jueves,21 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadCaen un 3,3% los abortos, pero aumentan entre las menores de 15...
El perfil es graduada en ESO, autónoma y sin hijos

Caen un 3,3% los abortos, pero aumentan entre las menores de 15 años

Redacción
El número de interrupciones voluntarias del embarazo disminuyó en 3.700 en 2013 con respecto a 2012. Así lo reflejan los datos que, por fin, publicó ayer el Ministerio de Sanidad. Aunque el dato muestra una reducción, lo cierto es que si se tiene en cuenta el descenso de los nacimientos en 2013 y la reducción del número de mujeres en edad fértil, los abortos aumentaron un 2,6 por ciento en 2013 con respecto al total de embarazos.

 En 2013 fueron 108.690 mujeres las que interrumpieron su embarazo con una ley de plazos —la que aprobó el PSOE en 2010— similar a la que impera en Europa y que permite abortar libremente hasta la semana 14 de embarazo. Esto supone que 11,74 de cada 1.000 mujeres en edad fértil abortaron en 2013, frente a las 12,01 de 2012. La mayoría, el 89,93%, lo hizo por elección, ejerciendo el derecho al aborto consagrado hace cuatro años.

Los expertos atribuyen este descenso —recogido en el informe anual del Ministerio de Sanidad conocido ayer— a la salida de inmigrantes y jóvenes españolas del país, a un uso más responsable de los anticonceptivos y a la dispensación libre de la píldora del día siguiente. Pero también a la ley de plazos, que únicamente el año que arrancó produjo un repunte de los abortos (un 5%), para luego caer. “Las cifras rebaten las profecías del PP de que una ley más o menos progresista como esta iba a aumentar el número de interrupciones del embarazo. No ha sucedido”, resume el ginecólogo Javier Martínez Salmeán.

La mujer que aborta es, mayoritariamente, graduada en ESO y equivalentes (37,36%), trabajadora por cuenta ajena (45,80%), no tiene ningún hijo (45,08%), ha usado métodos anticonceptivos (44,6%) y no ha pasado nunca antes por una interrupción voluntaria del embarazo (62,76%). El grupo más amplio de las mujeres que abortaron, el 19,43%, tenía entre 20 y 24 años. La minoría, el 3,92%, más de 40. No hay cifras específicas sobre menores. La tabla del Ministerio de Sanidad solo indica que, del total de abortos, el 12,23% fueron de “19 y menos años”, frente al 12,95% de 2012.

Mientras, los datos oficiales reflejan un aumento entre las adolescentes. Comparando los años 2012 y 2013 es evidente que los abortos aumentaron sustancialmente entre las menores de 14 años, al contrario que entre las de 16 y 17 que disminuyeron levemente. Así, en el conjunto de las mujeres con una edad comprendida entre los 9 y los 11 años, los abortos se redujeron en cerca de mil, ya que pasaron de 13.658 en 2012 a 12.771 el año pasado. Si sólo se tienen en cuenta las menores de 15 años, el número aumentó en 43. De 460 en 2012 a 503 en 2013, un 9,3 por ciento más.

La Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI) reveló hace unos meses que, hasta el mes de septiembre, un total de 913 menores de entre 16 y 17 años habían abortado. De éstas, 113 lo hicieron sin consentimiento paterno. En el estudio de ACAI, en el que participaron 22 clínicas, se incluían las razones que las jóvenes alegaban para abortar sin el conocimiento de sus padres. Entre ellas destacaban: el desamparo familiar, familias desestructuradas, progenitores en prisión, riesgo de sufrir malos tratos, mujeres emancipadas que residen en el país sin sus padres, enfermedad paterna o materna invalidante, padres abiertamente contrarios al aborto provocado, y padres que por voluntad propia renuncian a conocer y acompañar a la menor. De los datos que se incluían en esta encuesta de ACAI, sólo el 8 por ciento lo hicieron por razones relacionadas con su edad (juventud o madurez)

Alrededor de 3.200 niños de madres adolescentes nacen al año en nuestro país. Conrado Giménez-Agrela, presidente de la Fundación Madrina, afirma que no es raro encontrarse casos protagonizados por chicas de 13, 14 y, sobre todo, son de mujeres de 16 años. Eso sí, él insiste en que «sospechamos que las clínicas no contabilizan a todas las menores que abortan en ellas». Y es que desde su entidad, Giménez-Agrela ayuda a las menores a salir adelante y no poner fin a su embarazo.

Fuente: El País y La Razón

De interés

Abortando y prevaricando

Love for Share

Artículos Relacionados