Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

martes, 24 de noviembre de 2020  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
Mediapro admite "pago de sobornos" en la FIFA para las regiones de Centroamérica y Caribe(CONCACAF)
Las excajas de ahorros dicen que aportaron 5.004 millones de euros en impuestos el año 2019
De las 1.382.077 reclamaciones por luz y gas en 2019, sólo el 34% se resolvieron para el consumidor
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
Este martes, tele-elecciones a rector en Unizar: 4 candidaturas agrandan las polémicas de forma
La semana entrante, Encuentros Conama: ¿Qué recuperación queremos?
Primer modelo universal de ejercicio físico para mujeres embarazadas, publicado por profesor de UPM
 Universidades




















ENTREVISTAS Ampliar +  
´Autor de Así empieza todo: la guerra oculta del S.XXI´: "Biden no elimina los problemas de Europa"
"Muchas de familias en pobreza energética sufren un acoso de las grandes empresas que debe terminar"
En 2020 se han consumado 3 rupturas:política, institucional y cotidianeidad ante COVID (Jáuregui)
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
Reelegida Ana Gómez, primera mujer en presidir la mayoritaria Asociación Nacional de Laboralistas
La Seguridad Social explica su oferta de Empleo 2020 de 323 plazas por grupos profesionales
Sobreproducción entre inspectores de Trabajo y polémica por la externalización en Seguridad Social
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
XXVII Conferencia Iberoamericana de Ministros/as de Educación
CEPAL pide a los Estados garantizar el acceso a agua,electricidad y alimentos a los más vulnerables
Más de 130 años de cárcel al exmilitar Montano por la Matanza de Estado de jesuitas en El Salvador
TENDENCIAS Ampliar +  
Accidente del autobús sin conductor que estrenaba la UAM
El consejo editorial de Ibercampus pide aprovechar la crisis para lograr una enseñanza del sigloXXI
Los economistas urgen afrontar el envejecimiento más allá de la reforma del sistema de pensiones


INCLUSIÓN DIGITAL
El capital ´BigTech´ ,1/3 de las Bolsas, triple que banca

Apple vale ya en Bolsa 2 billones (casi el doble que el PIB español),tras subir un 100% desde marzo

Valor de las big tech suma un tercio de la capitalización bursatil, doble que financieras y diez veces más que petroleras

Apple alcanzó 19 de agosto una capitalización bursátil de 2 billones de dólares, casi el doble que el PIB anual España 2020, tras duplicar valor desde su mínimo anual de marzo, al dudar el mercado ante el COVID. Le siguen al alza otras grandes digitales, ya un tercio del valor de todas las bolsas norteamericanas, cuyas transacciones superan el 50% de las mundiales.Esas ´big tech´ valen ya con nuestros datos triple que las finanzas de EEUU, mayoría de las globales,10 veces más que las petroleras
Redacción 20 de agosto de 2020 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


 Noticias relacionadas
 La mala identidad electrónica española frena el avance digital hasta en finanzas y administraciones
 Un Consejo Asesor terminará y pondrá en marcha la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial
 Las big-tech acaparan información de todos y no dan siquiera la de sus ingresos allí donde operan
 Aprobada la tasa digital española, que depende solo del Senado para entrar en vigor en enero 2021
Entre los símbolos comparativos de esta crisis económica generada por la pandemia destaca que el valor atribuido por los mercados al fabricante del teléfono móvil iPhone sea casi el doble que la producción de valor económico en España, mayor imperio mundial antes que los EE.UU y previamente Reino Unido. Pero las cifras del último trimestre así lo apuntan, tras los desplomes próximos al 22% que sufrió la economía española en el valor de su PIB interanual  y en el empleo equivalente. Ese PIB español o suma de los valores añadidos en la producción de bienes y servicios alcanzó en 2019 los 1.244.757 millones de euros, pero con esas caídas posteriores ante la pandemia y la subida del euro ante el dolar (este miércoles 1,18 dólares) una empresa como Apple tiende a valer el doble a final del presente año.

La pandemia está así reafirmando la transición hacia lo que los profesores Terceiro y Matías llamaron en 2001 el Digitalismo (ver recuadro final), pues las grandes digitales Microsoft, Amazón, Alphabet (grupo Google) y Facebook registran avances de valor tan importantes como los de Apple (gráfico que sigue). En conjunto, su capitalización ha sido la que más ha crecido desde marzo en el valor del índice bursátil  Standard & Poor's 500, conocido como S&P 500, uno de los índices bursátiles más importantes de Estados Unidos, al incluir junto a estas tecnológicas hasta medio millar de empresas de otros sectores más tradicionales. Las cinco acciones más grandes del S&P 500 juntas representan en ese índice una cuarta parte del repunte durante la pandemia. Brad Neuman, director de estrategia de mercado de Alger, un administrador de fondos de Nueva York, dijo a Financial Times que el nuevo pico del mercado refleja una "divergencia récord entre ganadores y perdedores", que beneficia a los grandes grupos tecnológicos, dominantes con la economía digital en áreas como la computación en la nube y las compras en línea, según apuntó hace meses Ibercampus.es.

Sin embargo, los EEUU, país de origen de esas grandes digitales, tiene mayores problemas que otros ante la pandemia, lo que parece reafirmar los dos últimos llamamientos del consejo editorial de Ibercampus.es sobre la necesidad de consenso y solidaridad ante la sostenibilidad global  y de una trégua entre EE.UU y China para superar la COVID y los ODS 2030:  “La COVID nos golpeó mucho más fuerte de lo necesario. Tenemos solo el 4% de la población mundial, pero el 25% de los casos de infgectados por su virus en el mundo ", dijo el expresidente Clinton días pasados en la convención virtual demócrata para nominar formalmente a Joe Biden como candidato presidencial del partido para las elecciones de noviembre.

Este 20 de agosto, la cuna de las grandes digitales lleva 5,5 de los 22,5 millones de infectados por la pandemia COVID19 en el globo. Pero las big tech han traído a todo el mundo, junto a la comodidad de los servicios que las están convirtiendo en ganadoras de la crisis, problemas de recaudación fiscal, privacidad, competencia y regulación, acrecentando la falta de gobernanza democrática, mientras algunas de ellas se hacen más poderosas que la gran mayoría de los estados-nación del mundo. 

"Junto a las leyes económicas que ha traido el Digitalismo y explicamos en el libro de ese título en 2001, con los gigantes digitales no solo tienden a cero muchos costes de reproducción influidos por los avances de la información digital y el conocimiento, sino también tienden a cero, y sin remedio hasta ahora, los costes de la desinformación y las mentiras que llevaron a personas como Trump al poder, como reflejan la mayoría de los libros aparecidos los últimos años sobre el presidente de los EEUU",
declara el profesor Gustavo Matías Clavero desde el consejo de redacción de Ibercampus.es, uno de los primeros medios del mundo en señalar que la política ya estaba invadida por propaganda basada en inteligencia artificial, meses antes del escándalo de Facebook y otros.



Ahora, Facebook está fallando en frenar la propagación desenfrenada de desinformación médica en su plataforma, con contenido engañoso, que generó aproximadamente 3.800 millones de visitas durante el año pasado, según un nuevo informe condenatorio de la compañía de redes sociales. Los sitios de “super esparcidor” más populares recibieron cuatro veces más clics que los cuerpos como el Centro para el Control de Enfermedades.

Sin embargo, hasta las criticas políticas a Facebook parecen remitir, en medio de la creciente presión política por su dependencia de China durante la campaña del gobierno de Estados Unidos contra Huawei, TikTok y WeChat, tras enfrentarse en julio como las demás  big tech a acusaciones destacadas de comportamiento anticompetitivo en el Conbgreso de los EEUU, donde demócratas y republicanos coincidieron raramente al respecto el pasado mes de julio. 

Muestra de esa recuperación de Facebook es que, tras pasar años en la sombra, Chris Hughes, uno de los cofundadores de Facebook junto a Mark Zuckerberg, pidió el año pasado al Gobierno de Estados Unidos que rompa el "monopolio" de la red social y la segregue en tres empresas, para reducir su enorme influencia y proteger los derechos de los ciudadanos. Pero los últimos días Hughes se ha centrado en pedir que el Congreso debería autorizar un programa de estímulo económico ahora y establecer los pagos directos en efectivo como una política permanente que se activa cuando el desempleo aumenta rápidamente,  pues se ha demostrado que estos "estabilizadores automáticos" alivian la pobreza y evitarán futuras demoras en los pagos. 

Entre otras secuela, como las que se otean en el capital humano de la mayoría de los países, especialmente de los vulnerables a estas crisis como los iberoamericanos, esta crisis ha provocado un fuerte aumento de las adicciones. El aislamiento, la ansiedad, el desempleo y los estímulos en efectivo han llevado a un aumento de las drogas para muchos, según ha contado Patti Waldmeir en Financial Times: La recuperación de la adicción puede que nunca vuelva a ser la misma, pero con este auge de los grupos de recuperación en línea, tal vez sea mejor.

Entre tanto, los EEUU lleva anunciados contra la pandemia recursos monetarios y fiscales próximos a diez billones de dólares.

En Europa, que a diferencia de la crisis financiera iniciada en 2007 ha tenido una reacción más rápida y contundente en lo monetario y aún por concretar en lo fiscal, el exgobernador del Banco Central Mario Draghi, en su primer discurso desde que dejó el Banco Central Europeo el año pasado, ha dicho : "Europa solo se recuperará por completo del impacto económico del coronavirus si los gobiernos utilizan su enorme aumento de la deuda para invertir en los jóvenes, la innovación y la investigación (...)La deuda creada por la pandemia no tiene precedentes y tendrá que ser reembolsada principalmente por los jóvenes de hoy”.

Las dudas ante las big tech, resueltas por ahora

El ascenso de las big tech tras las primeras dudas de los mercados ante la pandemia ha sido meteórico. Apple, con sus primeros balbuceos en la informática y las posteriores victorias de Microsoft, tardó 42 años en ser la primera empresa mundial valer en bolsa un billón de dólares. Ahora solo ha necesitado dos años en duplicar ese valor, como tienden a hacer las otras cuatro. Pero el mayor ascenso ha sido el último año ( desde el 19 de agosto de 2019 ha subido un 122%), y sobre todo desde que al declararse la pandemia marcó mínimos anuales en marzo, tras lo cual ha duplicado su capitalización. La más cercana en valor entre las otras digitales es Amazon, con 1,7 billones, unos 300.000 menos que la de la manzana.

Las acciones de Apple cotizaban a 468,40 dólares a media mañana de este miércoles  en Nueva York, donde antes previamente solo la compañía petrolera estatal Saudi Aramco alcanzó la capitalización de 2 billones de dólares  en las operaciones intradiarias en diciembre pasado, el día después de su oferta pública iniciala las bolsas, aunque su capitalización enseguida cayó por debajo de los 2 billones de dólares y ahora ronda los 1.8 billones de dólares. Y esa subida de Apple desde marzo se ha realizado pese a que tuvo que cerrar tiendas minoristas debido a la pandemia de coronavirus.

Hace dos años, el 55% de los ingresos trimestrales de Apple eran por el iPhone, aunque desde entonces esa proporción se ha reducido al 44%, incluso cuando los ingresos han aumentado un 12%. Ahora, Apple representa más del 40%del mercado mundial de relojes inteligentes y auriculares "verdaderamente inalámbricos", según Canalys, un grupo de análisis del mercado tecnológico. Su impulso hacia una proliferación de servicios, desde garantías hasta música, películas y una tarjeta de crédito, ahora ofrece ingresos recurrentes de 550 millones de usuarios de pago, lo que le brinda a Apple ganancias más fluidas y menos dependencia del ciclo de actualización del iPhone.

Además, el alza de valor económico de las big tech está siendo muchísimo más firme y segura que otras de carácter bursátil o financiero, pues está respaldada por la evolución de sus inmensos y crecientes beneficios, como recuerda Gustavo Matías Clavero. Ahora los 2 billones de capitalización de Apple apenas lmultiplica por 35 sus beneficios anuales, patrón similar al que tiende a imponerse entre esos gigantes, cuanto ante la crisis de las puntocom se alcanzaron múltiplos de 150 veces el beneficio anual, sobre todo en el índice Nasdaq de las tecnológicas.

Gráfico: Economipedia.com 

El estallido de aquella burbuja bursátil de las digitales, que entonces apenas pasaban de puntocom, empezó con ventas masivas de sus acciones hacia el 13 de marzo del 2000, provocando una reacción en cadena de órdenes de venta que causaron una caída de más del 9% del índice Nasdaq en menos de una semana, después de que en la Navidad de 199 los minoristas de Internet obtuvieron pésimos resultados. El pinchazo de aquella burbuja se extendió a toda velocidad. La mayoría de las empresas puntocom cesaron sus actividades cuando no obtuvieron beneficios y dejaron de tener más financiación. En total, el Boom de las puntocom provocó 5 billones de dólares en pérdidas de valor de las empresas tecnológicas, desde Marzo de 2000 a Octubre de 2002.

En España la crisis tardó más en llegar, pero lo hizo con efectos igual de devastadores, según recuerda Economipedia.com. Justo un año después de que se desatase la crisis en EE UU, Jazztel caía un 16% en pocos minutos después de que un accionista se deshiciese de todos sus títulos. Pero el ejemplo que simboliza el auge y caída de las puntocom en España es Terra, que llegó a valer en Bolsa más que su matriz histórica, Telefónica. Terra cerró el círculo de la burbuja en España en julio de 2005 tras seis años de polémica andadura. La compañía salió a Bolsa el 17 de noviembre de 1999 a un precio de 11,81 euros y cerró ese mismo año a 37. Lo que supone un avance del 184,61%. Alcanzó un máximo de 140 euros en febrero de 2000. Algo que contrasta con su última salida a bolsa, en la que las acciones fijaron su valor en 3,04 euros.

La pandemia empieza a causas víctimas políticas

No obstante, la pandemia sanitaria, tras causar las primeras víctimas económicas en el aumento de la pobreza y las desigualdades, también parece cobrarse algunas víctimas políticas, además de la caída que los sondeos dan a Trump en las expectativas de voto de las elecciones norteamericanas de noviembre próximo.

En efecto, Bill Morneau renunció como ministro de Finanzas de Canadá después de una disputa con el primer ministro Justin Trudeau sobre la respuesta fiscal de Ottawa a la crisis. La viceprimera ministra Chrystia Freeland lo sucederá.

En Japón, los rivales comenzaron a maniobrar por el poder, después de que Shinzo Abe hiciera una visita sorpresa al Hospital Universitario de Keio el lunes. Los funcionarios insistieron en que el primer ministro se estaba sometiendo a un chequeo médico de rutina, pero la visita ha aumentado las preocupaciones sobre su respuesta pasiva al brote de Covid-19 en el país.

En el Reino Unido, el secretario de salud Matt Hancock ha descartado a Public Health England, convirtiéndolo en el chivo expiatorio de las pruebas lentas. Pero, como sostiene FT, “en medio de la peor pandemia mundial en décadas es un momento extraño para lanzar una reestructuración importante. . . Si la remodelación provoca retrasos y contratiempos antes del invierno, el público volverá a ser el perdedor ".

Aante los temores a los rebrotes en todo el mundo, y ahora especialmente en Europa ante el otoño, el uso de mascarillas sigue siendo objeto de debate. Suecia, conocida por su enfoque más ligero de las regulaciones COVID19, es uno de los pocos países europeos que no recomienda el uso de máscaras después de que los vecinos Noruega, Dinamarca y Finlandia cambiaron sus posiciones la semana pasada.
 

El valor creado en torno a los datos de la ciudadanía multiplica ya por diez al valor de petróleras y triplica al de las finanzas

Cuando los nuevos titanes de Internet apenas sumaban hace tres años un beneficio de 25.000 millones en el primer trimestre de 2017 (la quinta o sexta parte que solo tres años después), la revista The Economist publicaba un impactante informe diciendo que el recurso más valioso del mundo ya no era el petróleo, sino los datos informativos. Esta afirmación venía a confirmar la teoría de que la economía tradicional de la materia movida por la energía habia sido sobrepasada por la economía de la información movida por el conocimiento. Este modelo dualista fue explicado a partir de sus nuevas leyes y tendencias casi dos décadas antes, en medio de la crisis de la citada crisis de las puntocom, por el libro Digitalismo, tras perfilarlo desde finales de los años ochenta el profesor Gustavo Matías al enseñar Estructura Económica en la UAM, para lo que acuñó el término infolítico,  enseguida recogido por algún diccionario y expuesto en su artículo Telecomunicaciones en el umbral del infoítico

Bajo el título The world's most valuable resource is no longer oil, but data, el análisis deThe Economist partía de que Alphabet (la empresa matriz de Google), Amazon, Apple, Facebook y Microsoft parecían imparables con sus 25.000 millones de beneficios en el primer trimestre de 2017. Eran ya por entonces las cinco empresas cotizadas más valiosas del mundo, impulsadas por un nuevo producto que genera una industria lucrativa y de rápido crecimiento, los datos informativos, lo que impulsa a los reguladores antimonopolio a intervenir para restringir a quienes controlan su flujo. Era lo que decía entonces el citado semanario, aunque lo cierto es las intervenciones públicas apenas han supuesto desde entonces multas que apenas se llevan el 1% o menos de sus gigantescos beneficios. Hace un siglo, el recurso en cuestión era el petróleo. Ahora los gigantes que se ocupan de los datos, el petróleo de la era digital, están planteando preocupaciones similares:  Amazon captura la mitad de todos los dólares gastados en línea en Estados Unidos. Google y Facebook representaron casi todo el crecimiento de ingresos en publicidad digital en Estados Unidos el año pasado. Tal dominio ha provocado llamadas para que los gigantes tecnológicos se rompan, como lo hizo Standard Oil a principios del siglo XX.

Ya entonces las defendía a este último respecto The Economist diciendo que el tamaño por sí solo no es un crimen. El éxito de los gigantes ha beneficiado a los consumidores. Pocos quieren vivir sin el motor de búsqueda de Google, la entrega en un día de Amazon o el suministro de noticias de Facebook. Estas empresas tampoco dan la alarma cuando se aplican las pruebas antimonopolio estándar. Lejos de engañar a los consumidores, muchos de sus servicios son gratuitos (los usuarios pagan, de hecho, entregando más datos). Teniendo en cuenta a sus rivales fuera de línea, sus cuotas de mercado parecerán menos preocupantes. Y la aparición de advenedizos como Snapchat sugiere que los nuevos participantes aún pueden generar olas.

Ya por entonces, China emergía como la mayor economía mundial basada en datos, seguida por Europa y los Estados Unidos, según constanta el siguiente gráfico, si bien la paradoja es que más de las tres cuartas partes del valor bursátil o capitalización de las big tech correspondía ya por entonces a las nortemaericanas, mientras que la Unión Europea no tenía ni tiene ninguna big tech entre las 100 de mayor valor mundial,. Todo ello a pesar de que en el año 2000, cuandoTerceiro y Matias escribian Digitamismo, la Unión Europea se fijaba como gran objetivo convertirse en la mayor economía del mundo basada en las tecnologías de la información y el conocimiento, su mayor fracaso ahora con perspectivas históricas.    

Había y sigue habiendo motivos de preocupación, como indicaba el mismo análisis: El control de los datos por parte de las empresas de Internet les otorga un poder enorme. Las viejas formas de pensar sobre la competencia, ideadas en la era del petróleo, parecen obsoletas en lo que se ha dado en llamar la “economía de los datos". Se necesita un nuevo enfoque. La cantidad tiene una calidad propia ¿Qué ha cambiado? Los teléfonos inteligentes e Internet han hecho que los datos sean abundantes, ubicuos y mucho más valiosos. Ya sea que usted esté saliendo a correr, viendo televisión o simplemente sentado en el tráfico, prácticamente todas las actividades crean un rastro digital, más materia prima para las destilerías de datos. A medida que los dispositivos, desde relojes hasta automóviles, se conectan a Internet, el volumen aumenta: algunos estiman que un automóvil autónomo generará 100 gigabytes por segundo. Mientras tanto, las técnicas de inteligencia artificial (IA) como el aprendizaje automático extraen más valor de los datos. Los algoritmos pueden predecir cuándo un cliente está listo para comprar, un motor a reacción necesita servicio o una persona está en riesgo de contraer una enfermedad.Los gigantes industriales como GE y Siemens ahora se venden a sí mismos como firmas de datos. Esta abundancia de datos cambia la naturaleza de la competencia. Los gigantes de la tecnología siempre se han beneficiado de los efectos de red: cuantos más usuarios se registren en Facebook, más atractivo será el registro para otros. Con los datos hay efectos de red adicionales. Al recopilar más datos, una empresa tiene más posibilidades de mejorar sus productos, lo que atrae a más usuarios, genera aún más datos, etc. Cuantos más datos recopile Tesla de sus coches autónomos, mejor podrá conducirlos por sí mismos, lo que explica en parte la razón por la que la empresa, que vendió solo 25.000 coches en el primer trimestre, ahora vale más que GM, que vendió 2,3 millones. . Por lo tanto, grandes grupos de datos pueden actuar como fosos protectores. El acceso a los datos también protege a las empresas de los rivales de otra manera. El caso de ser optimistas sobre la competencia en la industria de la tecnología se basa en la posibilidad de que los titulares sean sorprendidos por una startup en un garaje o un cambio tecnológico inesperado. Pero ambos son menos probables en la era de los datos.  
Los sistemas de vigilancia de los gigantes abarcan toda la economía, añadía la citada revista británica: Google puede ver lo que la gente busca, Facebook lo que comparten, Amazon lo que compran. Poseen tiendas de aplicaciones y sistemas operativos, y alquilan potencia informática a empresas emergentes. Tienen una "visión de Dios" de las actividades en sus propios mercados y más allá. Pueden ver cuándo un nuevo producto o servicio gana terreno, lo que les permite copiarlo o simplemente comprar el advenedizo antes de que se convierta en una amenaza demasiado grande. Muchos piensan que la compra de Facebook por 22.000 millones de dólares en 2014 de WhatsApp, una aplicación de mensajería con menos de 60 empleados, entra en esta categoría de "adquisiciones por disparos" que eliminan a los rivales potenciales. Al proporcionar barreras de entrada y sistemas de alerta temprana, los datos pueden sofocar la competencia. ¿A quién vas a llamar para generar confianza? La naturaleza de los datos hace que los remedios antimonopolio del pasado sean menos útiles. Dividir una empresa como Google en cinco Googlets no evitaría que los efectos de la red se reafirmaran: con el tiempo, uno de ellos volvería a ser dominante. Se requiere un replanteamiento radical y, a medida que las líneas maestras de un nuevo enfoque comienzan a hacerse evidentes, destacan dos ideas. La primera es que las autoridades antimonopolio deben pasar de la era industrial al siglo XXI. Al considerar una fusión, por ejemplo, tradicionalmente han utilizado el tamaño para determinar cuándo intervenir. Ahora deben tener en cuenta el alcance de los activos de datos de las empresas al evaluar el impacto de las transacciones. El precio de compra también podría ser una señal de que un titular está comprando una amenaza incipiente. Sobre estas medidas, Facebook's falta de dinero para pagar tanto por WhatsApp, que no tenía ingresos de los que hablar, habría levantado banderas rojas. Los trustbusters también deben volverse más conocedores de los datos en su análisis de la dinámica del mercado, por ejemplo, mediante el uso de simulaciones para buscar algoritmos que coluden los precios o para determinar la mejor manera de promover la competencia (ver Intercambio libre). El segundo principio es aflojar el control que los proveedores de servicios en línea tienen sobre los datos y dar más control a quienes los suministran.

Una mayor transparencia ayudaría: las empresas podrían verse obligadas a revelar a los consumidores qué información tienen y cuánto dinero ganan con ella. Los gobiernos podrían fomentar la aparición de nuevos servicios abriendo más de sus propias bóvedas de datos o gestionando partes cruciales de la economía de datos como infraestructura pública, como lo hace India con su sistema de identidad digital, Aadhaar. También podrían exigir el intercambio de ciertos tipos de datos, con el consentimiento de los usuarios, un enfoque que Europa está adoptando en los servicios financieros al exigir a los bancos que hagan que los datos de los clientes sean accesibles a terceros. Reiniciar el sistema antimonopolio para la era de la información no será fácil. Implicará nuevos riesgos: un mayor intercambio de datos, por ejemplo, podría amenazar la privacidad. Pero si los gobiernos no quieren una economía de datos dominada por unos pocos gigantes, deberán actuar pronto, concluía The Economist. Pero lo cierto es que tres años después siguen sin hacerlo, mientras que las grandes digitales capitalizan sus compras estratégicas,  que en su momento parecían sobrevaloradas a algunos, como Instagram y WatsApp por Facebook; Waze, The Weather Company, Truven y otras por IBM: Linkedin y demás por Microsoft, u BlueKai  y Datalogix por Oracle

.

Otros asuntos de Inclusión digital
Más asuntos de Inclusión digital
Despedida de Facebook denuncia cómo los Gobiernos engañan con la plataforma a sus ciudadanos
150 millones a operadores de teleco en zonas rurales
Competencia sanciona a las mayores operadoras de móviles con menos de 200.000 euros en total
El Congreso de Estados Unidos busca pruebas monopolísticas de Amazon, Google, Apple y Facebook
Teletrabaja aún más del 30% de empleadas y empleados de la Administración Central del Estado
La Agenda España Digital 2025 movilizará inversión pública y privada por 70.000 millones de euros
Más de 10.500 docentes en los cursos en red 2020 del Instituto Nacional de Tecnologías Educativas
Un Consejo Asesor terminará y pondrá en marcha la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial
La mala identidad electrónica española frena el avance digital hasta en finanzas y administraciones
El pasaporte serológico, incompatible con el orden jurídico español y la protección de datos
Un 85% de los ejecutivos de prensa en 32 países dicen que internet hace poco para combatir mentiras
La Agencia de Protección de Datos juzga ilegal usar en ofertas de empleo información sobre el COVID
Gobierno y CSIF, UGT y CIG acuerdan hasta un 20% de teletrabajo en la Administración del Estado
Creado el grupo gubernamental de expertos que elaborará una Carta de Derechos Digitales
La UE investigará a Apple tras la denuncia de Spotify y los malos resultados trimestrales
Hacia el control absoluto de los españoles a través de sus móviles, como en Corea del Sur
Banco Mundial anuncia su disposición a asistir con 160.000 países para responder al COVID-19
Las relaciones sociales cambian con el COVID-19, según cuentan móviles geolocalizados en Nueva York
Webinar gratuito de Gestión de Equipos en Remoto para empresas con teletrabajo, ofrecido por UNIR
Muchos productos y servicios tecnológicos se ofrecen gratuitos en solidaridad frente al COVID-19

Suscríbete gratis a nuestro boletín
LIBROS
Lanzan en España la tesis de que el trabajo está matando a la gente y a pocos les importa
Tres Cantos y la Universidad Popular, un siglo después de extenderse por España estas instituciones
"Estamos ante una encrucijada vital: una sociedad del descarte o del cuidado"
¡Jugad, jugad, malditos! La epidemia del juego en España: ludópatas y capos del azar
Extendida la salud en la ciudadanía democrática hasta lograr erradicar un virus: el de la viruela
Renacimiento y revoluciones plagadas de infecciones y soluciones: hacia un mundo más saludable
TESIS Y TESINAS
La lucha contra la pandemia, menos eficaz por la polarización política y social
Un documento prueba que Junta de Andalucía desvía 11 millones del COVID para salvar Canal Sur
Equilibrio y control postural en la niñez autista, claves para mejorar su integración sensorial
China tiende a elevar su influencia al sur de Panamá y EEUU al norte, geográfica y funcionalmente
Banco de España urge reforzar educación y formación de habilidades con el Fondo de Reconstrucción
Gana fuerza la idea de que los anticuerpos del COVID no garantizan inmunidad ante la reinfección
1 Se acentúa el uso publicitario o reputacional de los ODS 2030 y de la RSC
2 Este martes, tele-elecciones a rector en Unizar: 4 candidaturas agrandan las polémicas de forma
3 En tiempos de covid: el cuidado necesario y la hermandad afectuosa
4 Reelegida Ana Gómez, primera mujer en presidir la mayoritaria Asociación Nacional de Laboralistas
5 El Gobierno aprueba un plan de vacuna COVID: España podría ser el 2º país europeo tras Alemania
6 Infiltrados (The Departed)
7 La vacuna covid de Oxford, segura y capaz de inmunizar a mayores de 70, según su ensayo en fase 2
8 No podemos hacer que el agotamiento nos ponga en pausa
9 España autoriza el primer ensayo clínico fase III para la vacuna contra la covid-19, para Janssen
10 Crédito público y segunda oportunidad en el Texto Refundido de la Ley Concursal
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
La reforma del PDI de Castells: hacia más diferencias salariales y discrecionalidad por autonomías
Falta un Goya que pinte esta pandemia
¿Sale barato para los catalanes el proceso independentista de Cataluña?
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS