Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

miércoles, 12 de mayo de 2021  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
Indra, Acerinox, Grifols, Mapfre, ACS y Ferrovial, las empresas del Ibex35 peor valoradas en RSC
Suiza rechaza en referéndum controlar ética y RSC de sus multinacionales tras pedirlo 50,3% del voto
Las empresas que pujan por acaparar fondos europeos incumplen la ley al informar de sostenibilidad
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
18% más de apoyo que hace 4 años a las candidaturas únicas de M°Antonia Peña en Huelva y Amat en UPF
El proyecto UC Amentúrate de apoyo a jóvenes con altas capacidades, financiado por FECyT
Continuidad en la Universitat Politècnica de València: los 2 vicerrectores de Mora pasan a la final
 Universidades




















ENTREVISTAS Ampliar +  
"La internacionalización de las universidades latinoamericanas necesita de una agenda conjunta"
"Contamos con numerosas `lecciones aprendidas`que ayudarán a mejorar los sexenios de transferencia"
Jeremy Rifkin: Sin infraestructuras para vivir de forma distinta,"vendrán más pandemias y desastres"
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
Promulgada la Ley que pone a los algoritmos "al servicio de la mayoría social", según el Gobierno
El punto cero del talento 
Negocian prorrogar los ERTE hasta el 30 de septiembre
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
ONT y AECID se unen para formar a médicos de Latinoamérica en donación de órganos
Las universidades de EEUU elogian el plan de Biden para impulsar el acceso y lo juzgan insuficiente
XXVII Cumbre: 8 países iberoamericanos firman el Convenio para impulsar la circulación del talento
TENDENCIAS Ampliar +  
UPM lidera la standarización mundial de la Seda de Araña (S3I), artrópodo con 40.000 especies
Nace en Valladolid, eEvents, pionera de eventos audiovisuales
La producción constante necesita la automatización


Sabiduría en cuentos ancestrales

Bailaré claqué sobre tus sombras

Portada del libro propio que sugiere los comentarios del autor

"Si pretendes que te diga la verdad, te mentiría", le respondió un gallego a otro que comprendió al punto lo absurdo de su pretensión.
Sabiduría en cuentos ancestrales 18 de abril de 2018 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


Durante décadas he dedicado mi vida a la enseñanza universitaria y a dar charlas y conferencias. Pronto caí en la cuenta de que, si en algún momento quería recuperar la atención de la audiencia, no tenía más que bajar un poco la voz y anunciarles que iba a contarles un cuento. O una anécdota, una historia o algo que le había sucedido a alguien, o a mí mismo. Había comprendido que a la gente sólo le interese lo que le sucede a otra gente. Cuando dos personas se encuentran ninguna expone teoría o abstracción alguna. Hablan de cosas concretos, de ti, de mí, de amigos  o de quien sea con tal de que despierte su interés. 

Alguien me contó que, en La Sorbona, dedicaron un seminario a analizar toda la producción dramática de la humanidad. Desde Esquilo, Sófocles y Eurípides hasta Ionescu, Pirandello o Arthur Millar y el resto de contemporáneos. Sin olvidar a los grandes del siglo de oro y hasta los epopeyas indias en la que se mezclaban las peripecias de seres humanos y divinos. Al hombre le interesa lo que le sucede a otro hombre, o a los animales de los que aprendemos sus costumbres, temores y peligros.

Al final del estudio, se encontraron con que se trataban unos veinte temas desarrollados a través de unas gamas de situaciones que no sobrepasaban el centenar. Alguien amaba a alguien o sentía celos o envidia o lo mataba o se arrepentía o se atrevía a robar el fuego de los dioses y lo pagaba con la expulsión del Paraíso que son habían comprendido, caído en la cuenta, de que el árbol del Bien y del Mal, la sabiduría la portaban en ellos mismos. 

Por eso toda la historia transmitida oral o por escrito, en la danza o en el teatro, en los sueños o en las vigilias nos la habían contado: Arjuna y Krisna, Laotzu y Chuangtzú, Buda y sus discípulos, los profetas y los augures, el Rabí de Nazareth, Mahoma, los chamanes y los héroes junto a los sabios y las dinastías no eran más que el objeto de la historia cuyo sujeto siempre era, y sigue siendo, el ser humano con sus avatares y peripecias.

El pretender ser como dioses cegaba la capacidad de descubrirnos divinos, inmortales y eternos. De saberse uno con todo lo que existe, y lo que no existe pero que es, para servirnos de los pobres conceptos al uso desde que el ser humano fue capaz de saberse, que iba más allá del conocimiento de las cosas, de los animales y del más allá, más adentro y más plenitud en el silencio y en el trato. El ser humano, a diferencia de lo que conocemos de los animales, de las plantas y de los minerales, vive presa del temor a dejar de ser, a desaparecer, a desintegrarse, a morir. Por eso, inventaron a dioses antropomórficos, destinos y cosmogonías.

Y ese miedo a la muerte hace que las personas asuman los temores como garantías de seguridad. Una seguridad inventada por los poderosos que surgieron como sacerdotes, chamanes, guerreros o dueños de ganados y de tierras, también de seres esclavizados a quienes previamente habían degradado de su humana condición. Así hasta las enajenaciones en ideologías que se fueron sucediendo a través de los siglos hasta nuestros días con los paradigmas de dinastías de origen divino, de las clases sociales, de las razas, de los comunismos, los fascismos, nazismos el capitalismo más salvaje e inhumano que nos controla.

Por eso, mi vida comenzó en la veneración a los dioses que me proponían la familia y la sociedad en la que crecí, para transformar mi vida en la búsqueda de la verdad y de la  justicia, de la bondad y de la libertad movido por la compasión y por la piedad. Pero, al fajarme en el servicio a los demás en el compromiso solidario más allá de discriminación alguna comprendí que el sentido del vivir era ser felices, esto es, ser uno mismo.

Pronto caí en la cuenta de que la solidaridad era hacer propias las miserias ajenas, sus necesidades y sus justos anhelos. Entonces, muertos en buena hora los dioses, las dinastías y los poderes que someten y humillan y esclavizan y explotan a los demás seres comprendí que las ideologías no eran más que eso, hueros fantasmas para perpetuar el dominio de unos sobre otros. De ahí el paso fundamental a la experiencia del silencio, de la contemplación y de la acogida mediante el compromiso social que fundamentaba la denuncia de las injusticias con la aportación de propuestas alternativas para restaurar el orden originario y armonioso, el equilibrio de todos y con todo cuanto existe.

El estudio, el preguntar, el echarme a recorrer tierras y escuchar a los pueblos con sus tradiciones y leyendas, con sus costumbres y fenómenos religiosos y sociales, políticos y económicos me llevaron del escepticismo y la ira, a la concordia y la acogida del otro sin condiciones ni recompensas. A no juzgar ni pretender comprender, sino a acoger y a respetar, a servir en libertad y con serena alegría.

La docencia, el servicio, el compromiso y el atreverme a saber y a compartir me alejaron del nihilismo y del caos. Valía la pena atreverse a ser uno mismo, a tomar partido por los marginados y excluidos. Arrojar la cara importaba porque el espejo no había por qué. Y así, asumiendo la fragilidad y la contingencia personal, me abrí a los demás y descubrí que la sabiduría primordial y perenne se encontraba en los apólogos y en los cuentos, en las parábolas y en los paradigmas contados con gracia e ingenio, con imaginación y valentía.

El estudio de las tradiciones de otras sociedades y pueblos sin exclusión ni trampas, me sosegaron e hicieron comprender que no el mucho saber harta y satisface el ánima, sino el entender rectamente las cosas y las relaciones entre los seres vivos, y por vivir.

La realidad real es más auténtica que la soñada, imaginada o inventada. Era cuestión pues de compartir y de abrirse a los demás y a todo cuanto existe. No hacían falta ni cielo ni infierno, ni dioses ni paraísos. Había que disolver la culpa inventada como se disuelve la sal que portábamos en un saco a cuestas cuando nos atrevimos a cruzar hacia la otra orilla.

De ahí estos cuentos usados por un viejo profesor jubilata que prosigue su andadura y que trata de ayudar a quien se acerca con el sentido común y la experiencia propia y ajena.

Veréis la fabulación de un viejo maestro en su relación con un príncipe de nuestros días, que, por supuesto, habita en alguno de los Shangais que vibran ahí, allí y aquí. No hay más que abrir los ojos del corazón, como pidió aquel joven príncipe la víspera de su coronación: Concédeme un corazón a la escucha. (leb shomá Adonai El Shadai).

Las sombras, esas sombras que nos esclavizan son las que tenemos que patear con los pasos de un claqué festivo y consciente. No sirve de nada pretender ignorarlas porque siempre salen por peteneras. Así, bailemos claqué como aquellos esclavos que soñaban con ser libres, después de muertos. No. Liberados, aquí y ahora. Por eso, hoy comienzo una nueva sección "Sabiduría en cuentos"

José Carlos García Fajardo
Profesor Emérito U.C.M.

Otros asuntos de Blogs
Más asuntos de Blogs
Periodista español gana un Emmy a la mejor labor informativa
El anticuario de Teherán. Historias de una vida diplomática. Jorge Dezcallar
Desafío multiétnico
Nos devuelven la visita que les hicimos durante siglos
Una luz en este malestar que recorre el mundo
Personas comprometidas
Responsables del medio ambiente
Un venerable samurai
Lecturas y tribulaciones de Maqroll, el Gaviero, de Alvaro Mutis
Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar
El hombre que plantaba árboles, de Jean Giono
Los Ensayos, de Michel de Montaigne
Diálogo de peces
Ante el incremento de los suicidios
El viejo y el mar. Ernest Hemingway, Nobel de literatura
Encenderé un fuego para ti
El mito de la cooperación
Urge la asignatura de Educación para la ciudadanía
Sangría de los grandes entre los mejores talentos del Sur
Inadmisible discriminación por causa de género

Suscríbete gratis a nuestro boletín
LIBROS
La educación destaca en las demandas de más de 20 expertos para preparar el nuevo contrato social
Censura y autocensura de prensa y universidad ocultaron la corrupción del Rey, según el nuevo libro
Capitalismo progresista. La respuesta a la era del malestar
Discípulos de Piketty narran cómo los ricos contribuyen menos que jubilados y cómo hacerles pagar
La Covid-19 repite el patrón de hace un siglo, según "Una nueva historia de la gripe española"
Una palabra mágica. La primera estrella de la noche. Cuentos solitarios por la seguridad vial
TESIS Y TESINAS
Listo el primer implante corneal trifocal para corregir vista cansada, presbicia o usos digitales
´Las redes de poder en España´ hacen que Podemos caiga en la ´jaula de hierro estatal´
Solo un 11% de las tesis publicadas en las 22 universidades de Red Vives utilizan lengua catalana
La factura de agua de grandes ciudades será reducida por riegos inteligentes aunque suba en bolsa
La lucha contra la pandemia, menos eficaz por la polarización política y social
Un documento prueba que Junta de Andalucía desvía 11 millones del COVID para salvar Canal Sur
1 Promulgada la Ley que pone a los algoritmos "al servicio de la mayoría social", según el Gobierno
2 Mientras Seas Voluntario
3 Economistas españoles ven escaso apoyo contra la pandemia y piden más ayuda a las zonas turísticas
4 El Expediente Royuela
5 ONT y AECID se unen para formar a médicos de Latinoamérica en donación de órganos
6 Silencio cómplice. Ciberseminario 013
7 Compromiso responsable
8 Viajes fantásticos: del pasado al futuro
9 Los auditores piden colaborar con los interventores públicos en el control de las ayudas europeas
10 Derechas al asalto de los cielos desde MadrId, incitadas por Iglesias(dimitido) y Sánchez (perplejo)
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
Una historia de desánimo
Capitalismo de ombligo
Los fondos europeos de recuperación en España
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS