miércoles,17 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPolíticas y ODSAumenta un 15% las personas que abandonan España
Hacia Reino Unido, Francia y Ecuador

Aumenta un 15% las personas que abandonan España

Redacción
El flujo de emigrantes de nacionalidad española aumentó un 15,5% en el primer semestre de 2014 respecto a la cifra registrada seis meses antes, según informó el miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE). En total, abandonaron el país 42.685 ciudadanos españoles, muchos de ellos jóvenes para buscar trabajo. De ellos, algo más de 27.000 habían nacido en España y el resto (15.658) eran personas nacidas en el extranjero que habían adquirido la nacionalidad española.

Los principales países receptores fueron Reino Unido, a donde emigraron 4.800 españoles, Francia, que recibió a 4.417, y Ecuador, 4.318. En este último caso, según el INE, se trató sobre todo de población no nacida en España que había adquirido la nacionalidad y que retornaba a su país de origen.

Por otro lado, la población extranjera se redujo en el primer semestre del año en un 3 por ciento, en 138.556 personas, situándose en 4,5 millones. El descenso se debió a un efecto combinado de la emigración y de la adquisición de la nacionalidad española, de acuerdo al INE.

Los mayores descensos en población extranjera se dieron en los ciudadanos ecuatorianos, con algo menos de 27.000, en los marroquíes, con una bajada de casi 21.000 ciudadanos, y colombianos, con 18.873 menos.

La población extranjera residente en España más numerosa es la rumana, con 728.253 habitantes.

En 2013, la emigración de los españoles había crecido un 38,5 por ciento frente al año anterior.

Respecto a la cifra de población de España, esta continuó con su tendencia a la baja y disminuyó en 48.146 personas durante la primera mitad del año, hasta situarse en 46,4 millones de habitantes.

En 2013, la población residente en España había bajado en 215.691 personas siguiendo una tendencia que comenzó en 2012, año en el que se dio el primer descenso poblacional en el país desde 1971, cuando comenzaron a registrarse datos anuales.

En el año 2000, España contaba con 40 millones de habitantes, y en la siguiente década, muy marcada por el incremento de la inmigración y el crecimiento económico, llegó hasta los 46,8 millones en 2011.

De interés

Artículos Relacionados