domingo,17 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadCalentar la nicotina o tabaco es tan nocivo como el tabaquismo tradicional,...
2ª droga nacional de los jóvenes,mata a 50.000 personas-año

Calentar la nicotina o tabaco es tan nocivo como el tabaquismo tradicional, según los expertos

Redacción
En España el tabaco es la segunda droga más extendida entre los jóvenes de 14 a 18 años tras el alcohol y cada año provoca alrededor de 50.000 muertes.Pero los nuevos dispositivos de vapor y nicotina lanzados por la industria suponen tanto riesgo para la salud como los tradicionales. Así concluyeron expertos nacionales e internacionales convocados para analizar las estrategias de marketing y su impacto en la salud, incluida la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo

Alrededor de 100 profesionales de la salud y medios de comunicación se dieron cita en el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para tratar diversos temas relacionados con la reducción de daños ocasionados por el tabaco en el encuentro “Reducción de daños en tabaco: verdades, mentiras y estrategias”.Entre las conclusiones que surgieron de todas las ponencias que tuvieron lugar destacamos las siguientes:

 

Javier Ayesta. Profesor de Farmacología y Trastornos Adictivos de la Universidad de Cantabria y director del Máster de Tabaquismo PIUFET.De cara al mantenimiento de su negocio, las empresas tabacaleras están lanzando al mercado una serie de nuevos productos que, en líneas generales, se caracterizan por utilizar sistemas de calentamiento de la nicotina y/o del tabaco.Aunque es presumible que estos productos presenten una menor toxicidad que los cigarrillos habituales, el grado aproximado de toxicidad no va a poder conocerse en varias décadas. En cualquier caso, está fuera de duda que no son productos inocuos y que son capaces tanto de generar como de mantener la adicción a la nicotina.Con el fin de proteger a las personas más vulnerables de nuestra sociedad de las estrategias y tácticas de marketing comercial de las tabacaleras, es imprescindible que estos nuevos productos sean sometidos a una regulación estricta, aplicándoseles las mismas medidas de control que se aplican a otros productos de tabaco o a otros productos que contienen nicotina y que no están regulados como medicamentos.Conviene no perder de vista que las estrategias de reducción de daños que se utilizan en salud pública en relación a los consumos de sustancias adictivas son estrategias que deben ser aplicadas en un marco desnormalizador del consumo y que no tiene sentido dejarlas al arbitrio de intereses comerciales que regulan los mercados.

 

Filippos Filippidis. Co-director del Máster de Salud Pública del Imperial College de Londres y miembro del Comité de Tabaquismo de la ERS, Sociedad Europea de Patología Respiratoria.“Los pulmones humanos están creados para respirar aire limpio, no para "reducir los niveles de toxinas y carcinógenos" y el cuerpo humano no está destinado a ser dependiente de una droga adictiva. La Sociedad Respiratoria Europea (ERS) no puede recomendar ningún producto perjudicial para los pulmones y la salud humana. Por lo tanto, ERS apoya firmemente la implementación del Convenio Marco para el control del tabaco (CMCT) de la OMS, y no puede recomendar el uso de los cigarrillos electrónicos como herramienta para la reducción de los daños causados por el tabaco como estrategia poblacional de salud pública.

 

Juan Miguel Rey. Psicólogo, profesor de Comercialización e Investigación de Mercados, Universidad de Granada.“La industria de la nicotina y el tabaco, con años de experiencias de éxito en el marketing de sus productos a la población, parece estar de vuelta utilizando la comunicación de marketing para posicionar sus productos a diferentes grupos de consumidores, usando temas recurrentes como el glamour, la libertad, aparte de temas como cambiar el cigarrillo por los nuevos productos o la cuestión de la salud”. 

Silvano Gallus. Director del laboratorio de Epidemiología de los Estilos de Vida, Instituto de Investigación Mario Negri, Milán.Durante su ponencia nos mostró que en Italia una alta proporción de adultos que utilizan Productos de Tabaco por Calentamiento (PTC) -más del 30%- o están interesados en probarlos (43%) no eran fumadores o eran ex fumadores que habían dejado de fumar durante años. En Italia, los HTPs son probablemente una puerta de entrada para fumar cigarrillos convencionales en lugar de una estrategia efectiva de reducción de daños.

 

Rodrigo Córdoba. Médico de Atención Primaria, profesor de la Universidad de Zaragoza; expresidente del CNPT.“Hay que diferenciar lo que es una estrategia de reducción de riesgos de lo que es el marketing para reducir la percepción de riesgos. En estos momentos sabemos que los dispositivos electrónicos que liberan nicotina son adictivos y tóxicos a corto plazo. El riesgo cancerígeno o los efectos respiratorios a largo plazo no se conocerán en décadas y debería imperar el principio de precaución. No son productos terapéuticos ni hay evidencia de que ayuden a dejar de fumar por el contrario, retienen al consumidor en su adicción e incrementan su riesgo en el 60-90% de los casos por consumo dual. En el 40% los primeros consumidores no son fumadores.

 

Esteve Fernández. Director de Epidemiología y Prevención del Cáncer del ICO, Instituto Catalán de Oncología; expresidente de la Soc. Esp. de Epidemiología.El control del tabaquismo requiere de intervenciones de alto riesgo o individuales y de intervenciones poblacionales, que es la estrategia más efectiva.Tratar a los fumadores (tratar la adicción a la nicotina) es una intervención individual necesaria pero insuficiente para mitigar el daño causado por el tabaco.

 La “reducción de daños” no es en ningún caso una estrategia poblacional ni puede por tanto reemplazar la prevención primaria ni el tratamiento como principal estrategia de control del tabaco a nivel local, nacional o global.

 

La Jornada se celebró en la sede del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, y fue organizada por el Propio Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, por la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), en colaboración con la Red Europea de Prevención del Tabaquismo (ENSP), el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) y el Instituto Catalán de Oncología (ICO). En ella se abordaron diversos temas relacionados con la reducción de daños ocasionados por el tabaco y otros productos de consumo de nicotina relacionados con el tabaco.

 

En el encuentro, que estuvo restringido a los profesionales de la información socios de ANIS, participaron diversos expertos nacionales e internacionales en tabaquismo que forman parte de organismos e instituciones como: el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, la Red Europea de Prevención del Tabaquismo de Bruselas(ENSP), el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), la Universidad de Cantabria, el Imperial College de Londres, la Universidad de Granada, el Instituto de Investigación Mario Negri de Milán, la Universidad de Zaragoza y el Instituto Catalán de Oncología.

Intervención de la ministra y participación de ANIS

 

El acto fue organizado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), la Red Europea de Prevención del Tabaquismo (ENSP) y el Instituto Catalán de Oncología (ICO).

La Ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, alertó y contextualizó acerca del consumo en nuestro país comentando que “el cigarrillo tradicional de cajetilla sigue siendo la forma de consumo de tabaco más extendida, pero casi un 9% de la población de 15 a 64 años ha probado los cigarrillos electrónicos alguna vez. Entre los jóvenes de entre 15 y 24 años, un 13% dice haberlos consumido”.
Respecto a estos nuevos formatos de consumo Carcedo advirtió de que “las nuevas formas de fumar crean adicción y tienen efectos perjudiciales para la salud por lo que es necesario informar y alertar a la población para que sean conscientes y este tipo de encuentros ayudan a ello”.
A continuación, hubo ponencias impartidas por expertos nacionales e internacionales que, entre otros temas, destacaron el riesgo que supone para la salud las nuevas formas de consumo de nicotina en base a la evidencia científica. Además, sobre como las campañas publicitarias y de relaciones públicas que está llevando a cabo la industria tabaquera pueden generar confusión sobre los riesgos y efectos asociados al uso de los mismos, respondiendo únicamente a objetivos comerciales.
En este sentido, la presidenta de ANIS, Graziella Almendral añade que “en materia de tabaco, a los periodistas nos llega cada vez con más frecuencia información mezclada con comunicación y marketing. Por eso, hemos querido organizar un encuentro con reconocidos especialistas que nos ayude a mejorar nuestra formación, a actualizar nuestras fuentes informativas, a saber, como dice el título del encuentro, qué es mentira, qué es verdad y qué es estrategia en reducción de daños en tabaco desde el punto de vista de la salud pública”.
Por todo ello, en este encuentro se aboga por la importancia de la colaboración entre los medios de comunicación, las sociedades científicas y la administración pública para trasladar mensajes claros que alerten sobre el peligro de estos nuevos dispositivos.
“Este tipo de jornadas son necesarias dada la desinformación que existe actualmente en la sociedad. Miembros del Ministerio de Sanidad y diferentes expertos pertenecientes a sociedades científicas europeas y españolas defienden el interés de la salud pública por encima de cualquier otro, con total autonomía y rigurosidad científica”, declara el presidente de la ENSP, Francisco Rodríguez.
Los expertos aseguran que la seguridad y la eficacia de los cigarrillos electrónicos como ayuda para dejar de fumar no han sido demostradas. Pudiendo prolongar el consumo e implicar riesgos adicionales.
Por otro lado, los Productos de Tabaco por Calentamiento (PTC) son, como todas las formas del tabaco, peligrosos para la salud. No existe evidencia en afirmar que los PTC sean menos nocivos para la salud que los productos de tabaco convencional, ni para aquellas personas que los consumen, ni para aquellas expuestas a sus emisiones.
Los ponentes del encuentro forman parte de diferentes organismos e instituciones como: el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, la Red Europea de Prevención del Tabaquismo de Bruselas (ENSP), el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), la Universidad de Cantabria, el Imperial College de Londres, la Universidad de Granada, el Instituto de Investigación Mario Negri de Milán, la Universidad de Zaragoza y el Instituto Catalán de Oncología. 
Sobre ANIS
ANIS es la asociación sin ánimo de lucro de periodistas sanitarios y profesionales de la comunicación en salud de España y fue creada en 1994.
Se trata de una de las asociaciones de prensa sectorial más grandes de España contando en la actualidad con unos 700 asociados: periodistas especializados en salud de todo el país, con representantes de todos los soportes existentes (prensa, radio, televisión e internet) y pertenecientes tanto a la prensa generalista y especializada como de difusión nacional y local. También aglutina a los representantes de la comunicación de servicios y centros sanitarios, instituciones, entidades y empresas sanitarias, así como agencias de comunicación. Además de periodistas y comunicadores integran las asociaciones de profesionales de todos los sectores sanitarios, como médicos, enfermeros o farmacéuticos.
Sus principales objetivos son defender los derechos de sus asociados en el ámbito que le es propio, fomentar la formación continua y velar por la ética profesional.
ANIS está vinculada a la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE).

De interés

Artículos Relacionados