe estancarse sino mejorar, estar en continuo avance conforme vayan surgiendo nuevos adelantos técnicos".

No obstante el juez que lleva la causa ha considerado que las medidas que impiden los accidentes en ese tramos de vía son insuficientes: "Se deberían haber adoptado otros procedimientos que salvasen o evitasen el resultado de aquella predecible equivocación advirtiendo del peligro y no ha sido así", ha indicado.

En este sentido, argumenta el juez que la instalación de una señal fija de cambio de velocidad máxima a 80 km/h por su ubicación, entre 200 y 300 metros del inicio de la curva, se muestra insuficiente para evitar los resultados de muerte o lesiones de las personas que viajaban en el tren". Así, explica que la misma "está próxima a la citada curva que hace imposible o muy remotamente posible la corrección manual de la inadecuada marcha para sortear el riesgo".

De este modo, el magistrado ve que la señalización existente en la zona "en modo alguno puede ser considerada medida de seguridad adecuada para evitar el riesgo de descarrilamiento derivado de la configuración de la vía, puesto que, aunque sea una advertencia de precaución lo es de la próxima entrada en una estación pero, en modo alguno, dirigida a alertar de aquel riesgo porque no es esa su función y ni siquiera a reducir la velocidad por debajo del máximo permitido hasta la entrada en la estación".

Los problemas con Allianz

Por otra parte, la aseguradora de Adif está poniendo problemas a la hora de adjudicar las indemnizaciones por el accidente de Santiago, han denunciado varios familiares de las víctimas según el diario ´La Opinión de A Coruña´. Explican que Allianz les exige que presenten el billete de tren de los pasajeros afectados para poder cobrar. No obstante, los allegados explican que, debido a la magnitud del accidente, es imposible presentar los documentos, a menos que hayan pagado con tarjeta. 

"Mucha de la documentación que había en las carteras desapareció, otra se quemó en los vagones o se extravió tras el descarrilamiento. ¿Qué va a pasar con quienes no tengan el billete?", se preguntan familiares de víctimas del accidente del Alvia, al tiempo que cuestionan el papeleo que se les exige para tramitar las indemnizaciones, según recoge el mismo periódico. "¿No es suficiente justificante que el parte de defunción ponga que mi hijo falleció en Angrois?", pregunta un afectado.

Allianz indica en su web su compromiso con las víctimas del siniestro asegurando su máxima participación en la tramitación del accidente. "Allianz Seguros, ha puesto en marcha una especial operativa para la atención a los perjudicados por el accidente ferroviario acaecido en Santiago de Compostela y ello en coordinación con Renfe Operadora", exponen en la portal.


Sin embargo, según ha constatado el periódico digital VozPopulis, "Allianz no está solicitando el billete de tren a los afectados por el accidente ferroviario. La compañía entiende que en situaciones de este tipo no es un requerimiento necesario y se basa en la lista de víctimas incluida en las actas judiciales para llevar a cabo su labor". Las indemnizaciones, de 60.000 euros por persona fallecida, son, de acuerdo con lo establecido por Allianz, “independientes de las que puedan corresponder de quien resulte responsable”: dicho de otro modo, el seguro cubre como mínimo esa cantidad. 

Desde Renfe afirman que no les consta queja alguna de familiares o víctimas que hayan iniciado los trámites de indemnización por esa razón. Renfe aconseja a los afectados con problemas ponerse en contacto con la oficina de atención al cliente o con Allianz y aclara que de no conservar el billete se estudiará, ya que hay otras fórmulas para justificarlo. Puede ser, apuntan, diciendo la hora, día y estación en la que se compró el billete, ya que ese dato aparece en el registro de ventas de Renfe.


Allianz Seguros, una compañía que cuenta con más de 78 millones de clientes repartidos por todo el mundo, se sitúa en "en vida y salud, así como en gestión de activos, entre los cinco mayores proveedores del mundo". Además, destaca entre sus principales líneas de actuación la "seguridad vial".

De interés

Artículos Relacionados