miércoles,27 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadCastilla y León abandera la Estrategia Universidad-Empresa
Iniciativa pionera

Castilla y León abandera la Estrategia Universidad-Empresa

ibercampus.info
Establecer una alianza entre dos mundos condenados a entenderse, la universidad y la empresa. Este es el objetivo Estrategia Universidad-Empresa, una inicativa pionera es este país que ha puesto en marcha Castilla y León. Con ella pretende incrementar en el plazo de cuatro años (2008-2011) en un 63% el número de empresas de media y alta tecnología y que los ingresos anuales por I+D y servicios científico-tecnológicos bajo contrato de universidades y centros tecnológicos pasen de 49,3 millones de euros a 74 millones de euros en 2011.

 

Estos son sólo dos de los 11 objetivos específicos desplegados en la estrategia presentada ayer por la Junta de Castilla y León con el fin de que el conocimiento que generan las universidades de la región acabe teniendo reflejo en iniciativas empresariales innovadoras y no tengan como destino el fondo de un cajón.

La Estrategia persigue «fortalecer el triángulo del conocimiento (Educación, Innovación e Investigación) como base de la construcción de la ventaja competitiva en Castilla y León, fomentando la innovación tecnológica en las empresas a partir de la transferencia del conocimiento generado en las universidades y sentando las bases de un crecimiento económico sostenible y de una creación de empleo de calidad». En definitiva, un plan que a lo largo de su vigencia movilizará, según las previsiones de la Junta, 150 millones de euros, de los cuales 119,6 aportará la Consejería de Economía y Empleo y otros 30,4 millones la de Educación.

Una de las principales novedades que presenta esta Estrategia es que será evaluada de forma periódica en función de un número reducido pero cuantificable de indicadores ajenos a la Administración autonómica, como es el caso del Instituto Nacional de Estadística. Los indicadores que se utilizarán son el porcentaje de investigadores en el sector empresarial, el porcentaje de ejecución privada del gasto en I+D, el porcentaje de empresas regionales de más de 10 trabajadores que son innovadoras y, por último, el porcentaje de empresas de alta y media-alta tecnología sobre el total de empresas regionales.

Otro de los ejes trazados trata de lograr que el número de patentes nacionales solicitadas por cada millón de habitantes en universidades y centros tecnológicos pase de las 9 actuales a 15 en el plazo de 3 años.

En cuanto a la generación y consolidación de actividades empresariales de base tecnológica el objetivo es que el número de spin-offs (empresas nuevas formadas por miembros de un centro de investigación, como puede ser una universidad, cuya finalidad es la transferencia de conocimiento con un ámbito de aplicación ideal para el sector I+D, ofreciendo a los investigadores la posibilidad de llevar a la práctica empresarial sus proyectos) suba de 43 a 70 y que su facturación crezca de los 16,9 millones actuales a 28 millones en 2011.

Para dar respuesta a la situación actual del sistema universidad-empresa y a los objetivos planteados, la Estrategia comprende 9 medidas organizadas en tres áreas de actuación: «Transferencia de conocimiento e I+D+I», «Educación, formación permanente y convergencia universidad-empresa» y «foros de diálogo universidad empresa».

Con la primera de estas 9 medidas se plantea el objetivo «consolidar las estructuras de transferencia de conocimiento», dando estabilidad a los recursos humanos especializados e implantando herramientas de trabajo y estrategias específicas para las Oficinas de Transferencia de Conocimiento. Otra medida plantea la necesidad de identificar la demanda y la oferta tecnológica mediante la elaboración de análisis que promuevan la identificación de forma efectiva de la demanda empresarial y de la oferta tecnológica de universidades y centros tecnológicos. Para ello se crearán catálogos y bases de datos de oferta tecnológica, así como una base de datos en internet donde se pueda acceder a grupos de trabajo.

La Junta también estimulará la investigación cooperativa entre el ámbito universitario y empresarial, especialmente, en el desarrollo de proyectos de I+D+I estratégicos, potenciando la participación de empresas, grupos de investigación universitarios y centros tecnológicos de Castilla y León en programas, redes y plataformas tecnológicas internacionales, y nacionales.

Además de perseguir la protección y explotación del conocimiento, articulando la «licencia de la protección intelectual» y «actuaciones relacionadas con la protección de la propiedad industrial», la Estrategia despliega un amplio abanico de medidas para promocionar la cultura emprendedora en la universidad, así como dinamizar y apoyar a las empresas de base tecnológica.

Cátedra de empresas

Más novedosas son las iniciativas que se incluyen en las medidas que plantean la necesidad de crear «cátedras empresas» para articular «la colaboración permanente entre la universidad y determinadas empresas, integrando las enseñanzas en el tejido industrial y facilitando la participación de profesionales destacados como profesores». Aquí también se contempla la figura de los «profesores asociados vinculados a empresas», en un programa en el que «gestores de proyectos de innovación de algunas empresas y centros tecnológicos de la región imparten docencia en las universidades».

Pero si este apartado busca la presencia de la empresa en la universidad, existe otro en el que se incentiva la presencia de la universidad en la empresa con la implantación de prácticas durante el periodo lectivo del curso, en especial para los alumnos de máster, la realización de proyectos de fin de carrera en empresas o la denominada inserción laboral tutelada. En este punto también se recoge un programa de gestores de I+D+I que permite la formación de titulados universitarios en materia de gestión de I+D+I y su incorporación a empresaas regionales, así como la movilidad de investigadores universitarios y de centros tecnológicos a empresas.

Fuente: elmundo.es

De interés

Artículos Relacionados