jueves,27 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaAprender chino: hoy es una oportunidad, mañana será una obligación
El mandarín se impone en el mundo de los negocios

Aprender chino: hoy es una oportunidad, mañana será una obligación

ibercampus.info
La gran barrera para hacer negocios en China no es la distancia ni los aranceles, sino la cultura. Eso es lo que piensan en la mayoría de las empresas españolas que han apostado por desarrollar su trabajo en el país con mayor capacidad de crecimiento del mundo. Por ello, aprender chino mandarín es en estos momentos una oportunidad de trabajo. Igual en unos años es una obligación para casi todos.

Hoy en día, se hace prácticamente imprescindible ampliar el conocimiento en torno a este gigante asiático: conocer su lengua, sus hábitos y costumbres conlleva una potencial mejora en los pactos y acuerdos económicos, negociaciones más eficaces y, sin duda alguna, un aumento de los contactos y las amistades.

En Madrid está el Instituto Iberochino, que enseña la lengua de Confucio. Según un responsable del centro, “en las clases de chino de Instituto Iberochino, nuestra prioridad es proporcionar las herramientas al estudiante para que aprendan con facilidad y eficacia el chino mandarín. Nuestro equipo de profesores hace que aprender chino sea una experiencia divertida y útil para todos los alumnos. Utilizamos los métodos más avanzados para conseguir resultados buenos a corto plazo y asegurar la máxima eficacia”.

Es evidente que para llegar a adquirir un buen nivel de conocimiento de una lengua lo más aconsejable es ir a aprenderla al lugar de origen, más aún si se trata de un idioma con unas características tan particulares como el chino, cuya complejidad hace que su aprendizaje no sea una tarea fácil. El actual auge de este idioma, estudiado por más de 30 millones de personas en todo el mundo, ha impulsado que un buen número de centros de estudios superiores chinos abran sus puertas a estudiantes extranjeros. Así, cada vez son más las empresas promotoras de cursos en el extranjero que incluyen China entre sus destinos más novedosos.

En Consumer leemos que según el Ministerio de Educación de China, los centros docentes superiores del país también ven cómo se incrementan anualmente las solicitudes de estudiantes extranjeros que desean incorporarse a sus aulas, muchos de ellos interesados sobre todo en los cursos de lengua china que se imparten en ellos. Tal como recoge el Departamento de Cultura China, hoy en día más de 30 universidades ofrecen formación a estudiantes extranjeros del idioma chino en alguna de sus facultades.

La forma de acceder a estos centros es hacerlo a través de acuerdos entre universidades o por medio de solicitudes individuales, en este último caso, los candidatos deben consultar los criterios de admisión del centro donde deseen estudiar para poder completar su ingreso. Una de las universidades más destacada es la Universidad de Lengua y Cultura de Beijing (BLCU), la única dedicada a enseñar el chino a estudiantes extranjeros, donde se han formado ya cerca de 100.000 estudiantes de 167 países. La BLCU ha desarrollado su propia metodología en la enseñanza de la lengua china, y cuenta, entre otras, con la Facultad de Formación Avanzada en Lengua China, que ofrece cursos anuales a estudiantes extranjeros y la Facultad de Formación Intensiva en Lengua China, que se centra en cursos de mandarín de corta duración. Para acceder a cualquiera de los cursos de lengua en ambas facultades los únicos requisitos de ingreso que hay que cumplir son tener entre 18 y 50 años y haber finalizado el Bachillerato.

Los precios de los cursos en esta universidad varían según la duración de los estudios. Por ejemplo, un curso de lengua de un año tiene un coste de 2.400 euros y uno de corta duración de seis semanas asciende a 500 euros. Estos precios incluyen sólo la matricula, el curso y el material y, por tanto, hay que añadirle el coste del hospedaje que, dentro de la universidad, puede oscilar entre 9 y 15 euros diarios en una habitación individual y 4 y 8 euros diarios en una compartida.

De interés

Artículos Relacionados