sábado,28 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadCarrillo asume el Rectorado de la Complutense
Nuevo rector, nuevos retos

Carrillo asume el Rectorado de la Complutense

ibercampus.info
El catedrático José Carrillo ha tomado este viernes posesión como nuevo rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) destacando que su "intención" es "restablecer" las "buenas" relaciones con las instituciones públicas, entre ellas, la Comunidad y el Gobierno de España, así como trabajar en un Plan de ahorro que ayude a pagar, primero, a los proveedores y finalmente poder refinanciar la deuda que tiene la universidad.

 

En un acto celebrado en el Paraninfo de la UCM, Carrillo ha estado arropado por el rector saliente, Carlos Berzosa, que deja su puesto tras dos legislaturas de mandato, así como de numerosas personalidades como la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre; la delegada de Gobierno en Madrid, Dolores Carrión; el secretario general del PSM, Tomás Gómez; y el coordinador de IU-CM, Gregorio Gordo

Aunque ha indicado que no va a aprovechar su toma de posesión para "pedir la carta de los Reyes Magos", Carrillo ha señalado que su intención es la de "restablecer" las "buenas relaciones con el conjunto de las instituciones públicas, que en mayor o menor medida tienen relación con la Universidad" como el Gobierno de la Comunidad, el Gobierno de España y los ayuntamientos de la región, sobre todo, donde desarrolla la UCM "actividades docentes e investigadoras".

Además, ha reconocido la deuda que tiene la institución pública madrileña, sobre todo con los pequeños proveedores, y ha avanzado que está trabajando ya para desarrollar un Plan de Ahorro que consista en pagar primero a éstos y poder después, con la colaboración de alguna institución financiera, refinanciar la deuda de la universidad. El fin es que la UCM mantenga su "compromiso social".

Por su parte, la presidenta de la Comunidad en funciones, Esperanza Aguirre, ha ofrecido al nuevo rector la "plena colaboración" del nuevo Gobierno regional para afrontar los "retos" a los que se va a enfrentar la institución madrileña los próximos cuatro años.

Aguirre ha asegurado que los desafíos a los que se enfrenta la universidad Complutense "son muchos y muy importantes" y requieren "toda la atención del rector, de su equipo directivo y todo el apoyo de las autoridades educativas de la Comunidad de Madrid".

Atrás han quedado las críticas a la gestión del rector saliente, Carlos Berzosa, por parte de la Comunidad, que llegó a culparle de la situación de la universidad, y Aguirre ha destacado que la Complutense "sigue siendo la mayor universidad española por número de alumnos y la segunda de Europa, con más de 85.000 estudiantes".

Protesta de becarios

Fuera del recinto, una decena de becarios de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) en nombre de la Asamblea Autónoma de Becarios en Lucha han aprovechado el acto para pedir "condiciones de trabajo dignas" y para "declararle la guerra" al nuevo rector en el caso de que decida mirar hacia otro lado.

Con un altavoz y una pancarta donde se podía leer ´Carrillo: o la contratación o la guerra´, los jóvenes han explicado que los becarios, "personas que realizan el trabajo que nadie quiere hacer", en el caso de la UCM, en la mayoría de los casos están a "disposición de la universidad".

Así, han denunciado que sufren un "continuo" cambio de la función a realizar en sus puestos de trabajo, que es imposible cotizar a la Seguridad Social y de contabilizarlo como vida laboral, y que, además, tienen que firmar un contrato de exclusividad con la universidad "por un sueldo irrisorio".

Además, explican que no les es posible disfrutar de los derechos que tienen el resto de trabajadores de la Complutense como el descuento anual del Abono Transportes, o la asistencia de formación. También denuncian la ausencia total de carga formativa, reconocida, sin embargo, en su contrato "como un 20 por ciento de su tiempo de disfrute de beca".

"Denunciamos que la Universidad Complutense de Madrid utiliza a los becarios como mano de obra barata y precaria, rozando posicionamientos ilegales, ya que en infinidad de casos realizamos trabajos para los que no estamos contratados", destacan los becarios en uno de sus panfletos informativos.

Es por eso que reivindican "unas condiciones de trabajo dignas" y denuncian a la Universidad por hacer de la "necesidad" de los jóvenes "su gallina de los huevos de oro". Ante esto, convocan a las 13.30 horas del próximo jueves, 9 de junio, a una asamblea para encontrarse los becas y tratar su problemática.

De interés

Artículos Relacionados