jueves,21 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadAmérica Latina lejos de alcanzar una educación básica
Datos de la Unesco

América Latina lejos de alcanzar una educación básica

ibercampus.info
Según un estudio de la Unesco pocos países de América Latina están "en el buen camino" para cumplir con los objetivos de una "Educación para Todos" (EPT) establecidos en 2000 para 2015.

El estudio anual de "Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo" revela que, a pesar de los "importantes progresos" en la escolarización infantil en la región y especialmente en países como Guatemala, uno de cada doce jóvenes tan siquiera ha terminado sus estudios primarios en América Latina y en el Caribe.



En una región donde casi el 50 % de la población tiene menos de 25 años, ocho millones de jóvenes necesitan "vías alternativas" a fin de adquirir las competencias que les permitan encontrar un empleo digno, según la edición 2012 del estudio, que este año se centra precisamente en la relación entre educación y acceso al trabajo.



La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) considera que, frente a la situación de hace cuatro años, cuando América Latina y el Caribe sí estaban bien posicionados en este sentido, en la actualidad muchos países de la zona se encuentran de nuevo "muy rezagados".



Hoy en día casi 2,7 millones de niños de la región se encuentran excluidos de la enseñanza primaria, según este informe, lo cual se traduce en que en países como Nicaragua "sólo el 46 % de los niños de ese grupo de edad logrará alcanzar el nivel de aprendizaje más elemental".

Las "graves carencias" en los primeros años de enseñanza no se solucionan con la llegada a niveles de educación superior, debido a que la falta de inversión en la adquisición de competencias acordes con el mundo laboral impide a los jóvenes encontrar trabajo, como es el caso de Brasil, con un 20 % de desempleo juvenil.



Mientras, en los países más pobres, los salarios de los puestos a cubrir mantienen a estas personas en el umbral de la pobreza o incluso por debajo de esta.



En cualquier caso, son las zonas rurales las que concentran la inmensa mayoría de jóvenes pobres y con menos estudios. Por ello, según el estudio, es necesario dotarles de una formación empresarial y comercial que les dé acceso a un trabajo, en lugar de abocarles a emigrar a la ciudad, donde las condiciones de vida no son mejores.



"En el caso de México, el programa ´Joven Emprendedor Rural y Fondo de Tierras´ ha formado a jóvenes en la agricultura sostenible y en un año, sus ingresos se han incrementado un 20 %", recordó el informe.



La aplicación de programas educativos que preparen para el mundo del trabajo, combinando la formación en las aulas con una experiencia laboral se ha revelado "eficaz", explicó la directora del estudio, Pauline Rose, quien señaló que América Latina ha ofrecido "buenos ejemplos" de ello.



Aunque los responsables del informe admitieron que este tipo de iniciativas son costosas, recordaron que, según sus estimaciones, cada dólar invertido en educación, rinde entre 10 y 15 dólares a lo largo de su vida en términos de rendimiento económico.



Es "desesperadamente necesario" incrementar la financiación para la adquisición de competencias profesionales en educación, así como el número de programas de formación alternativos, consideraron.



Según sus cálculos, para conseguir la universalización de la enseñanza primaria en los países pobres en 2015 hace falta invertir 16.000 millones de dólares anuales, a lo que habría que sumar otros 8.000 millones para el primer ciclo de enseñanza secundaria.

Los nuevos países donantes con economías emergentes como Brasil, que solo aporta dos millones anuales al sector educativo, "pueden contribuir más, sus recursos se lo permiten", señalaron.

De interés

Artículos Relacionados