miércoles,17 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPolíticas y ODSCataluña vota en 1.300 colegios bajo la amenaza de la justicia, a...
Disparidad de análisis en la prensa diaria

Cataluña vota en 1.300 colegios bajo la amenaza de la justicia, a la que apela Rajoy

Redacción
Cataluña vota este 9-N sin incidentes en unos 1.300 de sus 3.700 colegios, donde más de 40.000 voluntarios instalaron según la Generalitat cerca de 6.500 mesas. La Fiscalía ordenó a los mossos identificar a responsables y locales del 9-N, por considerar como el Gobierno Rajoy ilegal la consulta independentista tras ser suspendida en su segunda versión por el Tribunal Constitucional al admitir a trámite su recurso. Mas se ha declarado único responsablet. La prensa es dispar en sus análisis.
La jornada está siendo vigilada de cerca por los mossos y la Fiscalía Superior de Cataluña, que a petición de la Fiscalía General del Estado ha abierto diligencias para determinar si la cesión de locales públicos para la votación constituye algún delito. El Ministerio Público ha ordenado al director general de los Mossos d´Esquadra, Ablert Batle, que notifique "la relación de locales o edificios de titularidad pública" en los que se desarrolle la consulta y que identifique a las "personas responsables" de esos locales "bajo cuya autorización se haya franqueado el acceso a los delegados de las entidades convocantes". Desde la policía autonómica catalana aseguran que el dispositivo policial se mantiene como estaba previsto y que básicamente actuarán para garantizar la seguridad ciudadana.

La Fiscalía Superior de Cataluña también remitió con "carácter urgente" un oficio a la empresa Unipost SA para que entregue "la hoja de encargo, contrato y cuantos documentos obren en su poder relacionados con la distribución o buzoneo de propaganda relacionada con el denominado proceso participativo". Asimismo, reclamó a Unipost que aclare "qué persona o entidad les suministró el listado de destinatarios o el mecanismo por el que se obtuvo dicho listado".

Mas: actuar contra el 9-N, un ataque a la democracia

Aunque la Generalitat sigue estando al mando del "proceso participativo" de hoy, ha dejado el protagonismo de la consulta en manos de más de 40.000 voluntarios, en un intento de que tanto el Gobierno como la Justicia no impidan votar a los catalanes. "Por mínimo sentido común, cualquier actuación fuera de lugar sería un ataque directo a la democracia y a los derechos fundamentales de expresión y participación", advirtió ayer el presidente de la Generalitat, Artur Mas. En una entrevista concedida a TV3, Mas negó que por parte de la Administración autonómica haya habido "presiones" a funcionarios para que se impliquen en el 9N y se mostró "muy esperanzado en que todo saldrá bien".

Los partidos políticos partidarios de la consulta continuaron ayer con la campaña para animar a la participación. "No estamos haciendo como Generalitat de Cataluña un acto de insumisión de transgresión, ni de desobediencia, sino un acto de normalidad democrática", señaló el coordinador general de CDC, Josep Rull. Por su parte, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, aseguró que pase lo que pase hoy, su formación no dejará de trabajar para conseguir la independencia de Cataluña. "No nos conformaremos con nada que no sea la independencia. Continuaremos en campaña permanente el 8, el 9 y el 10 de noviembre hasta la victoria".

Rajoy: "nadie romperá la unidad de España"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, restó ayer trascendencia a la votación que hoy se realizará en Cataluña. "Lo de mañana, se le podrá llamar como se le quiera llamar, pero ni es un referéndum, ni una consulta legal ni es nada que se le parezca y no voy a calificarla. Lo que sí puedo decir es que no produce efecto alguno", señaló en un acto organizado por el PP en Cáceres. Rajoy aseguró que mientras él sea presidente del Gobierno "nadie va a romper la unidad de España" y "la Constitución se cumplirá y la soberanía nacional estará a salvo". En un mensaje dirigido a las autoridades de Cataluña, el jefe del Ejecutivo mostró su deseo de que "a partir del próximo lunes, se recupere la cordura y hablemos dentro del marco de la Constitución y la ley de mejorar la riqueza y bienestar de los ciudadanos y de atender a las preocupaciones de su día a día".

Por su parte, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, dijo ayer que su partido quiere que los catalanes "voten", pero que lo hagan "con todas las de la ley"; es decir, a través de la reforma de la Constitución en clave federal que proponen los socialistas. En un mitin celebrado en Sevilla, el líder de la oposición señaló que, frente al "cruce de monólogos y de reproches entre el PP y CiU", los socialistas les dicen a los catalanes "tres veces sí: sí a la reforma constitucional, sí al Estatuto de Cataluña y sí a la unidad en la diversidad de España, la España federal". En su opinión, el "inmovilismo" del Gobierno de Mariano Rajoy "es gasolina para el independentismo".

Libres e Iguales se manifiesta 

La plataforma Libres e Iguales convocó ayer concentraciones en 55 ciudades españolas en apoyo de la Constitución y en defensa de la ciudanía común. Los responsables de la plataforma hicieron público un manifiesto en el que se denuncia la consulta catalana del 9-N como un "acto simulado de democracia" que pretende "mutilar los derechos políticos de los españoles".

La concentración celebrada ante el Ayuntamiento de Madrid estuvo encabezada por el diputado de UPyD Toni Cantó, el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, el expresidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina, el exsecretario general de CCOO José María Fidalgo, la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, y el director de teatro Albert Boadella.

Disparidad de enfoques y editoriales en la prensa

EL PAÍS afirma en su principal titular de portada que "Cataluña celebra un 9-N inútil para definir su encaje en España", y añade que "la consulta de Mas carece de garantías". EL MUNDO destaca que "los Mossos identificarán a los directores de institutos del 9-N". En la misma línea, ABC señala que "el fiscal abrirá la vía penal contra Mas si cede locales para la consulta", mientras que LA RAZÓN dice que "la Fiscalía ordena a los Mossos buscar pruebas de Mas organiza el 9-N". "Catalunya llega al 9-N con alta expectación", resume LA VANGUARDIA en primera. Bajo el titular "Ensayo general", EL PERIÓDICO dice que "el soberanismo cifra hoy los apoyos a una consulta sobre la independencia".

He aquí un resumen de los editoriales y artículos de opinión:

DEL 9-N AL 10-N SIN IMPEDIR QUE RETORNE LA POLÍTICA (EL PAÍS): Aunque el simulacro de consulta planteado por la Generalitat puede incurrir claramente en la ilegalidad, atropellando el mandato del Tribunal Constitucional, conviene aplicar el principio de proporcionalidad y no matar moscas a cañonazos. De ahí que la contenida actitud de la Fiscalía y, en general, el perfil bajo del Gobierno, no sean para nada criticables. El único mandato extraíble de quienes hoy hagan como que votan y de quienes se nieguen a ello es el propio del modo democrático: restañar las heridas y divisiones en una sociedad, la catalana, que no es monolítica; dialogar entre las instituciones a ello obligadas más allá de las inconveniencias partidistas para hacerlo; explorar soluciones constructivas en lugar de abonar recelos y resquemores, y negociar en consecuencia. Que los avatares del 9-N no impidan el retorno de la política el 10-N. Mañana mismo.

FRENTE AL FRAUDE DEL 9-N DEBE IMPONERSE LA FIRMEZA (ABC): El Gobierno catalán perpetra hoy el mayor fraude de ley cometido en la reciente historia democrática de España, una estafa para la que no ha dudado en implicar a todas las instituciones del poder autonómico creado, única y exclusivamente, por la voluntad constituyente de los ciudadanos españoles, expresada en la Constitución de 1978. Sirviéndose de testaferros bien nutridos de dinero público, Artur Mas y sus socios separatistas han aparcado el sentido del ridículo y el respeto a Cataluña para llevar a cabo una parodia de encuesta con pretensiones soberanistas. Ante este fraude de ley, el Gobierno central no debe hacer concesiones. Es el momento de respetar y hacer respetar la ley. Solo una renuncia expresa del nacionalismo a sus objetivos separatistas y una aceptación incondicional de la unidad de España y de su integridad constitucional permitirían hablar de un tiempo nuevo para pactos nuevos. Hasta entonces, firmeza.

