sábado,21 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOrganizacionesInclusión social"Ante la dificultad de conciliar el empleo con el cuidado de los...
Begoña San José

«Ante la dificultad de conciliar el empleo con el cuidado de los hijos, optan por no tenerlos»

Redacción
Begoña San José es la cara de la lucha contra la violencia de género. Vicepresidenta del Forum de Política Feminista, su andadura se demuestra por las muescas que tiene en el cinturón. Tras años como activista a favor de la inclusión de género, San José es una de las expertas mejor preparadas en este campo. En el día Internacional de la Violencia de Género asegura que España está fallado a causa de los recortes en educación y sanidad.

 ¿Para qué sirven los Días internacionales como el de la violencia de género que fechado para hoy, 25 de noviembre?

Nos obligan a analizar colectivamente lo que ha pasado en el año pasado y a renovar el esfuerzo hacia el futuro. A nuestro sistema público contra la violencia de género, que se diseñó en la Ley de 2004 como integral, le está fallando, por los recortes y la LOMCE, la prevención desde los colegios e institutos, por el Decreto 16/2012 empeora la detección precoz desde los centros de salud, especialmente de la violencia que sufren mujeres inmigrantes sin permiso de residencia. Además, la reforma del régimen local quitando a los ayuntamientos los servicios sociales y de igualdad va a empeorar la atención social, de manera que tenemos que corregir la tendencia desde la crisis a un descenso de denuncias y prestaciones a la vez que crecen las agresiones.

Entre las prioridades que debería tener la agenda mundial, ¿en qué lugar situaría usted la efectiva inclusión de género y qué supondría conseguir ese objetivo?

En los Objetivos de Desarrollo del Milenio post 2015 se está discutiendo en Naciones Unidas cómo incluir tanto acciones específicas para la igualdad entre mujeres y hombres como controles eficaces para que en la educación, la seguridad alimentaria, la erradicación de la pobreza, la atención sanitaria etc no se reproduzca la discriminación. Pero además de consensuar un buen programa hacen falta personas con poder y recursos para aplicarlo. El gobierno de España "invitó" hace un año a ONU Mujeres a cerrar su oficina en nuestro país, y eso no ayuda.

En septiembre 2013 el gobierno ha presentado el Informe de la aplicación 2008-2013 de la Convención para la Eliminación de toda forma de Discriminación de la Mujer (CEDAW) y 50 ONGs de mujeres y de cooperación internacional estamos haciendo el "Informe sombra", porque los recortes y reformas están minando la igualdad social y de género.

¿Cuál es el valor real del trabajo doméstico no pagado en España y en el mundo?

A nivel mundial creo que no se ha estudiado. En España, el Instituto Nacional de Estadística, aplicando la medida 165 de la Conferencia Mundial de la Mujer Beijing 1995, estimó en 2008 que el valor del trabajo doméstico no pagado equivalía al 27% del PIB, cifra similar a la producción del sector público, valorándolo en 4 euros la hora, cuando la retribución media de los asalariados era de 12 euros/hora para hombres y 8,9 para las mujeres.

En la Ley de Dependencia se preveía incrementar en un 3% del PIB el gasto público, a fin de sustituir a las cuidadoras familiares no pagadas por servicios públicos profesionales de ayuda a domicilio, centros de día, residencias etc. Sólo se llegó al 0,64% del PIB, y desde 2012 se ha excluido a las personas con dependencia moderada y se va recortando la dotación presupuestaria, de manera que, en vez de avanzar hacia la cobertura universal que declara la ley, que supondría atender a más de millón y medio de personas, no se está reemplazando a los que mueren, y cada día hay 95 personas menos con servicios profesionales. ¿Quien asume las tareas diarias de lavarles, darles de comer, moverles etc. Mayoritariamente sus hijas, y en segundo lugar las empleadas de hogar.

¿Por qué hay ultimamente tan diferente comportamiento entre el empleo y el paro de las mujeres y de los hombres?

De 2008 a 2011 se destruyó más empleo masculino, porque la construcción, muy masculinizada, estaba en el epicentro de la crisis. Sin embargo, en 2012-2013 el epicentro de la destrucción de empleo son los servicios, sobre todo salud y servivios sociales, que son mayoritariamente públicos y muy feminizados. El 63% de los 133.800 empleos destruidos en los últimos cuatro trimestres son de mujeres del sector público. Sin embargo creo que la educación y la voluntad de independencia económica de las mujeres van a hacer que no nos retiremos al papel tradicional de desánimo ante las crisis.

¿Qué cambiará a partir del 2017 cuando, según el INE, habrá en España por primera vez más muertes que nacimientos?

La caida de la natalidad, que en 2012 fue del 3,9%, manifiesta que, las mujeres más que los hombres, ante la dificultad de conciliar el empleo con el cuidado de los hijos, optan por no tenerlos. Es una privación del derecho a la maternidad o paternidad, una injusticia, y una irresponsabilidad demográfica de los poderes públicos, que no ven más allá del corto plazo y del fundamentalismo del recorte del gasto público.

¿Qué debe de cambiar y cómo para suprimir esas brechas de valor del trabajo entre géneros?

Las feministas insistimos mucho en el reparto familiar y social del cuidado de la infancia y de las personas en situación de dependencia, porque asignárnoslo sólo a las mujeres es un hándicap para la igualdad en la economía, el empleo y la disponibilidad de tiempo, sin que los avances en educación, control de la natalidad o derechos políticos lo eliminen. Además, si el trabajo no pagado de atención a la infancia y las personas dependientes se profesionaliza, se paga, genera muchos puestos de trabajo, y aprovecha más racionalmente, en conjunto, nuestros recursos humanos y materiales.

¿Cómo hacer posible esos objetivos si además usted preconiza el impago de la deuda pública que considera ilegítima?

Estamos viendo como la economía financiera se infla y desinfla especulativamente. Los mismos que valoraron los activos inmobiliarios privados en cien ahora no los quieren ni por treinta y los mismos que predican "más mercado, menos Estado" están logrando más Estado para socializar sus pérdidas. El Estado es una comunidad de personas y se debe a ellas, a nuestras vidas reales, a los derechos humanos, entre los que se encuentran la educación, la salud, el empleo y la igualdad. Pero los recorta a la vez que asume el pago preferente de 36.600 millones de euros por intereses muy altos, apoyándose en un cambio del artículo 135 de la Constitución sin referendum. En esta disyuntiva entre la bolsa o la vida, la legitimidad está en la vida.

De interés

Artículos Relacionados