lunes,29 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaBanco Santander trata de frenar la fuga de clientes ante la nueva...
Centrada en su cuenta 1,2,3, que presentó como más rentable

Banco Santander trata de frenar la fuga de clientes ante la nueva subida de comisiones

Redacción
El Banco Santander es objeto en los últimos meses de una ofensiva de sus competidores para captar a los clientes descontentos con la subida de comisiones que aplicará a su Cuenta 1, 2, 3 a partir de febrero, tres euros mensuales (36 al año) por cada tarjeta de débito, crédito o ´revolving´, sumados a los tres euros al mes que ya cobraba por mantenimiento y otros recargos habituales en el banco gestionado por los Botín, como reclamaciones y compras en monedas distinta del euro.

El Banco Santander ha respondido a la ofensiva de sus competidores para robarle clientes descontentos con la subida de comisiones que aplicará a la popular Cuenta 1, 2, 3 a partir de febrero. Este lunes, envió un 'mail' personalizado a todos los titulares en que les informaba de cuánto dinero han ganado hasta la fecha para tratar de retenerlos. En el mismo correo, les daba cuenta de las nuevas condiciones que aplicará y de algunas más que no se conocían hasta ahora, como una subida de los costes por pagar compras en moneda distinta del euro.tres euros mensuales (36 al año) por cada tarjeta de débito, crédito o 'revolving', que se suman a los tres euros al mes que ya cobra la Cuenta 1, 2, 3 por mantenimiento. Además, exige la contratación y un movimiento trimestral de una tarjeta de crédito, aunque el banco matiza que solo cobrará tres euros aunque se tenga más de una tarjeta. Así, la mayoría de los clientes tendrán que pagar 72 euros al año: 36 por la cuenta y 36 por las tarjetas.

Santander es la entidad que más se ha significado hasta ahora en este campo. La Cuenta 1,2,3, su producto estrella, ofrece la remuneración más alta del mercado, hasta un 3%, pero también es la única con comisión de mantenimiento de tres euros al mes. A ella hay que sumar ahora la nueva comisión de tres euros por la contratación obligatoria de un pack de tres tarjetas asociado a la cuenta (débito, crédito y revolving). Santander se ha fijado como objetivo que las comisiones cubran más del 50% de los gastos operativos del grupo en 2018, frente al 47% actual. Calcula que si incrementa el peso de las comisiones hasta el nivel de los competidores con los estándares más altos, sus ingresos podrían aumentar en más de 5.000 millones al año. Ahora, su margen bruto ronda los 45.000 millones. 

Las denuncias de ADICAE, confirmadas

Las últimas noticias confirman las denuncias del último año de la asociación ADICAE, la más representativa del sector, según la cual la entidad presidida por Ana Patricia Botín pretende cobrar a cuatro millones de sus clientes 132 euros al año —96 euros por la cuenta y otros 36 por renovación de la tarjeta principal— por tener una cuenta corriente a no ser que domicilien su nómina, tengan tres recibos domiciliados y usen como mínimo 6 veces al trimestre las tarjetas de débito o crédito emitidas por el banco. 

ADICAE cuenta que el Santander quiere cerrar el El Plan Queremos ser tu banco, un plan para disfrutar de "cero euros en comisiones de servicio indefinidamente" y que incluía ciertas ventajas como descuentos en comercios o espectáculos, seguros de salud, sorteos, etcétera. 

Los clientes concentran sus productos en una sola cuenta de una misma entidad para evitar el pago de comisiones, según estudios de Inmark recogidos por Expansión con el título de que las comisiones hacen perder inter clientes a los bancos.El número promedio de productos y servicios contratados por cliente se sitúa ahora en 5,27: 2,55 productos y 2,72 servicios. ING ha sido la única entidad que realmente ha conseguido un saldo positivo de altas (5,8% de nuevos clientes) frente a bajas (-1,6%). En segunda posición, CaixaBank, queda en tablas. Todos los demás grandes bancos pierden clientes, y en peor posición se encuentra Popular (-3,4%), seguido de Santander (-1,6%), Bankia (-1,5%), Sabadell (-0,8%), Ibercaja (-0,6%) y BBVA (-0,1%). Por ello, el  29,5% de los ciudadanos encuestados por Inmark ha asegurado ser clientes de CaixaBank y el 3,7% lo son de ING. Por el contrario, BBVA (17,2%), Santander (13,5%), Sabadell (7,1%) y Popular (3,6%), se sitúan en mínimos históricos en el estudio.

Sólo una quinta parte (20,2%) de los españoles gestionan sus ahorros o realizan sus operaciones financieras mediante varias entidades, una cifra cada vez más alejada del 33,4% alcanzado en 2008. Es una de las consecuencias de la crisis económica y de las nuevas estrategias comerciales que ha adoptado el sector financiero en un entorno de bajos tipos de interés y escasa rentabilidad. Ahora, ya no hay competencia por captar depósitos, uno de los factores que más impulsaba a los ciudadanos a abrir una cuenta en otro banco. En paralelo, las entidades han generalizado el cobro de comisiones, de las que los clientes sólo se pueden librar -y no en todos los casos- a cambio de más vinculación, es decir, concentrando el máximo de productos en un solo banco. Esta situación ha forzado la cancelación de muchas cuentas bancarias que eran secundarias para las familias, según atestigua el último informe sobre Comportamiento Financiero de los Particulares en España que ha realizado la consultora Inmark -de referencia para todo el sector-.

Previamente, el mismo diario informó que los bancos españoles cobraron en comisiones 10.800 millones en el primer semestre del presente año sobre unos ingresos totales de 46.900 millones. Supone un peso del 23,07%, por debajo del 26,64% registrado en Europa, donde las comisiones sumaron 86.000 millones y los ingresos, 323.000 millones. Entre las grandes economías, el porcentaje oscila entre el 23,6% de Reino Unido y el 36,5% de Italia. Por entidades, Ibercaja, Kutxabank y CaixaBank son los bancos españoles en los que las comisiones tienen más relevancia, con un peso en los ingresos de en torno al 35%. La otra cara de la moneda son Popular, Liberbank y Unicaja, con tasas inferiores al 18% (ver gráfico). Entre los grupos europeos, el italiano Intesa Sanpaolo (44,5%) y el alemán Deutsche Bank (37,39%) destacan en generación de comisiones, frente al británico Lloyds (13,72%).

La información fue reforzada por un gráfico con datos de la Autoridad Bancaria Europea, donde puede apreciarse que la tendencia alcista de las comisiones en la banca española su suma a que es hasta ahora la que suele cobrar mayores intereses y por tanto destaca por sus mayores márgenes por ello:

 

Frente a esta estrategia, otros bancos siguen fieles, de momento, a la política de comisiones cero. Bankinter y Sabadell tienen cuentas que ofrecen rentabilidades más bajas que la de Santander, pero no cobran comisiones. Tampoco aplican gastos de mantenimiento o de tarjetas Bankia, BBVA o CaixaBank. Sus productos no remuneran saldos ni recibos, pero tienen otras ventajas como regalos en especie o bonificaciones en pagos con tarjeta o contratación de depósitos. No obstante y al contrario que Santander, estas entidades han ido ajustando la rentabilidad de sus cuentas y el resto de sus ventajas.

Carrera alcista de comisiones reafirzada hace un año

La carrera alcista de las comisiones bancarias en España se reforzó hace más de un año en tarjetas y cajeros. Bankia, Sabadell y las pequeñas entidades integradas en la red Euro 6.000 fijaron hace un año en 0,65 euros la comisión máxima que empezarán a cobrar a los clientes de cualquiera de ellas cuando retiren dinero de sus cajeros.

Por su parte, Banco Popular, Bankinter, Cajamar, Banca Pueyo, Banco Caminos, Deutsche Bank, ING y todas las cajas rurales y cooperativas de crédito, que suman 8.143 cajeros, firmaron entonces pactos bilaterales para rebajar sus comisiones a un máximo de 0,65 euros entre los clientes de las demás. Popular y Bankinter dijeron que no cobrarían a los clientes de alguno de sus socios.

Caixabank, BBVA y Santander, que suman el 44% de la red de cajeros, anunciaron que cobrarían entre 1,5 y 2 euros, según reflejan los diarios. El cobro de estas comisiones se empezó a aplicar entre mediados de diciembre pasado y el 1 de enero, a más tardar, cuando entró en vigor el real decreto aprobado por el Gobierno el pasado 3 de octubre.

 

De interés

Artículos Relacionados