 

MAS HA DESATENDIDO LOS PROBLEMAS REALES PARA CENTRARSE EN LA SECESIÓN (LA RAZÓN ): Desde que CIU ganó las elecciones del 25 de noviembre de 2012, el Gobierno de Mas ha conseguido que el Parlament apruebe once proyectos de ley, aunque la mayoría tienen que ver con aspectos políticos del llamado derecho a decidir. ¿Puede un Gobierno presentarse ante los ciudadanos con una actividad parlamentaria tan pobre y tan sectaria? Es evidente que no, aunque la monopolización de la vida política por el nacionalismo pretenda lo contrario. Dos años perdidos, sin soluciones para el déficit fiscal, la deuda, el paro… Pero Mas parece vivir ajeno a esta realidad, creyendo que un simulacro de consulta es lo que necesita la sociedad catalana.

QUE NO HAYA VENCEDORES NI VENCIDOS, PARA QUE PROSPERE EL DIÁLOGO (EL PERIÓDICO ): Las disquisiciones jurídicas y políticas que han rodeado el 9-N no deben ocultar una realidad: la anunciada consulta sobre la independencia ha quedado severamente devaluada por la firme actuación del Estado y por las insoslayables limitaciones competenciales de la Generalitat. Pero el discreto diálogo entre las partes ha arbitrado al menos un espacio de alegalidad que, permitiendo una importante movilización ciudadana, conjura el temido choque de trenes y salva la dignidad de los ciudadanos e instituciones catalanas, sin comprometer la del Estado. Que no haya vencedores ni vencidos es el primer paso para que el diálogo político, sin imposiciones ni unilateralismos, pueda arraigar y fructificar en un futuro no muy lejano.

El expediente catalán, algo más que una cuestión jurídica (Casimiro García-Abadillo, EL MUNDO):  Si no hay respuestas en los próximos meses, los independentistas habrán ganado. El mayor éxito de Rajoy (una cierta reactivación económica) podría verse arruinado por los nuevos riesgos políticos que todos, menos él, atisban en el horizonte.

El falso nacimiento de Cataluña (Francisco Marhuenda, LA RAZÓN): Uno de los peores efectos del modelo de organización territorial del Estado no fueron las comunidades autónomas, que algunos critican, sino la cesión de las competencias en materia educativa. EE UU y Alemania son dos estados compuestos donde existe lealtad constitucional y no se producen los problemas que sufrimos, desafortunadamente…Wifredo el Velloso no fue el padre de ninguna nación catalana, sino un conde que consiguió convertir el título en hereditario.

¿Cataluñas? ¡Cataluña! (Xavier Vidal-Folch, EL PAÍS): La Generalitat puede rectificar y volver a la Nación plural y transversal. La legislación española desde 1978 la fabricaron principalmente el PSOE y el PP, casi por mitades. Pero en ambos casos, quizá al 90%, con el concurso de CiU. ¿Es ese un Estado enemigo de los nacionalistas catalanes? ¿Acaso son estos enemigos de sí mismos? Y, sin embargo, en estos cuatro decenios, ninguna de las instituciones comunes de primer rango (Gobierno, Congreso, Senado, Tribunal Constitucional, Supremo, de Cuentas, Consejo de Estado) la presidió un catalán, salvo el leridano Landelino Lavilla, que no procedía de la política catalana. Hay mucho por hacer, no solo en lo político. No podemos permitirnos perder más tiempo. Pónganse manos a la obra.

Once años de épica, sin réplica (Luis Arroyo, EL MUNDO): Tan generalizada ha sido la denuncia del agravio que ahora se percibe como real.

Del 9N en adelante (José Antonio Zarzalejos, LA VANGUARDIA): No debe empeñarse Mas por más tiempo en evitar la cita con las urnas a las que tanto afecto dice profesar.

El totum revolutum catalán se llama 9-N (Àlex Sálmon, EL MUNDO): En eslogan, ganan. A Rajoy le hará falta algo más que nuestra querida Constitución.

10-N o la teoría del bucle (Pilar Ferrer, LA RAZÓN): Depende de lo que pase hoy, Mas tendrá que volver a negociar.

Los vivos y los muertos (Enric Juliana, LA VANGUARDIA): Llegamos al 9-N tras el mayor error estratégico del grupo dirigente del PP: afrontar la crisis sin pactos.

Tres heridas(Ignacio Camacho, ABC): Cataluña representa la ruptura territorial; Podemos la ruptura política y la corrupción la ruptura social.

De interés

Artículos Relacionados