Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

lunes, 30 de noviembre de 2020  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
Se acentúa el uso publicitario o reputacional de los ODS 2030 y de la RSC
Mediapro admite "pago de sobornos" en la FIFA para las regiones de Centroamérica y Caribe(CONCACAF)
Las excajas de ahorros dicen que aportaron 5.004 millones de euros en impuestos el año 2019
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
Matilde Mas y Antón Costas reciben la Gran Cruz al Mérito en el Servicio de la Economía 2020
Mayoral gana la primera vuelta para seguir de rector en Unizar y disputará la segunda a Ana Elduque
Este martes, tele-elecciones a rector en Unizar: 4 candidaturas agrandan las polémicas de forma
 Universidades




















ENTREVISTAS Ampliar +  
´Autor de Así empieza todo: la guerra oculta del S.XXI´: "Biden no elimina los problemas de Europa"
"Muchas de familias en pobreza energética sufren un acoso de las grandes empresas que debe terminar"
En 2020 se han consumado 3 rupturas:política, institucional y cotidianeidad ante COVID (Jáuregui)
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
Plan A: 38 estrategias y 383 propuestas para que España sea líder en innovación y sostenibilidad
Reelegida Ana Gómez, primera mujer en presidir la mayoritaria Asociación Nacional de Laboralistas
La Seguridad Social explica su oferta de Empleo 2020 de 323 plazas por grupos profesionales
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
XXVII Conferencia Iberoamericana de Ministros/as de Educación
CEPAL pide a los Estados garantizar el acceso a agua,electricidad y alimentos a los más vulnerables
Más de 130 años de cárcel al exmilitar Montano por la Matanza de Estado de jesuitas en El Salvador
TENDENCIAS Ampliar +  
Accidente del autobús sin conductor que estrenaba la UAM
El consejo editorial de Ibercampus pide aprovechar la crisis para lograr una enseñanza del sigloXXI
Los economistas urgen afrontar el envejecimiento más allá de la reforma del sistema de pensiones


Los políticos que no amaban a las mujeres


De nuevo vuelvo a reincidir sobre el problema de los derechos de las mujeres. Desgraciadamente las cifras de asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o exparejas sentimentales no paran de recordarnos el frente social que sigue permaneciendo abierto. Cifras que son un claro indicador de que algo, mejor, un muy mucho, no anda bien en las relaciones entre mujeres y varones.
Vueltas al conocimiento 11 de enero de 2016 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


Para los partidos políticos los derechos de las mujeres han sido siempre, en el mejor de los casos, un tema "indiferente". La historia nos muestra que ante las demandas de  igual trato y derechos,  los partidos en principio sostuvieron  una actitud en franca oposición. Sin más baste recordar que  los logros sociales  de equidad para las mujeres  como,  por ejemplo,  el derecho al voto, a la educación o al divorcio, se  debieron siempre al empeño  y  lucha de las reivindicaciones formuladas por las feministas y sin más compañía que ellas mismas.

 Quizá esta “indiferencia” sea la que explique el rechazo de la mayoría de mujeres feministas a engrosar las filas de las agrupaciones políticas incluso las situadas a la  izquierda ideológicamente -la derecha, como es sabido,  por principio, niega el conflicto en la estructura social-.   Si bien es cierto que  ha habido y hay algunas feministas que sí se han atrevido a aceptar el reto partidista integrándose. Mayormente lo que les suele suceder es que se encuentran  con  el  “reconocimiento”  de un  mejor o peor arrinconamiento personal y de sus ideas.  A pesar de que en algunos casos se trata de feministas de larga e impecable trayectoria política dentro del movimiento de los derechos de las mujeres.    

 Hasta aquí muchos lectores y lectoras pensaran que todo esto es una visión feminista interesada y por tanto  exagerada de la realidad y que no hay porqué quejarse tanto, pues también se pueden observar los avances que se han hecho en los últimos tiempos en  la mayoría de los  partidos políticos (incluso los de derechas). Éstos se han vuelto más sensibles a la igualdad entre mujeres y hombres y  así muchos de ellos han  incluido  mujeres  como cabeza de sus listas electorales (Ada Colau, Manuela Carmena, Inés Arrimadas, etc.).  Asimismo se puede alegar que en el campo de la violencia de género se ha  logrado un alto reconocimiento institucional del problema.

Ciertamente la sociedad española tiene una ley (Ley Orgánica 1/2004) que en su día supuso un gran avance social y con el que se  ganaron el respeto y  los elogios del resto de países europeos. Efectivamente se han abierto juzgados especializados, se  ha concienciado y especializado a policías, jueces y  cuerpo sanitario; tenemos casas refugios, teléfono de atención a las víctimas, etc.

