miércoles,20 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaAhora si habrá frenado automático en los trenes
Tras las informaciones sobre la responsabilidad de Renfe

Ahora si habrá frenado automático en los trenes

Irene Matías
El Ministerio de Fomento anunció ayer que, si los trenes superan el límite permitido, se frenarán de forma automática, tras las informaciones de Ibercampus sobre la responsabilidad empresarial de Renfe y Adif, al margen de la que según todas las versiones publicadas pueda corresponder al maquinista del tren cuyo descarrilamiento provocó la muerte de 79 personas.

Para ello, se instalarán balizas ASFA de control de velocidad en los tramos de vía férrea similares al del accidente de Santiago, según se anunció ayer oficialmente, después de que el enfoque de Ibercampus sobre el accidente del Alvia fuera incluso cuestionado en Antena 3 TV  por uno de los mayores expertos españoles en ferrocarriles, Ángel Maestro.

La mejora anunciada en la seguridad ferroviaria viene en la primera recomendación de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF). Esta además solicita que todas las reducciones de velocidad máxima programadas en plena vía, entre estaciones, a partir de cierto rango, estén señalizadas en la vía. Fomento asegura que Adif ha puesto en revisión todos sus protocolos de seguridad, en especial aquellas zonas de transición a la red convencional y en los trayectos de integración de núcleos urbanos.


De momento, la gestora de infraestructuras ferroviarias ha limitado a 30 kilómetros por hora la velocidad en el tramo de vía próxima a Santiago en el que el pasado 24 de julio descarriló el tren Alvia Madrid-Ferrol. Además, un tramo antes también se ha reducido la velocidad a 160 kilómetros por hora.


Por otro lado, el interventor Antonio Martín Marugán declaró ayer ante el juez que instruye la causa, Luis Aláez. En su declaración reiteró que telefoneó al maquinista para favorecer la entrada a la estación de Pontedeume a una familia que viajaba con dos niños. A la salida de los juzgados, el interventor dijo que en ningún momento se ha considerado culpable, pero que psicológicamente está "tocado" por lo ocurrido.


Los diarios impresos y otros medios informativos prosiguen hoy el relato de la secuencia de la tragedia. Así, reflejan que el maquinista habló con el revisor hasta 11 segundos antes del accidente y escuchó mientras un aviso que indicaba la proximidad del tramo con un límite de 80 kilómetros por hora. Según consta en las cajas negras, el maquinista comenzó a frenar siete segundos antes del descarrilamiento, cuando viajaba a 199 kilómetros por hora. El tren descarriló a una velocidad de 179 kilómetros por hora.

De interés

Artículos Relacionados