viernes,20 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónAfrontar la vejez. Prevenir la dependencia. MUJERES

Afrontar la vejez. Prevenir la dependencia. MUJERES

El Envés
Envejecer con salud y alegría 2 Dedicar tiempo a una misma 3 Quiere y cuida tu cuerpo 4 Lo importante del amor y la amistad 5 Con una misma, con los demás 6 ¿Por dónde empiezo?

Mujeres

Puedes intervenir, puedes decidir. Eres capaz, merece la pena.

Las mujeres sabemos muy bien que la vida es cambio.

A lo largo de los años, hemos sabido adaptarnos a todas esas fases

por las que nuestro cuerpo pasa. Y a los cuidados y necesidades que nuestros seres queridos necesitaban de nosotras.

Con el envejecimiento también hay cambios. Algunos son molestos, pero también tenemos más tiempo, menos obligaciones y muchos años de vida por delante. Y sobre todo… Ahora sabemos mucho más que antes.

Ideas para MEJORAR TU PRESENTE y PREPARAR TU FUTURO, empleando el tiempo en mantener buena salud, cuidar tus relaciones sociales, mejorar el estado de ánimo y realizar nuevos y divertidos proyectos.

Envejecer con salud y alegría

Dedicar tiempo a una misma

Quiere y cuida tu cuerpo

Lo importante del amor y la amistad

Con una misma, con los demás

6 ¿Por dónde empiezo?

Envejecer con salud y alegría

Ahí van algunas ideas para conseguirlo. A medida que se tienen más años, tenemos más probabilidades de tener algún problema de salud: no vemos, ni oímos tan bien, se nos olvidan algunas cosas, podemos tener pérdidas de orina, estamos más torpes, a veces nos sentimos tristes…

Evitarlo o reducirlo, está en nuestras manos, actuando de manera inteligente, cambiando algunos comportamientos y aceptando algunas limitaciones:

Hacer ejercicio.

Cuidar nuestra alimentación. Acudir a los médicos y, sobre todo, seguir sus recomendaciones.

Volver a DISFRUTAR DE LA AMISTADAprender cosas nuevas.

Y todo ello, manteniendo y cuidando nuestras relaciones sociales.

Además de la familia también son muy importantes, en esta fase de la

vida, nuestras amigas, compañeras y compañeros de asociación, etc…

1.  Dedicar tiempo a una misma

Si haces un repaso, verás que con los años has ido aprendiendo

muchas cosas y desarrollado muchas HABILIDADES, que en esta

fase de nuestra vida puedes utilizar en TU PROPIO BENEFICIO. Sabemos cuidar a los demás. Vamos a cuidarnos nosotras. Ahora es el momento. Dedica tiempo a CUIDARTE.

Y cuando necesites AYUDA, antes de quejarte, PÍDELA.

Cuenta lo que sientes. Hay mucha gente que quiere y puede ayudarte: familia, amigas y amigos, médicos, servicios sociales…

2.  Quiere y cuida tu cuerpo

Sabemos de la importancia del CUIDADO DEL CUERPO.

Acepta, quiere y cuida tu cuerpo con alimentación equilibrada, ejercicio, hidratación, buscando ropa y maquillaje que te favorezcan…

NO QUIERAS APARENTAR LA EDAD QUE NO TIENES.

Hay formas de belleza que sólo alcanzamos con la edad: la elegancia, la personalidad, la comprensión… Valora todo eso, lo has conseguido gracias a los años.

Si estás a gusto con tu cuerpo y con tu edad, te sentirás y te sentirán MÁS FAVORECIDA y MÁS GUAPA.

 3. Lo importante del amor y la amistad

Nosotras sabemos mucho del amor. Hemos hecho muchas renuncias

por él; a veces demasiadas. Es el momento de recrear la RELACIÓN

DE PAREJA, él tiene más tiempo, tú también. ¿Cómo? Disfrutar juntos de lo que os gusta. SALIR a pasear, a bailar, con los amigos, de excursión, de viaje…

No insistas en hacerlo todo sola: AHORA DEBÉIS COMPARTIR LAS TAREAS DOMÉSTICAS, el cuidado de los abuelos y de los nietos.

Háblale de lo que quieres, de lo que te gusta y de lo que no te gusta; de lo que sientes. Incluida la sexualidad: dile lo que necesitas y lo que te apetece y

ESCUCHA sus deseos también. Reserva una parte de tiempo para ti,

además de estar con él.

Sabemos el valor de la AMISTAD. Siempre hemos tenido una amiga con quien hemos compartido secretos, dispuesta a ayudar. Ahora es más importante que nunca cuidar las amistades. Dedícales tiempo y disfruta de ellas.

Y tengas o no tengas un amor, no renuncies a ENAMORARTE. Es igual de maravilloso a todas las edades.

4.  Con una misma, con los demás

Estar sola o quedarse viuda NO ES EL FIN. No es la situación ideal, pero si no lo podemos cambiar, lo más inteligente es adaptarnos y buscar sus VENTAJAS. Busca la parte positiva de estar sola.

Antes, pendiente de toda tu familia, siempre eras la última. Ahora es cuando eres de verdad la REINA DE LA CASA.

Tomas tus decisiones y no tienes que dar cuenta a nadie. Puedes tener tus propios horarios para todo: Levantarte, acostarte, cuándo y qué ver en la televisión. Todo el tiempo para cuidarnos, arreglarnos, salir, aprender cosas nuevas y conocer gente.

Tanto si vives sola como en compañía recuerda tres cosas que son muy importantes para sentirte bien: Tu familia es importante, pero no es lo único: DESCUBRE QUE HAY MÁS MUNDO y QUE TE ESTÁ ESPERANDO.

Ahora puedes hacer cosas diferentes a las de siempre, AUNQUE SEA POR PRIMERA VEZ. Puedes SER y SENTIRTE LIBRE. Utiliza esa libertad.

 5. ¿Por dónde empiezo?

Poco a poco, sólo tienes que PENSAR MÁS EN TÍ y en tu bienestar.

Sólo si te sientes bien podrás alegrar a las personas que te quieren. Cuídate más, dedícate más tiempo y MEJORA TU RELACIÓN con los que te rodean. Comienza por hablarlo con quien tú confíes: Una amiga, hija… JUNTAS podréis hacerlo MEJOR QUE SOLAS.

Lee estas sugerencias con tu mejor amiga, coméntalo con ella y comenzad juntas a buscar. En tu ayuntamiento, en centros sociales… busca donde te informen sobre ACTIVIDADES ORGANIZADAS que te interesen: gimnasia, pintura, arte, informática, viajes, voluntariado…

¡ANÍMATE! Hay mucho por APRENDER, HACER y DISFRUTAR…Mucho por ofrecer y mucho por recibir. Te vas a sorprender. Convéncete. Eres capaz de hacerlo.

José Carlos Gª Fajardo. Emeritus U.C.M. Fundador de Solidarios

De interés

Artículos Relacionados