Sin embargo,  las  noticias  nos recuerdan muy a menudo que los asesinatos  siguen perpetrándose e incluso llegan a  crecer de manera intolerable cada año (57 asesinadas en 2015). Lo más dramático de todo ello es  que parece ser que por parte de la clase política no hay visos  de poner solución a estos crímenes y demás violencias contra las mujeres. Para los políticos  la considerada violencia de género  es tomada como  un mal bíblico en  tanto no parece que busquen solución. No, no exagero. Esta desgraciada  afirmación la sostengo, y me atrevo a pronosticar que casi todo el mundo la intuye, ante la  inoperatividad política mostrada hasta el momento.   

Las evidencias de este desinterés político son contundentes, las tenemos delante y a la vista.  Basta con aproximarse a los programas electorales de 2015 y sus propuestas en materia de violencia de género. Da la impresión de que se hubiera producido un consenso entre los cuatro partidos con posibilidades de gobernar -supongamos que tanto solos como  en distintas coaliciones-. El común denominador del supuesto  pacto no es otro  que  abordar el fenómeno de la violencia de género  sólo en el  nivel de las consecuencias, esto es, la atención a las víctimas. Sí, no es ningún error,  les animo a que lo contrasten.

Por supuesto, que desde estas líneas no se propone quitar ni un solo céntimo a los cuidados y atención a las víctimas, pero ¿nuestra sociedad se puede permitir que sólo hasta ahí vayan sus esfuerzos para salvar las  vidas de tantas mujeres? Sí bien es cierto que alguna propuesta va un poco más allá y  pide que se restablezca en el sistema educativo la desaparecida asignatura de Educación para la Ciudadanía o una medida similar ¿un problema de esta dimensión se soluciona sólo con una asignatura o seminario?

Tampoco puedo dejar de mencionar, por el contrario, que en algún caso también se proponen empeorar lo hasta hoy dispuesto en la ley mencionada. Así Ciudadanos llega a cuestionar el propio fenómeno de la violencia contra las mujeres,  sustituyéndolo por todas las violencias que se producen en el ámbito doméstico, lo que creo, por otro lado, que le valió a esta formación política su público desenmascaramiento  ideológico.

Ante este llamémoslo “pacto” habria que preguntarse cómo hubiera reaccionado la opinión pública española, o imaginemos a los propios medios de comunicación, si ante el problema de la violencia de ETA, por ejemplo, las propuestas políticas hubieran tenido  el mismo alcance: la atención a las víctimas más la propuesta de incluir una asignatura educativa en el currículo escolar o seminario en el caso de  extra-escolares. De risa si no fuera porque estamos ante una tragedia humana.

 ¿Somos exageradas las feministas?

faarranz@ucm.es


Otros asuntos de Blogs
El caso Asunta, la violencia simbólica contra las mujeres en los medios
El feminismo no es una anécdota
El feminismo no es una anécdota
El feminismo no es una anécdota
Las asesinadas de segunda categoría
Las esclavitudes identitarias

Suscríbete gratis a nuestro boletín
LIBROS
Lanzan en España la tesis de que el trabajo está matando a la gente y a pocos les importa
Tres Cantos y la Universidad Popular, un siglo después de extenderse por España estas instituciones
"Estamos ante una encrucijada vital: una sociedad del descarte o del cuidado"
¡Jugad, jugad, malditos! La epidemia del juego en España: ludópatas y capos del azar
Extendida la salud en la ciudadanía democrática hasta lograr erradicar un virus: el de la viruela
Renacimiento y revoluciones plagadas de infecciones y soluciones: hacia un mundo más saludable
TESIS Y TESINAS
La lucha contra la pandemia, menos eficaz por la polarización política y social
Un documento prueba que Junta de Andalucía desvía 11 millones del COVID para salvar Canal Sur
Equilibrio y control postural en la niñez autista, claves para mejorar su integración sensorial
China tiende a elevar su influencia al sur de Panamá y EEUU al norte, geográfica y funcionalmente
Banco de España urge reforzar educación y formación de habilidades con el Fondo de Reconstrucción
Gana fuerza la idea de que los anticuerpos del COVID no garantizan inmunidad ante la reinfección
1 Infiltrados (The Departed)
2 Índice de ´Vanity Fea´ en Ibercampus
3 En tiempos de covid: el cuidado necesario y la hermandad afectuosa
4 No podemos hacer que el agotamiento nos ponga en pausa
5 La Espiral Hermenéutica
6 Matilde Mas y Antón Costas reciben la Gran Cruz al Mérito en el Servicio de la Economía 2020
7 Plan A: 38 estrategias y 383 propuestas para que España sea líder en innovación y sostenibilidad
8 Se acentúa el uso publicitario o reputacional de los ODS 2030 y de la RSC
9 ADICAE analiza la última sentencia del Tribunal Supremo sobre cláusulas abusivas
10 Millones de tuits en todo el mundo revelan que la infodemia comparte similitudes con la epidemia
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
La reforma del PDI de Castells: hacia más diferencias salariales y discrecionalidad por autonomías
Falta un Goya que pinte esta pandemia
¿Sale barato para los catalanes el proceso independentista de Cataluña?
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS