viernes,19 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPolíticas y ODSAznar presionó a Bush para invadir Iraq sin agotar vías pacíficas alternativas...
Pactó con Blair simular que intentaban evitar la guerra

Aznar presionó a Bush para invadir Iraq sin agotar vías pacíficas alternativas al millón de muertes

Redacción
La foto de las Azores es explicada 13 años después por el informe Chilcot, que recoge una investigación independiente sobre la participación del Reino Unido en la guerra de Iraq, causante de 150.000 a un millón de muertes civiles. Se fabricaron pruebas para hacer lo ya decidido: invadir. Aunque no se había probado la existencia de armas de destrucción masiva utilizada como coartada, el expresidente Aznar decía: "Tiene armas de destrucción masiva: pueden estar seguros de que les digo la verdad".

El exprimer ministro británico Tony Blair y el expresidente del Gobierno español José María Aznar acordaron poner en marcha una estrategia de comunicación para intentar demostrar que "estaban haciendo todo lo posible para evitar" la guerra, según refleja el informe Chilcot, presentado este miércoles tras una larga investigación independiente sobre la participación del Reino Unido en la guerra de Iraq. Según este informe, el pacto entre Aznar y Blair se concretó en una reunión que ambos mantuvieron en Madrid el 27 y 28 de febrero de 2003, menos de un mes antes de la invasión de Iraq.

Por otro lado, EL MUNDO informa que el embajador británico en Washington durante la época de la invasión de Iraq, Christopher Meyer, aseguró a los comisionados del informe Chilcot que el expresidente Aznar "presionó", junto con otros -entre ellos el primer ministro italiano Silvio Berlusconi-, a EEUU para que se llevase a cabo la intervención una vez que no se pudo conseguir que saliese adelante una segunda resolución de Naciones Unidas. Por tanto, parece que hubo en la actuación de Aznar, contraria a la opinión pública y a la mayoría de las fuerzas políticas, algo mas que la intención de complacer a Bush para beneficiarse luego del apoyo norteamericano. 

John Chilcot afirmó ayer, durante la presentación de su documento sobre el conflicto armado, que el Reino Unido no agotó todas las opciones pacíficas antes de invadir Iraq, y resaltó que la alternativa militar "no fue la última opción" disponible. Agregó que Blair presentó como ciertas unas pruebas "no justificadas" sobre la posesión de armas de destrucción masivas por parte del régimen de Sadam Husein. Al respecto, Chilcot señaló que Blair se comprometió a aportar fuerzas militares antes de que se agotaran las alternativas pacíficas en el país árabe. El documento desvela el alcance de la alianza de Blair con el entonces presidente estadounidense, George W. Bush, a quien prometió apoyo incondicional para invadir Iraq ya en julio de 2008. "Estaré contigo pase lo que pase", escribió Blair a Bush por esas fechas.

Según el informe, las consecuencias de la invasión fueron subestimadas a pesar de que había "advertencias explícitas" al respecto y que la planificación de la situación en Iraq fue "totalmente inadecuada". Entre otras cosas, Chilcot subrayó que la información de inteligencia utilizada para justificar la invasión fue "defectuosa". Sostuvo, asimismo, que Sadam Husein no suponía una amenaza antes de marzo de 2003.

Blair asume "toda la responsabilidad" por los errores

Mientras Aznar calla, Tony Blair respondió ayer que asume "toda la responsabilidad" por cualquier error cometido en la guerra de Iraq, "sin excepción ni excusas". Adujo que tomó la decisión de "buena fe" y para "el mejor interés" de su país. Reconoció las "divisiones" que la guerra provocó y explicó que sentía "profundamente" el dolor y el sufrimiento de las familias que perdieron seres queridos.

"La información de inteligencia que se produjo en el momento de la guerra resultó ser errónea, y las consecuencias resultaron ser más hostiles, prolongadas y sangrientas de lo que habíamos imaginado", señaló Blair en una comparecencia pública.

En la Cámara de los Comunes, el actual primer ministro, David Cameron, señaló que todos los partidos y los parlamentarios que apoyaron la guerra tienen que asumir su responsabilidad. "Todos los que votamos a favor de atacar Iraq debemos asumir nuestra parte justa de responsabilidad", afirmó.

Desde las filas de la oposición, el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, muy crítico con la guerra y que votó en su día en contra, resaltó que la intervención fue un "acto de agresión militar" basado en un pretexto "falso".

Mientras, el expresidente estadounidense George W. Bush defendió a Blair y ensalzó el papel del Reino Unido en la "guerra contra el terrorismo". "Pese a los fallos de Inteligencia y otros errores que ha reconocido previamente, Bush sigue pensando que el mundo es mejor sin Sadam Husein en el poder", indicó un exportavoz del expresidente.

Desde la Casa Blanca, su portavoz, Josh Earnest, indicó que es importante "aprender las lecciones de errores pasados".

Por otro lado, combatientes y familiares de soldados británicos muertos en la guerra dijeron que estudiarán medidas legales contra las personas que autorizaron la invasión.

Estimaciones de las muertes causadas

El siguiente cuadro resume las encuestas sobre los siniestros causados por la Guerra de Iraq. Véase el resto del artículo sobre estimaciones de muertes en Wikipedia para obtener más información detallada.

Encuesta Iraquíes muertos Marzo 2003 a…
Ministerio de Salud iraquí 151,000 muertes violentas de 400,000 muertes debido a la guerra. Junio de 2006
Encuesta Lancet 601,027 muertes violentas de 654,965. Junio de 2006
Opinion Research Business 1,033,000 muertes violentas como consecuencia del conflicto.

De interés

Artículos Relacionados