martes,26 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaAprender inglés... en la cama
Métodos para perezosos

Aprender inglés… en la cama

ibercampus.es/EFE
Los que argumenten que les da pereza estudiar inglés ya no tienen excusa: la Universidad de Oxford ha ideado un sistema que permite aprender el idioma desde la cama o el sofá, que permite descansar mientras se aprende el lenguaje de una forma amena y sencilla.

Después de realizar un total de trescientas entrevistas a personas de ambos sexos, laboralmente activos, y de entre 21 y 50 años, la conclusión fundamental a la que llegaron los expertos de la Universidad británica de Oxford es que la mayoría de la población (un 78,3 por ciento) se va directamente a casa tras salir del trabajo. Sobre las actividades a realizar una vez llegados al hogar, la encuesta fue también clarificadora: descansar, tumbarse y relajarse, en un 57,6 por ciento.

Un 37,8 por ciento de los encuestados afirmaba que el principal freno para no estudiar inglés tras su jornada laboral, eran la pereza y el cansancio, y un 36,4 por ciento constataba que la falta de tiempo.

Este estudio llega más lejos y relata que el 84,5 por ciento de los que se declaraban cansados o sin tiempo, no obstante ven la televisión doméstica más de hora y media al día. También que cuatro de cada diez entrevistados estudiarían más si dispusieran de un lugar más cómodo.

Con estos datos, la conclusión de la Universidad de Oxford es que el argumento de la falta de tiempo es una excusa para no estudiar y que el freno principal es «el cansancio y la pereza».

Por tanto, este centro pedagógico propone «un nuevo escenario de estudio que proporcione descanso físico a los usuarios, a la vez que se muestren sus contenidos en un lenguaje eminentemente televisivo, con música y diálogos actuales» con el objetivo de ponérselo fácil a los estudiantes trabajadores y que aprovechen su tiempo al máximo.

Así nació el curso MyOxfordEnglish. En él se facilita una almohada provista de un dispositivo para enchufar los auriculares, junto con un botón denominado «Bed Mode», para girar la página web de la Universidad en el ordenador noventa grados y poder estudiar en posición horizontal. De este modo, el estudiante puede practicar inglés tumbado cómodamente en la cama o en el sofá.

La Universidad de Oxford cree que el hecho de adaptar este curso así «se ajusta más a la auténtica realidad de la población que, al llegar a casa tras una dura jornada laboral, sólo piensa en tumbarse en el sofá o en la cama.

De interés

Artículos Relacionados