lunes,6 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadBorrell ya es vicepresidente de la Fundación Europea de Estudios Progresistas
Presenta su último libro en Valencia y arremete contra NYT

Borrell ya es vicepresidente de la Fundación Europea de Estudios Progresistas

Redacción
EL exministro y expresidente del Parlamento Europeo Borrell ya figura como vicepresidente de la Fundación Europea de Estudios Progresistas (FEPS, por sus siglas en inglés), tras rechazar un papel relevante en el nuevo organigrama del PSOE y ser nombrado a propuesta del líder del PSOE para esta Fundación, donde Borrell preside además el Consejo Científico.Este fin de semana presenta su último libro en Valencia y arremete contra el diario norteamericano" NYT por defender el referendum catalán.

Pedro Sánchez propuso hace varias semanas a Borrell formar parte de la junta directiva de la Fundación que engloba a las asociaciones progresistas de Europa, presidida por la eurodiputada portuguesa Maria Joao Rodrigues y de la que forman parte organizaciones vinculadas al PSOE, como la Fundación Pablo Iglesias. La Fundación Europea de Estudios Progresistas (o FEPS) está vinculada al Partido Socialista Europeo y al grupo de los socialdemócratas en Bruselas.

De ella forman parte asociaciones relacionadas con los partidos socialdemócratas de toda Europa, incluida España. De aquí proceden la Fundación Pablo Iglesias, ligada al PSOE y presidida por Alfonso Guerra –y de la que Pedro Sánchez es patrono–; la Fundación Felipe González; y la Fundación Rafael Campalans, el "laboratorio de ideas" del PSC. 

La Fundación Europea de Estudios Progresistas forma parte además del Global Progressive Forum (GPF), creada en 2003 como alternativa a la globalización neoliberal basada en que la gente circule libremente, sin racismos, los ciudadanos y no los mercados financieros decidan su futuro, donde la norma sea la solidaridad y no la competencia, y donde la democracia y los derechos humanos sean respetados más que las armas. Esta integrada por el Grupo de Socialistas y Demócratas del Parlamanto Europeo, Internacional SocialistaFundación Europea de Estudios ProgresistasPartido Socialista Europeo y Solidar, Red Europea de ONG y de las organizaciones del movimiento obrero, cuya visión es que todas las personas deben ser capaces de vivir dignamente.

Borrell sigue estos dias presentando su último libro "Los idus de Octubre" (su Twitter se abre con su valoración de las primarias recordando que la militancia ha vuelto a decidir como cuando él gano a Almunia, y en Valencia ha desconfiado de barones que ahora prometen lealtat a êdro Sánchez) y en una tribuna publicada este viernes en EL PERIODICO juzga preocupante que medios de reconocido prestigio como el 'New York Times' (NYT), en un reciente y comentado editorial, informen erróneamente sobre las raíces económicas del problema de la relación entre Catalunya y España. En efecto, en ese editorial se decía que «Catalunya contribuye con casi una quinta parte al PNB español, pero solo recibe el 9,5 % del presupuesto español». Esta forma de presentar las cosas sugiere que Catalunya recibe menos de la mitad de los impuestos que paga, que es lo que Oriol Junqueras hace tiempo que viene predicando.

"Pero la realidad es bien distinta, tal y como explican los informes de la Generalitat", agrega Borrell: "La contribución de Catalunya al PIB español es desde hace 10 años del orden del 19%. Y su contribución a la recaudación fiscal del Estado es también del orden del 19%. O sea, que aporta de forma proporcional a su riqueza relativa. Y recibe del orden del 15% del total de los recursos globales del Estado, una proporción cercana al porcentaje de su población que es el 16%. Incluso si solo se consideran los recursos que efectivamente se gastan en territorio catalán y que excluyen muchos gastos que también benefician a los catalanes, o que en todo caso tendría que asumir la Catalunya independiente –como Defensa y representación exterior– la proporción de lo recibido desde el año 2012 ha sido una media del 14%. Por lo tanto, hay un problema que, sin tener en cuenta el carácter progresivo de cualquier sistema fiscal, se puede cifrar en 1 o 1,5 puntos del PIB. Muy lejos de la incorrecta información del 'NYT'."

De interés

Artículos Relacionados