martes,25 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónBaleares: Las lenguas y el ambicioso proyecto de Bauzá, por Esperanza Aguirre

Baleares: Las lenguas y el ambicioso proyecto de Bauzá, por Esperanza Aguirre

Redacción
LA Constitución Española de 1978 reconoce a los padres el derecho de elegir la educación que quieren para sus hijos. Y uno de los grandes logros de la recuperación de la democracia en España ha sido, sin duda, el de dar la posibilidad a los padres que lo quieran de educar a sus hijos en cualquiera de las lenguas españolas que elijan". Así arranca la columna de Esperanza Aguirre que publica hoy el ABC sobre la cuestión del trilingüismo balear.

De esta forma la ex presidenta de Madrid explica que "en estos 35 años transcurridos desde la aprobación de la Constitución" no ha conocido "ningún caso de ciudadanos españoles que no hayan podido ser escolarizados en su lenga materna… siempre que esa lengua no sea el castellano".

Aguirre destaca que "los gobiernos de las Comunidades Autónomas con ciudadanos de lengua materna distinta del castellano han extremado la atención para que puedan ejercer en plenitud su derecho a conocerla y usarla. Esa atención de los gobiernos autonómicos me parece muy razonable, porque, además, veníamos de una situación en la que los hablantes de esas lenguas habían visto vulnerado ese derecho".

Sin embargo, a este comportamiento, la popular destaca dos errores: violar los derechos de los ciudadanos a estudiar en español y utlizar el resto de lenguas de España para "semprar sentimientos de rechazo, recelo y hasta odio hacia el resto de los españoles".

Aguirre lamenta que, pese a lo manido que está el tema en la opinión pública, la política, la justicia y los medios de comunicación "todavía falta mucho para que se resuelva de manera plenamente satisfactoria para todos" y advierte que, de no hacerlo, "los derechos de unos podría vulnerar los derechos de otros".

En la instumentalización de un idioma para arco y flecha contra el resto de los españoles, Aguierre destaca que "algunos han llegado, incluso, a decir que las lenguas tienen derechos cuando son sólo los hablantes de las lenguas los que pueden ser detentadores de derechos". Así, expone que "no hace falta ser un lince para ver que esos sentimientos de rechazo hacia el resto de los españoles están en la base de los sentimientos que los políticos nacionalistas quieren cultivar para justificar sus objetivos de ruptura con el resto de España".

Recuerda que "el presidente de Baleares, José Ramón Bauzá, se presentó a las últimas elecciones autonómicas con un programa en el que garantizaba a los ciudadanos de las Islas la libertad de elegir la lengua en que quieren que sus hijos sean escolarizados", proyecto con el que el presidente obtuvo la mayoría absoluta.

Pese a los intentos de Bauzá de mejorar la educación de los escolares en relación al producto laboral sobre la que se basa su economía (la inmersión del inglés para hacer frenta al turísmo internacional), "los partidarios de una educación monolingüe" ponen por encima el catalán para "seguir sembrando ese rechazo a España" y "preconizar la anexión de las Baleares a la república independiente de Cataluña con la que sueñan", subraya la ex presidenta de Madrid.

Aunque, lejos de apoyar a la "lógica de los separatístas y anexesionístas" con la que agurre discrepa aunque entiende, lo que le resulta "incomprensible" es la posición de los socialistas, que están "apoyando las movilizaciones que el pancatalanismo está promoviendo contra el legítimo y democrático gobierno de José Ramón Bauzá y contra su ambiciosa política educativa".

De interés

Artículos Relacionados