sábado,21 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónAlteraciones en el cómputo

Alteraciones en el cómputo

José Ángel García Landa Vanity Fea
Nos comunica lo que sigue Comisiones Obreras sobre la nueva manera en que se establecerá la dedicación docente de los profesores, entre otras reformas en curso en la normativa universitaria:

 

La dedicación de la actividad docente del PDI funcionario podrá variar en función de la actividad investigadora reconocida. Con carácter general, será de 24 créditos ECTS. Será de 16 créditos ECTS para aquellos PDI que se encuentre en las siguientes situaciones:

– Profesores TU, TEU y CEU con 3 o más evaluaciones positivas consecutivas, habiéndose superado la más reciente en los últimos seis años

– CU con cuatro o más evaluaciones positivas consecutivas, habiéndose superado la más reciente en los últimos seis años.

– En todo caso, cuando se hayan superado favorablemente cinco evaluaciones.

Es decir, para aquellos que tengan la fortuna de llevar en el puesto más de 18 años con evaluación de su investigación positiva de forma consecutiva, lo que representa un porcentaje mínimo de la plantilla, con una edad no inferior a los 55 años.

Será de 32 créditos ECTS, quien se encuentre en alguna de las siguientes situaciones:

– Que no haya sometido a evaluación el primer período o que haya obtenido una evaluación negativa de dicho período.

– Que hayan transcurrido más de seis años desde la última evaluación positiva.

Es decir, para la gran mayoría, esa que combina de forma cotidiana la investigación con la docencia de calidad y la atención individualizada a sus alumnos y que dedica parte de su actividad a tareas de gestión en las titulaciones, en los departamentos o en los centros. Que investiga, pero no en exclusividad, porque habitualmente ya da muchas clases y le acontecen situaciones diversas propias de la condición humana y/o política de este país (recortes en la investigación, maternidad, baja por enfermedad, ausencia de infraestructuras y equipos en su universidad, etc.) A continuación en el artículo 68.3 dice: El gobierno, previo informe de las CCAA y del Consejo de Universidades, regulará las bases del régimen general de dedicación del PDI. Es decir, se nos anuncia que esto solo es el comienzo, lo verdaderamente demoledor, la “berlusconización” de la universidad española está todavía está por llegar.

Es obvio que la aplicación de este decreto tendrá una repercusión muy importante en las plantillas de las universidades, en las que se acentuará el conocido "efecto Mateo", es decir, aquel que investiga podrá investigar más, y el que no puede hacerlo, nunca podrá, y en las que el PDI laboral quedará seriamente dañando, pues sencillamente será imposible alcanzar los méritos para conseguir las sucesivas acreditaciones, con estas condiciones.

End of quote. Esto a resultas del Real Decreto-ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo. Que puede leerse en el BOE del 21 de abril, miren si fue deprisa.

Bien, pues lo que es a mí este Real Decreto no me perjudica en absoluto; sin llegar a gustarme, más bien me beneficia, aunque limita por obligación mi dedicación a la docencia. Me tendré que dedicar más a investigar, visto lo visto. Porque observo que estoy en el caso de los que ven su dedicación docente reducida ("por decreto") a 16 créditos, por los tres sexenios consecutivos y recientes que tengo reconocidos. Y esto ya ha entrado en vigor, con lo cual el año que viene tendré que dar un grupo de clase menos que este año. Menos mal que no soy catedrático.

Porque, obsérvese un detalle curioso, podría decirse malicioso, de este Real Decreto (y es que todo Real Decreto tiene sus mensajes entre líneas). Resulta que los catedráticos de universidad que estén en mi situación, con tres sexenios, no tienen reducción de dedicación docente, y tienen que dar 24 créditos como todo quisque. A los catedráticos se les exigen cuatro sexenios, no se sabe si para demostrar su inherente valía que no se les supone, o quizá para penalizarlos directamente, a los catedráticos con pocos sexenios, por haber ascendido a velocidad digamos demasiado estratosférica. La diferencia entre titulares y catedráticos, que normalmente o no existe o juega a favor de estos últimos (sobre todo en unos eurillos más de sueldo), resulta que aquí perjudica a los catedráticos, o al menos a los que han ascendido con menos sexenios por detrás. Digo menos sexenios y no menos carrera investigadora, porque parte del problema en este Real Decreto es la manera en que santifica e institucionaliza ya el sexenio no como complemento salarial sino para fines de creación de Cuerpos Virtuales, cuerpos de profesorado funcionario digo, al margen de los tradicionalmente establecidos. Virtuales pero muy efectivos pues marcan unas diferencias en dedicación docente (y en ingresos) que pueden ser mayores que las de los cuerpos "oficiales". Luego, ya los detalles de que si es acertado descontar docencia al que tenga el último sexenio pero además tres seguidos, y no al que tiene más pero alguno suelto por allí… eso ya son arbitrariedades de la administración. Discutibles, pero donde podía haber discusión, ahora hay Real Decreto, así que nos atendremos a él. Observen que la fraseología no dice que algunos profesores podrán tener una dedicación de 16 créditos,sino que "DEBERÁ dedicar a la función docente la parte de la jornada necesaria para impartir en cada curso un total de 16 créditos ECTS" quien se encuentre en el caso en que me encuentro.

Así que enterado quedo, y descargado.

Publish or perish a base de horas

 

De interés

Artículos Relacionados