sábado,23 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica

Analytica

Redacción
La firma británica de análisis de datos Cambridge Analytica se encuentra en el centro de la controversia en Estados Unidos y Gran Bretaña. A partir de 2014, Cambridge Analytica obtuvo datos de 50 millones de usuarios de Facebook a través de medios que engañaron tanto a los usuarios como a Facebook

Más conocido por ayudar a la campaña presidencial de Estados Unidos de Donald Trump en 2016, Cambridge Analytica ahora enfrenta registros gubernamentales en su oficina de Londres, preguntas de las autoridades estatales de EE. UU. y una demanda de Facebook para que se someta a una auditoría forense.

Cambridge Analytica es una rama de SCL Group, un contratista gubernamental y militar que afirma trabaja en todo, desde investigaciones sobre seguridad alimentaria hasta la lucha contra los narcóticos pasando por campañas políticas. SCL se fundó hace más de 25 años, según su sitio web.

Cambridge Analytica se creó en 2013 inicialmente enfocada en las elecciones estadounidenses, con un respaldo de 15 millones de dólares del multimillonario donante republicano Robert Mercer, hombre elegido por Steve Bannon, ahora asesor de Trump en la Casa Blanca, informó The New York Times.

La compañía, que según informó el New York Times estaba compuesta en su mayoría por trabajadores británicos, ayudó a la campaña presidencial del senador republicano Ted Cruz antes de ayudar a Trump.

Cambridge Analytica se promociona a sí misma como proveedora de investigaciones de consumo, publicidad dirigida y otros servicios relacionados con los datos tanto para clientes políticos como corporativos.

No enumera a sus clientes corporativos, pero en su sitio web los describe incluyendo un periódico que quería saber más acerca de sus suscriptores, una marca de ropa para mujeres que buscaba datos sobre sus clientes y una aseguradora de automóviles de los EE.UU. interesada en promocionarse a sí misma.

El canal británico Channel 4 News informó el lunes, basado en un video grabado con cámara oculta, que Cambridge Analytica dirigió en secreto las campañas del presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, en las acaloradas elecciones de 2013 y 2017. Cambridge Analytica rechazó la información.

El su web, la compañía enumera cinco ubicaciones de oficinas en Nueva York, Washington, Londres, Brasil y Malasia.

Después de que Trump ganara la Casa Blanca en 2016, en parte con la ayuda de la firma, el CEO de Cambridge Analytica, Alexander Nix, acudió a más clientes para presentar sus servicios, informó el Times el año pasado. La compañía se jactó de que podría desarrollar perfiles psicológicos de los consumidores y los votantes, que era una “salsa secreta” que solía influir en ellos con mayor eficacia que la publicidad tradicional.

Sin embargo, consultores rivales y asistentes de campaña expresaron dudas sobre los reclamos de la compañía. Brad Parscale, quien dirigió las operaciones digitales de Trump en 2016, dijo que la campaña no utilizó los datos de Cambridge Analytica, sino que se basó en los datos de los votantes de una operación del Comité Nacional Republicano.

A partir de 2014, Cambridge Analytica obtuvo datos de 50 millones de usuarios de Facebook a través de medios que engañaron tanto a los usuarios como a Facebook, informaron el sábado el New York Times y el London’s Observer.

Los datos fueron recolectados por una aplicación desarrollada por un académico británico, Aleksandr Kogan. Unas 270,000 personas descargaron la aplicación e iniciaron sesión con sus credenciales de Facebook. La aplicación reunió sus datos y los de sus amigos, y luego Kogan pasó los datos a Cambridge Analytica.

La firma británica de análisis de datos dijo el sábado que inicialmente no sabía que Kogan había violado los términos de Facebook, y que borró los datos una vez que se enteró en 2015. Kogan no pudo ser contactado para hacer comentarios.

Sin embargo, los datos no se eliminaron, según apuntaban The New York Times y The London Observer, pese a que la compañía negara dicha acusación. Facebook, por su parte, está investigando para verificar la exactitud del reclamo.

Facebook afirma estar presionando a Cambridge Analytica para obtener respuestas, luego de recibir garantías de la firma en 2015 de que había borrado todos los datos. Facebook ha contratado a auditores forenses de la firma Stroz Friedberg para esclarecer este punto.

Mientras Facebook investiga, la red social dijo que suspendía a Cambridge Analytica, su matriz SCL, Kogan y otro hombre, Christopher Wylie, anteriormente de Cambridge Analytica, desde su plataforma por violar las reglas de Facebook.

Sin embargo, es posible que la investigación de Facebook tenga que esperar hasta que las autoridades gubernamentales completen su investigación. La Oficina del Comisionado de Información del Reino Unido está buscando una orden para registrar la oficina de Cambridge Analytica y pidió a los auditores de Facebook que se retiren mientras tanto, según Facebook.

 

 

De interés

Artículos Relacionados