Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

viernes, 5 de junio de 2020  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
Las empresas IBEX35 se resisten a informar de cómo cumplen en corrupción,impuestos yderechos ajenos
ICO opera con Atradius Crédito-Caución aunque le prohiben que sus avales pasen por paraíso fiscales
Una veintena de organizaciones urge libre acceso a la información administrativa
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
UPC revela el origen de dos fragmentos del meteorito de Barcelona, que cayó en 1704
Crue defiende el Sistema Universitario en la vertebración social de España para superar la crisis
Las universidades tendrán tres años para reducir las tasas hasta los niveles de 2011
 Universidades




















ENTREVISTAS Ampliar +  
"El COVID 19 es un evento quizá nunca ocurrido como ahora, y pone en peligro nuestra civilización"
"Tratamos de predecir cuál será la próxima enfermedad emergente para evitar otras más como COVID"
"En un año,aunque no haya vacuna,habrá infectado un 40% o 50% de la población y el virus frenará"
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
Trabajo y agentes sociales empiezan a desarrollar reglamentos de planes de igualdad retributiva
La afiliación a Seguridad Social se recuperó en mayo 187.814 personas y 450.000 salieron de ERTEs
Los ERTE salvan 3,3 millones de empleos y más de medio millón de empresas, según Trabajo
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
Bajan los precios básicos menos el arroz, con 7 países iberoamericanos entre los 23 con más COVID
América Latina perderá un 7% de su PIB este año por el COVID, 2 meses atrasado, según Banco Mundial
Brasil supera a Portugal como segundo país iberoamericano con más víctimas por COVID tras España
TENDENCIAS Ampliar +  
El voto latino en las elecciones de EEUU 2020 llegará al 13,3%
La tasación de viviendas pasa de física a digital y solo Madrid y Barcelona superan mínimos de 2012
El siglo de Asia empieza este 2020 de Juegos en Japón con temores existenciales y de salud mental


Economía invisible, 2ª parte

¿Cómo medir la nueva economía del siglo XXI?


Hace más de 30 años,Robert Solow, Premio Nobel de Economía 1987, escribía una frase que se ha citado numerosas veces desde entonces: En todos los sitios puede verse que estamos en la edad de los ordenadores, excepto en las estadísticas. Más recientemente otros dos Premios Nobel, Joseph Stiglitz y Amartya Sen insisten, en una visión más amplia y compartida por muchos economistas, en que el PIB presenta muchas limitaciones como indicador de funcionamiento económico y progreso social.
Futurolandia 4 de mayo de 2016 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


 Noticias relacionadas
  Las 5 claves del futuro del periodismo, tras NewsImpact Summit Madrid 2016
 "Un robot podría evolucionar por sí mismo"
 Las empresas postales invertirán 20.000 millones en TICs
 América apuesta por las TICs para superar desigualdad social

Hace pocos dias, un especialista en estrategia tecnológica e innovación, Irving Wladawsky-Berger, publicaba un post titulado "Beyond GDP: Measuring value in a service-oriented, information-based, digital economy", insistiendo en que el PIB es una medida de producción incapaz de medir el valor aportado por la cantidad explosiva de bienes de información de libre uso en Internet, tales como los artículos de Wikipedia, los mapas de Google, el software abierto de Linux o los videos de You Tube.

El peligro está en que una medición incorrecta de la marcha de la economía puede conducir a diagnósticos incorrectos y a medidas inadecuadas. Un tema muy sensible es el de las mejoras de productividad, que observamos, a nivel global, que vienen sistemáticamente quedando en ritmos muy reducidos, inferiores incluso al 0,5% anual.

He recibido en pasadas semanas dos post cuya lectura he recomendado.  En el de @kike_vazquez, "El misterio de la productividad" se insiste en que vivimos un momento en que la mayor parte de las tecnologías no se centran en incrementar notablemente la producción, sino en hacer lo mismo que antaño a un coste mucho menor.

En el otro post, de @imuroben, "Sin explicaciones al descenso de la productividad en todo el mundo", se ofrecen algunas posibles causas añadidas (capacidad de arrastre limitada, escasa reinversión, bajos salarios en una economía de la precariedad, escasa flexibilidad), a  la clave de que crecen los nuevos servicios con valores de uso reconocidos, pero que no son fácilmente monetizables, es decir que no tienen valor de cambio.

