Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

viernes, 25 de septiembre de 2020  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
Las inversiones de impacto social y medioambiental positivo pasaron de 90 a 229 millones en 2019
Bayer pierde 8.059 millones de euros por el glifosato tras admitir que Monsanto espiaba a críticos
Cómo las empresas del AVE corrompieron al Rey emérito empaña la información debida en RSC de todas
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
Los economistas, por bajar fiscalidad de módulos,a la riqueza y el endurecimiento en comprobaciones
Dos alumnas UPM ganan el James Dyson Award 2020 con 3 mascarillas en un solo producto más ventilado
Primer estudio del síndrome del trabajador quemado entre los doctorandos españoles: lo sufre un 36%
 Universidades




















ENTREVISTAS Ampliar +  
"Los niños rara vez son el caso primario de un brote, pero algunos viven en familias sin comida"
"Si tenemos que cerrar los colegios en las primeras semanas de curso, habrá sido un fracaso"
"Al ver daños y retorno del juego vía impuestos, el perjuicio multiplica con creces al beneficio"
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
La formación en habilidades digitales, resaltada como clave en la reconversión y recuperación
Trabajo propone a sindicatos y patronal mantener el veto al despido objetivo por COVID hasta 2021
Este curso hay 8.294.270 alumnos matriculados en 28.624 de centros y confirma el mayor alza de FP
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
CEPAL pide a los Estados garantizar el acceso a agua,electricidad y alimentos a los más vulnerables
Más de 130 años de cárcel al exmilitar Montano por la Matanza de Estado de jesuitas en El Salvador
¿Cómo evaluar y retroalimentar para movilizar aprendizajes ante la COVID-19?", plantea UNESCO
TENDENCIAS Ampliar +  
Competencia aconseja atacar los factores de abuso de poder en la cadena alimentaria con la nuevaLey
El mar podría aportar la cuarta parte de la alimentación mundial para 2050
El comercio online crece un 67% en España durante el segundo trimestre del año


EMPLEO Y FORMACIÓN
Urge sistemas de protección social colectivos y universales

El 40% de la población mundial sin seguro de salud es con el COVID- 19 una amenaza global,según OIT

Protección social OIT

El COVID-19 ha generado en varias semanas giros radicales en las políticas de salud, monetarias y fiscales internacionales, entre otras principales, tras resaltar los fallos y las debilidades de las mismas.La Organización Internacional del Trabajo (OIT), al analizar en ese contexto los sistemas de protección social, ha invitado a los gobiernos a desarrollarlos para asegurar la colectividad, inclusividad y permanencia de los mismos, con especial atención a las sociedades y países más vulnerables
Soraya Aybar Laafou 27 de marzo de 2020 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


 Noticias relacionadas
 Las grandes digitales se lanzan a transformar el sector salud, después de comercio, banca y prensa
 El Gobierno acentúa su triunfalismo sobre el balance laboral 2019 y elude alertas internacionales
 Salud laboral y política de género en los convenios, temas del V Encuentro UPV/EHU de profesionales
 La cumbre de ministros de empleo del G20 termina sin soluciones a la precariedad global
 Enlaces relacionados
 COVID-19: Los sistemas de protección social fallan a los más vulnerables
La Organización Internacional del Trabajo apunta que, si la pandemia de COVID-19 ha enviado un mensaje al mundo, es que nuestra seguridad social puede llegar a ser inestable y mostrarse al límite de las capacidades. Quienes no pueden entrar y mantener cuarentena porque han de trabaja, o recibir tratamiento ponen en peligro sus propias vidas y las de los demás, y si un país no puede contener el virus, los demás están obligados a infectarse, o incluso a reinfectarse. Pero, sorprendentemente, los sistemas de protección social de todo el mundo están fracasando estrepitosamente a la hora de salvaguardar las vidas y los medios de subsistencia de los grupos vulnerables.

Aproximadamente el 40% de la población mundial no tiene seguro de salud ni acceso a otros sistemas nacionales de salud. Unos 800 millones de personas gastan cada año al menos el 10% de su presupuesto familiar en atención a la salud, y 100 millones de personas caen en la pobreza  debido a que tienen que enfrentar gastos médicos. Esto significa que una gran parte de la gente simplemente carece de los medios para buscar tratamiento, incluso cuando adquieren enfermedades altamente contagiosas como el COVID-19. 

Para agravar el problema, una abrumadora mayoría de los trabajadores carecen de la seguridad económica necesaria para acceder a licencia por enfermedad o hacer frente a una emergencia inesperada. Dado que menos de dos tercios  de los países cuentan con un sistema de seguro social o de asistencia social que brinde subsidios por enfermedad, los enfermos suelen verse obligados a elegir entre poner en peligro su salud personal y pública, o pagar sus facturas.

A dicha imposibilidad por medios propios y excluyendo por un momento la salud, se suma las diferencias que existen entre el gasto público en protección social entere las diferentes regiones del mundo, siendo el Cono Sur el mayor afectado. 
 
Gasto público en protección social, excluyendo la salud, con los últimos datos de 2019 proporcionados por la Organización Internacional del Trabajo

No es sorprendente que la protección contra el desempleo sea también inadecuada, a pesar del papel crítico que juega en el apoyo a los ingresos de los hogares y en la estabilización de la demanda agregada. Las empresas que dependen de los proveedores en las regiones afectadas por los brotes, o que se enfrentan a una reducción de la demanda debido a los cierres y otras medidas de contención, se han visto sometidas a una inmensa presión. Cientos de miles de puestos de trabajo están ahora en peligro . Sin embargo, sólo uno de cada cinco desempleados en todo el mundo puede acceder a beneficios de desempleo .

Como demuestra claramente la pandemia de COVID-19, esta situación no sólo perjudica a los más pobres y vulnerables, sino que amenaza el bienestar de sociedades enteras y de toda la comunidad mundial. Cerca del 55% de la población mundial – unos 4.000 millones de personas – no se beneficia de ninguna forma de protección social, y para enfrentar la brecha muchos países confían en soluciones basadas en el mercado que sólo unos pocos pueden costearse.
 
Último informe mundial sobre la Protección Social entre 2017 y 2019 proporcionado por la Organización Internacional del Trabajo 

Esto no es una novedad para los líderes mundiales. Tras la última catástrofe mundial – la crisis financiera de 2008 – la comunidad internacional adoptó por unanimidad la Recomendación sobre los pisos de protección social, 2012  (núm. 202) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), comprometiéndose así a establecer niveles mínimos de protección que sirvan de base para crear sistemas de seguridad social integrales.

En el 2015, los líderes mundiales dieron otro esperanzador paso adelante, al acordar la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 . Muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible promueven el carácter imprescindible de la protección social. Por ejemplo, la meta 3.8  tiene por objeto “lograr la cobertura sanitaria universal, en particular la protección contra los riesgos financieros, el acceso a servicios de salud esenciales de calidad y el acceso a medicamentos y vacunas seguros, eficaces, asequibles y de calidad para todos”. En la meta 10.4  se pide a los países “adoptar políticas, en especial fiscales, salariales y de protección social, y lograr progresivamente una mayor igualdad”. La meta 1.3 apunta a “Poner en práctica a nivel nacional sistemas y medidas apropiadas de protección social para todos y, para 2030, lograr una amplia cobertura de los pobres y los más vulnerables”.
 
Las metas respecto a la protección social universal para alcanzar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible del 2030 proporcionado por la Organización Internacional del Trabajo. 

Pero, como la crisis del COVID-19 está dejando muy en claro, no se ha avanzado lo suficiente. Si la pandemia tiene un resquicio de esperanza, la expectativa es que estimule a los gobiernos a ampliar el acceso a los servicios de salud, los subsidios de enfermedad y la protección contra el desempleo. Después de todo, la evidencia demuestra que ese gasto tiene un mayor efecto multiplicador  positivo en la economía que otras medidas, y a la vez puede contribuir a la estabilidad social y política.

Por supuesto, queda la duda de cómo pagar la protección social. La OIT estima que, en el caso de las economías en desarrollo, el déficit promedio de financiamiento para la puesta en marcha de un umbral o mínimo de protección social adecuado equivale al 1,6% del PIB. En el caso de los países de bajos ingresos, esa brecha es mucho mayor: alrededor del 5,6% del PIB; y es poco probable que dispongan de suficiente espacio fiscal para cerrar la brecha por sí solos.

Sin embargo, el mundo nunca ha sido tan rico como lo es hoy en día. Con o sin recesión inducida por una pandemia, existe suficiente capacidad de movilizar los recursos necesarios. Para ello, los países deberían adoptar reformas  del impuesto de las sociedades para garantizar que las multinacionales contribuyan de manera justa a las finanzas públicas. Los impuestos progresivos sobre la renta y el patrimonio, así como las políticas para reducir los flujos financieros ilícitos, también ayudarían.

Pero estas medidas tardarían en surtir efecto, y como la pandemia ya está perturbando la actividad económica y diezmando los ingresos y la demanda, es crucial actuar con rapidez. A corto plazo, tanto los países desarrollados como los países en desarrollo necesitan más flexibilidad para financiar el déficit y obtener préstamos internacionales en condiciones favorables para apoyar sus inversiones en sistemas de protección social.

Muchos gobiernos – en particular en los países con sistemas de atención de la salud financiados mediante contribuciones sociales o impuestos – ya están aumentando el gasto, a fin de garantizar el acceso a los servicios necesarios durante la crisis del COVID-19, incluso mediante la integración de medidas de prevención, exámenes clínicos y tratamiento en los paquetes de prestaciones. Corea del Sur, por ejemplo, realiza miles de exámenes de COVID-19  al día, en centros de pruebas financiados por el Estado.

Además, varios gobiernos han aumentado el apoyo económico a los hogares y las empresas. Hong Kong (RAE de China), Irlanda y el Reino Unido han extendido los subsidios de enfermedad a los trabajadores en cuarentena o auto cuarentena. Alemania y los Países Bajos están ofreciendo prestaciones de desempleo parcial a los trabajadores cuyas horas se han reducido debido a la fuerte caída de la demanda.

De manera análoga, China, Francia, Portugal y Suiza han ampliado el derecho a recibir prestaciones de desempleo para incluir a los trabajadores de empresas a las que se ha ordenado el cierre temporal, mientras que Australia, China y Portugal han ampliado la asistencia social a las poblaciones vulnerables. Y muchos países – como China, Francia y Tailandia – han retrasado los plazos para el pago de las contribuciones a la seguridad social y los impuestos.

Pero estas medidas son sólo un primer paso. Los gobiernos deben aprovechar el impulso creado por la crisis actual para avanzar rápidamente hacia sistemas de protección social financiados colectivamente, integrales y universales. Sólo entonces nuestras sociedades y economías estarán en capacidad para sobrellevar la pandemia del COVID-19 y las demás crisis que se avecinan.

Otros asuntos de Empleo y Formación
Más asuntos de Empleo y Formación
La formación en habilidades digitales, resaltada como clave en la reconversión y recuperación
Este curso hay 8.294.270 alumnos matriculados en 28.624 de centros y confirma el mayor alza de FP
El Gobierno oculta la mayor crisis de empleo al presentar paro y afiliaciones a Seguridad Social
España tiene 6 millones de ocupados menos que al empezar 2019, mayor pérdida que en otras crisis
Bajan un 38% las prestaciones por ERTEs en junio por la vuelta a la actividad
El Congreso convalida la prorroga de los ERTE hasta septiembre y Fondo COVID de 16.000 millones
"Decepción" de los profesores asociados al no ver soluciones en el proyecto de estatuto de PDI
Los asociados universitarios tendrán contratos indefinidos antes de optar a funcionarios
Inspección intensifica la busca de fraude en los ERTE con una campaña sobre la protección
Educación, sector más afectado por los ERTEs prorrogados este verano, tras hostelería y comercio
Ampliado a 2021 el plazo para ejecutar la oferta de empleo público y los procesos de estabilización
Difundido el primer texto de la ley que regulará el teletrabajo y el trabajo a distancia en España
Así quiere el teletrabajo en las administraciones la Asociación de Dirección Pública Profesional
Formación en competencias digitales a través de convenios entre FUNDAE y 11 empresas tecnológicas
Trabajo lanza una consulta pública para dar mayor seguridad, certeza y transparencia al teletrabajo
España propone un "escudo social europeo" para los más vulnerables en la recuperación tras COVID 19
Manifiesto a favor del teletrabajo entre los empleados públicos durante el estado alarma
De 2000 millones para educación a recibir por las autonomías en septiembre al 5% del PIB prometido
Trabajo y agentes sociales empiezan a desarrollar reglamentos de planes de igualdad retributiva
La afiliación a Seguridad Social se recuperó en mayo 187.814 personas y 450.000 salieron de ERTEs

Suscríbete gratis a nuestro boletín
LIBROS
¡Jugad, jugad, malditos! La epidemia del juego en España: ludópatas y capos del azar
Extendida la salud en la ciudadanía democrática hasta lograr erradicar un virus: el de la viruela
Renacimiento y revoluciones plagadas de infecciones y soluciones: hacia un mundo más saludable
Un milenio de oscuridad y Muerte Negra: aislar e incluso desterrar a infectados por epidemias
Adiós a la medicina sacerdotal:Apolo,dios de curas y oráculos, engendra a Asclepio,ya héroe médico
La bonanza de los recursos naturales para el desarrollo: dilemas de gobernanza en Latinoamérica
TESIS Y TESINAS
Equilibrio y control postural en la niñez autista, claves para mejorar su integración sensorial
China tiende a elevar su influencia al sur de Panamá y EEUU al norte, geográfica y funcionalmente
Banco de España urge reforzar educación y formación de habilidades con el Fondo de Reconstrucción
Gana fuerza la idea de que los anticuerpos del COVID no garantizan inmunidad ante la reinfección
En confinamiento, la desigualdad se magnifica
España, segundo país de la UE donde más creció la desigualdad de rentas durante la crisis
1 Covid-19: de nada sirve sólo limar los dientes al lobo
2 Educación y autonomías se dan otros 15 días para que todo niño confinado reciba clases onlne
3 Pandemia de Pánico
4 Aprobada sin Presupuestos la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2021-2027
5 Crece entre profesores y sanitarios la petición de que sea enfermero todo coordinador COVID 19
6 España baja en el ranking de capital humano de BancoMundial los 2 primeros años de Gobierno Sánchez
7 Así se plantea el teletrabajo público y privado que estudia este martes el Consejo de Ministros
8 Iniciativa pionera en España para mejorar la educación científica en el aula a partir de evidencias
9 El Foro de la Gobernanza de Internet en España 2020 prepara la próxima cumbre mundial del IGFGlobal
10 La falta de capital humano frena más la recuperacion de América Latina, según expertos del FMI
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
Falta un Goya que pinte esta pandemia
Teorías conspirativas ante la pandemia sin desescalada, pero surgen luchas contra la desinformación
Por otra investigación educativa y social:mirar como autores y no espectadores de la transformación
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS