lunes,29 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaAsí queda la fiscalidad del ahorro-pensiones: daña a 7,5 millones de personas,según...
Siguen al manifiesto de 18 patronales y asociaciones

Así queda la fiscalidad del ahorro-pensiones: daña a 7,5 millones de personas,según 21 catedráticos

Redacción
Los cambios en el ahorro para la jubilación perjudicarán a 7,5 millones de personas, según advirtieron ante la Ley de Presupuestos del Estado 2021 que rebaja de 8.000 euros a 2.000 euros los límites anuales de aportación a los sistemas de ahorro individual para la jubilación, un grupo de 21 profesores y catedráticos de universidades españolas en un manifiesto que sigue al de 18 patronales.También defienden mantener los topes en favor del cónyuge de 2.500 a 1.000 euros Así queda esa fiscalidad:

Así afectarán los Presupuestos Generales del Estado 2021 a los planes de pensiones

Los PGE cambiarán la fiscalidad de los planes de pensiones individuales y también de los planes de pensiones de empleo, que son los que las empresas crean para sus trabajadores.El objetivo del Gobierno es incentivar el ahorro e inversión para la jubilación a través de fondos de empleo y no fondos privados de pensiones, ya que actualmente, apenas un 13 % de los trabajadores españoles cuenta con un plan de empleo, según los datos de Inverco, la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones.

Con esta reforma de los planes de pensiones se pretende que los planes de empleo ganen peso entre las herramientas para planificar la jubilación, en detrimento de los planes individuales, que son los que puedes contratar por tu cuenta.

Las dos vías de los PGE para lograrlo son:

  Cambios en la fiscalidad de los planes de pensiones, que priman la inversión en planes de empleo frente a planes individuales.
  La creación de un fondo público de pensiones articulado a través de planes de empleo de aportación definida.

Cambios en la tributación de los planes de pensiones para 2021

¿Cómo cambia la fiscalidad de los planes de pensiones en 2021? Las modificaciones que introducen los PGE 2021 afectarán de forma directa a la desgravación de los planes de pensiones y, de forma indirecta, a su rescate, en este caso a través de la subida del IRPF.

En cuanto a la deducción de los planes de pensiones, los PGE reducen su atractivo fiscal al limitar la cantidad máxima que se puede desgravar a partir de 2021. El límite actual de 8000 € pasará a ser de 2000 €. Los beneficios de aportar al plan siguen ahí, pero su alcance será mucho menor. Estos límites también se aplicarán a los Planes de Previsión Asegurados o PPA, que son la alternativa del sector asegurador a los planes de pensiones, y se rigen por la misma regulación.

La nueva fiscalidad de los planes de pensiones reduce el máximo deducible de los planes privados, y aumenta el de los planes de empleo

A cambio, esta deducción máxima aumenta en 2000 € para los planes de pensiones de empleo, que pasarán a tener un límite de 10.000 €. Por eso mismo se dice que los PGE favorecen los planes de empleo a costa de los planes individuales. Y es que, en 2021, quienes quieran exprimir las ventajas de invertir en un plan, deberán hacerlo a través del de la empresa, si es que cuenta con uno.

Deducción máxima de planes de pensiones

  2020 2021
Planes de pensiones individuales 8000 € hasta un máximo del 30% de la base imponible 2000 € hasta un máximo del 30% de la base imponible
Planes de pensiones de empleo 8000 € hasta un máximo del 30% de la base imponible 10.000 € hasta un máximo del 30% de la base imponible

Los cambios fiscales por el lado del rescate llegan a través de la subida del IRPF para 2021. A diferencia de los fondos de inversión, los planes de pensiones tributan en la renta como parte de los rendimientos de trabajo.

Es por eso que, como los PGE también incluyen cambios en las tablas de IRPF con un nuevo tramo máximo al 47 % (para las rentas superiores a 300.000 €) frente al 45 % actual, puedes acabar pagando más impuestos al rescatarlo, aunque sólo si tu base imponible supera esa cantidad en el momento del rescate.

¿Cuándo será mejor el rescate de un plan de pensiones con la nueva fiscalidad?

¿Es mejor adelantar el rescate del plan de pensiones con los cambios fiscales para 2021? Salvo que la suma de tu pensión, las rentas de tu trabajo y el rescate del plan supere los 300.000 €, los cambios en el rescate no te afectarán. En otras palabras, vas a seguir pagando los mismos impuestos y con los mismos tipos de IRPF.

Independientemente, conviene recordar que las dos formas más sencillas para evitar pagar muchos impuestos por recuperar el plan siguen siendo las mismas:

  Evitar rescatar el plan el mismo año en que te jubilas, sobre todo si has trabajado más de seis meses.
  Apostar por recuperar al menos una parte del plan en forma de renta, para evitar aumentar el tipo marginal a la hora de rescatarlo y, de esa manera, pagar menos impuestos.

La diversificación en inversión como respuesta a los cambios en la fiscalidad de los planes de pensiones

¿Han perdido su atractivo los planes de pensiones? En absoluto. Siguen siendo un instrumento muy útil para diferir el pago de impuestos a un futuro lejano y planificar la jubilación. Si piensas que el tipo máximo que pagas hoy en la renta es superior al que pagarás al jubilarte, invertir en un plan sigue siendo interesante.

Sin embargo, el nuevo límite de 2000 € a las aportaciones con derecho a deducción hacen más necesario que nunca buscar otras alternativas de inversión. No obstante, diversificar tu patrimonio en diferentes productos siempre es importante para reducir riesgos y combinar las ventajas que cada uno ofrece para distintos horizontes de inversión. Con este cambio, todavía más.

Por qué los fondos de inversión pueden ser una alternativa rentable

El mercado ofrece múltiples alternativas a los planes de pensiones, desde invertir directamente en bolsa hasta los seguros de ahorro. Sin embargo, la más similar a los planes son los fondos de inversión.

A fin de cuentas, un plan de pensiones invierte el dinero de los ahorradores en un fondo de pensiones, cuyo funcionamiento es similar a un fondo de inversión. La diferencia en la fiscalidad entre planes y fondos es que con un plan de pensiones puedes diferir el pago de impuestos del capital que inviertes (hasta los límites marcados) y en un fondo solo se puede diferir el pago de impuestos sobre las ganancias, siempre que estas se reinviertan en ese u otros fondos.

Para terminar, los fondos tienen la ventaja de que son más líquidos que un plan de pensiones, de manera que si necesitas recuperar tu inversión, podrás hacerlo en cualquier momento. Por eso mismo, son un gran complemento a tu inversión en planes.

En opinión de los firmantes, que se suma a las 18 asociaciones empresariales y profesionales españolas que firmaron también un manifiesto conjunto en apoyo del límite fiscal existente en los planes de pensiones privados (ASCRI, AEB, CECA,ADECOSE,AEDAF,AMAEF, CEOE, CEPYME, FECOR, Instituto de Actuarios Españoles, Instituto de Estudios Económicos,OCOPEN, UNACC, ATA, etc),     la propuesta del Gobierno de impulsar los sistemas de pensiones en el ámbito empresarial en España "no debe realizarse reduciendo drásticamente la capacidad de los particulares de destinar su ahorro de forma voluntaria a reforzar su futura pensión". Los profesores consideran que el ahorro individual para la jubilación es imprescindible por las siguientes razones, difundidas tambien por patronales del seguro como UNESPA :

1. Por la estructura del mercado laboral español. Consideran que el establecimiento de diferentes límites de aportación entre sistemas individuales y de empleo, "relegando a los individuales que tendrían un límite notoriamente inferior, es discriminatorio para la gran mayoría de la población ocupada española". Según sus cálculos, afectaría especialmente a las más de 3,2 millones adheridos al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA); así como a los empleados por cuenta ajena, especialmente de las pymes, en las que el ahorro colectivo apenas está presente (aproximadamente, 4,3 millones de trabajadores). "Hasta que se implementen las reformas anunciadas en el sistema de empleo, el sistema individual seguirá siendo necesario e imprescindible para todos aquellos que no puedan acceder a un sistema de ahorro de empleo en su configuración actual", afirman.

2. Por la cuantía insuficiente de ahorro que se podría acumular dentro del sistema individual con los nuevos límites propuestos. Ponen como ejemplo que a razón de 2.000 euros por año, un trabajador o autónomo podría acumular 80.000 euros si ahorra durante 35 años de trayectoria profesional, más la rentabilidad que obtuviera este dinero. "Teniendo en cuenta este importe durante los 20 años de esperanza de vida una vez alcanzada la edad de jubilación, el resultado sería claramente insuficiente para complementar la pensión pública y garantizarle unos ingresos totales adecuados". 

3. Por la irregularidad de los ingresos del trabajo. Los firmantes apuntan que "las crisis económicas son fenómenos cíclicos y se materializan varias veces a lo largo de la vida laboral". Por este motivo, creen que debe permitirse a los trabajadores, especialmente a los autónomos, "recuperar su capacidad de ahorro para la jubilación en los años en los que tienen estabilidad en sus ingresos". 

4. Por la experiencia internacional. En el manifiesto señalan que en todos los países de la Unión Europea y de la OCDE existen estímulos fiscales al ahorro e incentivos fiscales adicionales para la promoción y desarrollo de sistemas de previsión social, tanto empresariales como individuales. "La reducción drástica de los límites de aportación de los sistemas individuales en España contravendría la clara tendencia internacional y europea de estimularlos", señalan. 

5. La fiscalidad de los planes de pensiones supone un mero diferimiento de la tributación. Así, consideran que su tratamiento fiscal "no genera beneficios". Explican que la reducción en la base imponible del IRPF de las aportaciones "se compensa más adelante con la tributación como rendimiento de trabajo de las prestaciones". Por lo tanto, creen que "toda medida destinada a reducir ahora las deducciones fiscales por aportaciones derivará en una reducción de los ingresos fiscales del Estado en el medio y largo plazo".

Firmantes del manifiesto en una veintena de universidades
  • Mercedes Ayuso Gutiérrez, Catedrática de Estadística Actuarial por la Universidad de Barcelona (UB).
  • Santiago Carbó Valverde, Catedrático de Universidad de Fundamentos del Análisis Económico, Departamento de Teoría e Historia Económica, Universidad de Granada.
  • Iñaki de la Peña Esteban, Profesor Titular del Departamento de Economía Financiera I, Universidad del País Vasco.
  • Jose Enrique Devesa Carpio, Profesor Titular del Departamento de Economía Financiera y Actuarial, Universidad de Valencia.
  • Mar Devesa Carpio, Profesora Titular del Departamento de Economía Financiera y Actuarial, Universidad de Valencia.
  • Rafael Doménech Vilariño, Catedrático de Análisis Económico, Universidad de Valencia.
  • Inmaculada Domínguez Fabián, Profesora Titular del Departamento de Economía Financiera y Contabilidad, Universidad de Extremadura.
  • Borja Encinas Goenechea, Profesor Titular de Universidad, Departamento de Economía Financiera y Contabilidad, Universidad de Extremadura.
  • María del Carmen González Velasco, Profesora Titular de Universidad, Universidad de León.
  • Pilar Gutiérrez Santiago, Catedrática de Derecho Civil, Departamento de Derecho Privado y de la Empresa, Universidad de León.
  • Jose Antonio Herce San Miguel, Socio fundador de Longevity & Retirement Income Solutions (LORIS).
  • Juan Carlos Higueras Redecillas, profesor de EAE Business School.
  • Javier Lasarte Álvarez, (jubilado) Catedrático Emérito de Derecho Financiero y Tributario, Universidad Pablo de Olavide. Actualmente, colaborador honorario del Departamento de Derecho Público. Ex presidente del Consejo de Defensa del Contribuyente.
  • Francisco Rodríguez Fernández, Catedrático de Análisis Económico, Universidad de Granada.
  • Beatriz Rosado Cebrián, Profesora Contratada Doctora, Departamento de Economía Financiera y Contabilidad, Universidad de Extremadura.
  • Juan José Rubio Guerrero, Catedrático de Hacienda Pública. Decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, Universidad de Castilla-La Mancha.
  • Francisco Sáez Trujillo, Profesor ayudante Doctor, Departamento Dirección y Economía de la Empresa, Universidad de León.
  • Javier Santacruz Cano, Director del Máster Universitario de Economía y Gestión de Empresas en IUNIT.
  • José Luis Sarto Marzal, Profesor Titular del Departamento de Contabilidad y Finanzas, Universidad de Zaragoza.
  • María Pilar Sierra Fernández, Profesora Titular de Universidad y subdirectora del Departamento de Dirección y Economía de la Empresa, Universidad de León.
  • Luis Alfonso Vicente Gimeno, Profesor Titular de Universidad, Departamento de Contabilidad y Finanzas, Universidad de Zaragoza”.
  •  

De interés

Artículos Relacionados