Desde mi punto de vista, el problema de una adecuada medición de la nueva economía que se está conformando en las últimas décadas y ya apunta cambios radicales para un futuro inmediato, exige tratar tres cuestiones diferentes:

  1. El cálculo de precios de bienes y servicios que simultanean mejoras con reducción de costes.
  2. El tratamiento de las inversiones y capital intangibles, habitualmente tratados como gastos.
  3. La valoración de bienes y servicios disponibles gratuitamente.

El primer punto nos lleva a una metodología desarrollada ya hace algunos años y que se conoce con el nombre de precios hedónicos: precios según el "placer"que producen unos bienes al consumidor al satisfacer sus necesidades. Lo inició el Bureau of Economic Analysis (BEA) de EEUU en 1990, en el contexto de una revisión de indices de precios en su Contabilidad Nacional, en el documento "Measurement of real output and prices for high-tech goods".

La idea básica es disponer, en diferentes periodos, de distintos modelos de un mismo producto (p.ej. ordenadores personales) para los que conocemos sus precios y principales características, que se corresponden con las cualidades que el comprador valora cuando adquiere cada modelo (p.ej. memoria, capacidad de disco duro, velocidad de proceso,...). A partir de estos datos se estiman unos "precios-sombra" para cada característica y se deducen los precios que un consumidor teoricamente valoraría para un modelo nuevo más evolucionado. Los ordenadores más recientes tendrían precios contenidos o incluso a la baja (ley de Moore sugiere un coste reducido a la mitad cada dos años), pero los precios hedónicos marcarían el valor implícito para el consumidor de esas mejoras.

La experiencia en EEUU indicaba que los precios de los ordenadores se habían estancado prácticamente, pero deberían haber crecido entre un 15 y un 40% anual si se valorasen sus mejoras, lo que debiera incorporarse a una medida más adecuada del PIB y, por tanto, de las mejoras de productividad del sistema. El proceso se aplicó a ordenadores, semiconductores, radios, televisores, automóviles, instrumental científico...y se estimó su efecto en un 0,3 de crecimiento adicional del PIB, como promedio anual durante el periodo considerado.

La segunda aplicación a la que quería referirme es la de medición del capital intangible o capital basado en el conocimiento, tema que ya adelanté en dos post anteriores ("9 tipos de capital intangible" e "¡Invertir en innovación, en conocimiento, en futuro!"  en blog.antoniopulido.es/?p=1419). Aunque existen antecedentes hace más de 20 años, en relación con la consideración de los gastos en I+D o software como auténticas inversiones con impactos a varios años, no hay hasta 2006 una propuesta integral aplicable (Corrado, Hulten y Sichel,  "Intangible capital and economic grow").

La idea básica es buscar indicadores de gasto que puedan reflejar los esfuerzos hechos en los siguientes campos, que pueden considerarse como inversiones a capitalizar:

  1. Información computarizada (software y bases de datos)
  2. Propiedad de innovaciones (I+D, nuevos productos y sistemas, originales artísticos y de entretenimiento, exploración minera)
  3. Competencias económicas (valor de marca, estructura organizativa)

Sin entrar en detalles fuera de lugar, el impacto de este enfoque conduce a elevar el PIB de un país entre el 5 y el 15%  y las mejoras de productividad entre 2 y 9 décimas de punto de porcentaje, en países desarrollados en que ya se han realizado aplicaciones. Los cálculos más recientes dan aún valores más elevados al incluir, el capital intangible, actividades de no-mercado como salud, educación, cultura o protección social (Corrado,Haskel y Jona-Lasinio, 2015).

Pero ni precios hedónicos, ni capital intangible solucionan el problema más delicado y posiblemente el más difundido y creciente en ésta nueva sociedad del conocimiento que se viene conformando: la existencia de bienes y servicios a coste cero.

