lunes,6 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónAl Andalus 2.0.: La ciber-yihad contra España
Manuel R. Torres Soriano / Biblioteca GESI, 2014

Al Andalus 2.0.: La ciber-yihad contra España

Redacción
Esta obra, nuevamente de actualidad a raíz del ataque terrorista yihadista en Barcelona, analiza la explosiva combinación entre terrorismo, nuevas tecnologías de la información y agravios históricos. La recuperación del dominio islámico sobre la Península Ibérica continúa siendo un objetivo irrenunciable para Al Qaeda y sus afines. Los radicales han encontrado en Internet una oportunidad para potenciar y reinterpretar en términos agresivos el mito de un paraíso arrebatado por la fuerza.

A partir de abundante información inédita, el libro del profesor Torres Soriano explica el papel que juega Al Andalus en el universo yihadista, se rastrean los rincones del ciberespacio donde resulta posible encontrar el español como vehículo para incitar a la violencia, se reconstruye el papel que jugó Internet en los atentados del 11-M en Madrid, y se profundiza en algunas de los principales operaciones policiales contra los grupos e individuos que han empleado el ciberespacio para librar su particular yihad contra España.

El profesor Torres acaba de explicar en LA RAZÓN atrás los arentadis de Barcelona Por qué estamos en la diana.Dice que el año 2016 finalizó con un dato inquietante: se alcanzó el record de menciones a España por parte de la propaganda elaborada por las distintas organizaciones terroristas de naturaleza yihadista.  El país fue mencionado hasta en un total de 44 ocasiones, lo que supuso el punto más elevado de una línea que no ha cesado de crecer desde los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid. 

Nuestro país comparte con otras naciones occidentales los mismos argumentos de culpabilización: es un aliado activo de Estado Unidos, forma parte de la coalición militar internacional que «ocupa» tierras musulmanas y desempeña una intensa actividad contraterrorista. Pero al mismo tiempo, posee unas características singulares que agravan la amenaza que recibe por parte de estos grupos: el yihadismo percibe a España como la ocupante ilegítima de Al Andalus, una tierra perteneciente a la comunidad islámica, que ha sido arrebatada y ocupada por infieles. 

El terrorismo yihadista incorpora entre sus objetivos la «devolución» de cualquier dominio que en algún tiempo estuvo bajo el control del islam, un proceso de debe producir la reinstauración de las fronteras originarias del Califato medieval, y que legitima cualquier violencia contra los «usurpadores».

A esta peculiaridad histórica, se añaden las reivindicaciones que realiza el yihadismo sobre Ceuta y Melilla, cuya ubicación geográfica en el norte de Marruecos, y abundante población musulmana, ha servido como base para que el yihadismo situara ambos ciudades en el mismo plano de victimización que otros enclaves icónicos como Jerusalén o Grozni. En los últimos años, Estado Islámico ha sido el actor individual que más propaganda ha generado sobre España, ocupando el liderazgo que históricamente había desempeñado Al Qaeda y su filial magrebí. La hiperactividad comunicativa de esta organización ha revitalizado el papel de nuestro país en el imaginario radical, y ha servido para espolear la violencia verbal y la imaginación de cientos de usuarios anónimos de redes sociales de internet, que han replicado y ampliado este conjunto de las amenazas. La relevancia de estas alusiones propagandísticas va más allá de su interpretación como indicios de complots terroristas en marcha, o como fuentes de inspiración inmediata para individuos radicalizados, sino que tienen un peso acumulativo que va agravando la amenaza. Las nuevas tecnologías de la información han transformado el ciclo vital de la comunicación terrorista. En un entorno donde los medios de masas eran la única puerta de entrada a la opinión pública, el mensaje terrorista tenía una durabilidad muy reducida más allá del entorno social inmediato de estos grupos. Este mensaje dejaba de estar disponible para el gran público, en la medida en que los medios desviaban su atención hacia otras cuestiones. Internet proporciona una durabilidad potencialmente ilimitada y facilidad de acceso, lo que permite que los contenidos terroristas desplieguen sus efectos mucho más allá del momento temporal en el cual fueron creados.

Aunque de manera hipotética las alusiones yihadista sobre España cesasen por completo, toda la producción propagandística anterior seguirá siendo una fuente activa de inspiración terrorista. Eso explica que a pesar de que el número de menciones terrorista a nuestro país se ha desplomado a lo largo de 2017, el nivel de amenaza no se ha visto afectado debido a la siniestra influencia que siguen ejerciendo todas aquellas llamadas del pasado que justifican y alientan el asesinato de españoles bajo cualquier circunstancia y en cualquier lugar.

Perfil del profesor Torres Soriano

Manuel Ricardo Torres Soriano es Profesor Titular en el Área de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. Es Director del Curso de Experto Universitario en Análisis del Terrorismo Yihadista, Insurgencias y Movimientos Radicales de esta Universidad, así como profesor del Máster en Estudios sobre Terrorismo de la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR) y del Máster en Estudios Estratégicos y Seguridad Internacional de la Universidad de Granada.

Ha sido Investigador del Departamento de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad de Granada y Visiting Fellow de la Universidad de Stanford , Johns Hopkins University en Washington D.C., Kings College de Londres, London School of Economics y en la Universidad de Harvard.Es Doctor por la Universidad de Granada con la tesis titulada "La dimensión propagandística del terrorismo yihadista global", trabajo ha sido distinguida con el Premio Defensa de Investigación 2008.

Es autor del libro: El Eco del Terror. Ideología y propaganda en el terrorismo yihadista. Plaza y Valdés, Madrid, 2009; así como de numerosos capítulos de libro y artículos académicos sobre terrorismo, comunicación política y ciber-seguridad.Ha sido ponente invitado en el Instituto de Seguridad Pública de Cataluña, la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas (ESFAS), el Centro Alti Studi per la lotta al Terrorismo e la Violenza Politica (C.e.A.S) de Roma, en OTAN-NATO, la Joint Special Operations University, en la Escuela Superior de Guerra de Colombia, y en más de una veintena de universidades y centros de investigación españoles e internacionales.

Ha recibido varios premios en reconocimiento a su rendimiento académico e investigador: Premio Extraordinario de Licenciatura de la Universidad de Granada, Primer Premio Nacional de Terminación de Estudios Universitarios en Ciencia Política concedido por el Ministerio de Educación y Cultura (2002); Premio "Francisco Moreno" (2005) concedido por la Revista General de Marina; el Tercer Premio de la Revista Ejército (2007), y el Premio de Investigación Real Maestranza de Caballería – UPO (4ª edición – 2010).

De interés

Artículos Relacionados