En una conferencia sobre tecnoeconomía celebrada en 2012 ("Why it matters that GDP ignores free goods"), un economista del MIT, Erik Brynjolfsson, señalaba que miles de nuevos bienes y servicios de esta sociedad de la información se introducen cada año. "Pero de acuerdo con las estadísticas oficiales de PIB, el sector de la información (software, publicación, audiovisual, telecomunicación y servicios de información y proceso de datos) supone aproximadamente la misma proporción que hace 25 años -aproximadamente el 4% ¿No tenemos ahora más información que nunca?...A pesar de la mayor revolución tecnológica, las estadísticas oficiales no incluyen el valor de bienes digitales y uno podría concluir que el sector de la información no ha crecido nada desde 1960...Pero sólo en los últimos cinco años hemos duplicado el tiempo que dedicamos a estos productos."

El problema parece insoluble de partida, ya que el PIB sólo recoge valor de cambio de los bienes y servicios producidos, a partir de los precios de mercado o, excepcionalmente, por los costes de producirlos en los casos de no-mercado. Pero los servicios distribuidos a través de Internet no tienen costes adicionales por la expansión de su uso, se compensan costes con otras actividades de las empresas o son incluso fruto del "tiempo libre" de las personas.

Brynjolfsson y Oh ("The attention economy: Measuring the value of free digital services on the Internet", 2012) han utilizado ese tiempo libre (según su experiencia para EEUU entre tres y seis horas por semana), valorado por el coste de otras alternativas de uso, que lleva a asignar un valor del bienestar ganado o excedente del consumidor de unos 2.600$ por usuario, que supondría elevar la tasa de crecimiento del PIB en 0,39 puntos de porcentaje de media entre 2002 y 2011.

Más alla de ésta u otras soluciones (encuestas a consumidores, asignación de valor de publicidad,...), la realidad es que hasta ahora incorporamos a las estadísticas de PIB lo que tiene un valor asignado y excluimos los bienes de uso libre. Un economista dedicado a economía digital hablaba en las redes de la Clothline Paradox: Si metes  la ropa en una secadora, su coste y el de la energía que gastas se contabiliza; si la cuelgas en un tendedero desaparece de la economía. Por eso seguimos sin valorar las labores del hogar, la naturaleza libre o la destrucción del medio ambiente sin coste.

Antonio Pulido twitter.com/PsrA 

Otros asuntos de Blogs

Suscríbete gratis a nuestro boletín
LIBROS
Comunicación para juristas
La Renta Básica
Mi heroína eres tú. ¿Cómo pueden los niños luchar contra la COVID-19?
"Contagio" y "La Peste", pandemias de ficción, se convierten en virales y en causas de aprendizaje
Las administraciones españolas
"Jesucristo ¿Quien fue?",obra del exsacerdote y ufólogo Freixedo tras morir a los 96 este octubre
TESIS Y TESINAS
Banco de España urge reforzar educación y formación de habilidades con el Fondo de Reconstrucción
Gana fuerza la idea de que los anticuerpos del COVID no garantizan inmunidad ante la reinfección
En confinamiento, la desigualdad se magnifica
España, segundo país de la UE donde más creció la desigualdad de rentas durante la crisis
Alta evidencia del poder de las élites empresariales en la política de Chile y otros 7 países de AL
La inteligencia artificial supera barreras para el reconocimiento automático de lenguas de signos
1 Las universidades tendrán tres años para reducir las tasas hasta los niveles de 2011
2 Solo el 5,2% está inmunizado frente al COVID, tras el 5% de casi un mes antes
3 Los duendes financieros de la UE y el coronavirus
4 España podría recibir más de 140.000 millones de Europa en 2021,de ellos 77.324 en ayudas directas
5 Nadie se va del todo
6 Asi será desde julio la Renta Minima Vital (RMV) de España, ultimo país europeo en adaptarla
7 Que se sueñen inmortales
8 Españoles "filman" la primera medición cuántica y demuestran que es un proceso real, no idealidad
9 El factor humano es la clave del éxito
10 Aprobada la sexta prórroga del estado de alarma y la Estrategia Española de Economía Circular
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
La Naturaleza, nuestra mejor vacuna
Vaciar los centros de educación especial (para integrar a sus alumnos en colegios),misión imposible
Un curso académico malherido este de 2019-2020
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS