miércoles,1 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpinión¿Cervantes un Podemos o antiPodemos?

¿Cervantes un Podemos o antiPodemos?

Redacción
Ahí esta El Quijote o sus otras obras "menores" para que cada uno saque sus consecuencias sobre el legado del español más universal. De momento, dos escritores, Goytisolo y Ezquerra, uno acreedor de grandes premios y el otro de grandes condecoraciones, acaban de presentar a Cervantes como un ejemplo de "Podemos" y de "antiPodemos", respectivamente. Ambos elevan al partido recién creado por Pablo Iglesias desde el marco político y mediático al literario, social y moral.

Como tambien ambos ni siquiera dejan espacio para la interpretación del ”manco de Lepanto” en esos cinco ámbitos de su contexto histórico, realzados por el origen universitario de sus líderes, la tarea podría llegar a presentarle como un caso paradójico de inductor del diálogo, cuyo escepticismo se resiste incluso al consenso como fruto del resultado del debate, tal y como apuntó el cervantista Blasco Pascual. En cualquier caso, y mientras Pablo Iglesias llama este domingo la atención sobre la presente y futura actitud de las élites económicas en su tercer artículo en EL PAIS, quienes sobre esos ya seis ámbitos u otros de inminente actualidad como el fiscal dan relevancia al contexto para interpretar mejor el texto dirían que el partido Podemos, al margen de que confirme o no en las urnas sus expectativas de voto, está ya ganando así centralidad tanto en la agenda mediática y política desde las que surgió, como también en la moral y social, en ambos casos desde su entrada en la agenda de la literatura de la mano de Juan Goytisolo e Iñaqui Ezquerra. 

Con ayuda hasta ahora principalmente a sus potentes detractores, Podemos ha sido objeto en su primer año de vida de más de una decena de libros, de carácter en su mayoría mediático y político. No sería así de extrañar que en breve llegaran otros analizando su significado también en lo político-literario, no descuidado por sus principales líderes, quienes se retrataron con Eduardo Galeano en Montevideo antes de su muerte y reprodujeron la foto en EL PAIS con ese motivo. Por ahora Goytisolo y Ezquerra centran el debate en si fue Cervantes un Podemos o antiPodemos, alargado . Esta controversia tiene más fuerza que las generada por el hallazgo de los restos de Miguel de Cervantes sobre la necesidad o no de leer la obra cumbre de la literatura española y una de las principales de la universal, o sobre si España ha invertido o no lo suficiente o demasiado en buscar y exponer sus restos mortales. 

Al recibir el pasado jueves el Premio Cervantes de manos del rey Felipe VI de España, dentro del Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid),  donde nació Miguel de Cervantes, Juan Goytisolo dijo que “El Quijote rompe las barreras de tiempo y criticó también ante lo presentes (encabezados, además de los Reyes, por el presidente de la Comunidad de Madrid y el ministro de Cultura) la “necedad” de las autoridades por desenterrar los huesos de Miguel de Cervantes para utilizarlos para atraer turismo a España, en lugar de sacar a la luz los episodios oscuros del escritor, tales como la miseria que padeció, su solicitud denegada para emigrar a América y su estancia en la cárcel sevillana por deudas, entre otras.  Y recordó que Cervantes vivió con su familia momentos de extrema pobreza en Valladolid 1605, "en los márgenes más promiscuos y bajos de la sociedad", cuando escribió la primera parte de su novela.

“Sí, al héroe de Cervantes y a los lectores tocados por la gracia de su novela nos resulta difícil resignarnos a la existencia de un mundo aquejado de paro (desempleo), corrupción, precariedad, crecientes desigualdades sociales y exilio profesional de los jóvenes como en el que actualmente vivimos”, dijo afirmando que el panorama actual es sombrío "crisis económica, crisis politica, crisis social", con mas del 20% de los niños de la maerca España en el nivel de la pobreza.

Vídeo de Efe en Youtbe con el discurso de Goytisolo al recibir el Premio Cervantes 2015

Así, Goytisolo apremió a retomar la locura del personaje de Cervantes como una forma de cordura superior que permite a los escritores evadir la realidad “inicua que nos rodea”, sino “asentamos al revés los pies en ella” y no estar resignados a la injusticia: “Digamos bien alto que podemos. Los contaminados por nuestro primer escritor no nos resignamos a la injusticia”, fueron las últimas palabras de Gaytisolo, antes de recibir los aplausos del público, entre el que había exrectores como el exministro y actual candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid Ángel Gabilondo. 

“No se trata de poner la pluma al servicio de una causa, por justa que sea, sino de introducir el fermento contestatario de ésta en el ámbito de la escritura”, afirmó el escritor catalán, quien aludiendo al debate sobre el soberanismo dijo haberse visto obligado a abrazar la nacionalidad cervantina reivindicada por Carlos Fuentes. “Desde la altura de la edad, siento la aceptación del reconocimiento como un golpe de espada en el agua, como una inútil celebración”,  

Goytisolo, quien antes del acto declaró su simpatía por el partido Podemos y tras el mismo precisó queel “we can” de Luther King "tiene validez universal", porque "Podemos no es una marca registrada", manifestó también en su discurso: «Llevo en mí la conciencia de la derrota como un pendón de victoria», frase de Pessoa que le llevó a  identificaese plenamente con este poeta portugués y a indicar que «ser objeto de halagos por la institución literaria» le hace dudar de sí mismo, pero «ser persona non grata a ojos de ella» lo reconforta en su conducta y labor.  

Después de que estas palabras cabrearon al PP e indignaron a su entorno mediático y al ex presidente socialista madrileño Joaquín Leguina, quien calificó a Goytisolo de "viejo perroflauta", el escritor, periodista y activista español, Iñaki Ezquerra, uno de los fundadores de la asociación Foro de Ermua, opuesta a la banda terrorista ETA y al nacionalismo vasco, quien ha pasado en política como el profesor Ramón Tamames desde el PCE a la afinidad con el PP, defiende la tesis de que «Este país de mediocres no me merece»,  y presenta este domingo en ABC a Goytisolo como Un cervantino poco cervantino, al destacar que "No es un antisistema un soldado de Lepanto que luego se dedica en la paz a recaudar impuestos para la Administración", un "hombre que lucha enfermo «por Dios y por su Rey» hasta quedar lisiado y que luego se dedica en la paz a recaudar impuestos para la Administración. Yo diría que es más bien un «antiPodemos». No es un destemplado un tipo que de la prosa dura de la España de su época saca fuerzas para escribir un obra llena de humor, amor a su patria y compasión humana. No es un maleducado ni un ingrato un novelista que, después de recibir la extremaunción, le escribe al conde Lemos su famosa carta testamentaria con la humildad que sólo tienen los grandes: «…sepa que tuvo en mí tan aficionado criado de servirle, que quiso pasar aun más allá de la muerte, mostrando su intención…».

Leguina, en el programa Más Claro Agua de 13TV, criticando al escritor Juan Goytisolo. 

Ataca Ezquerra a Goytisolo, quien agradeció en el acto a los habitantes de La Medina en Marruecos que le acojan en la vejez,   jo en el  al recordar una entrevista de los años ochenta en la que ya oponía a la asfixiante falta de libertad que veía en España el paraíso marroquí y en la que atribuía el creciente número de familias unipersonales al decadente egoísmo de las sociedades occidentales a la vez que se mostraba satisfecho de vivir en un apartamento parisino más solo que la una. Y luego concluye que Cervantino sí "ha estado Felipe VI, que cuando Pablo Iglesias no le da un vídeo a mala leche, Artur Mas va a su proclamación para mirarle como si le debiera y no le pagara o tiene que aguantar a un escritor con cara de vinagre al que, en vez de premiarle, parece que le han mentado a la madre.

Entre Goytisolo y Ezquerra hay otras muchas interpretaciones de Cervantes, que probablemente aumenten con el debate en los términos señalados. La ya citada y preexistente que hace Francisco J. Blasco Pastor  en su libro Cervantes: raro inventor indica, por ejemplo, que la novela cervantina implica un cambio de actitud epistemológica del escritor ante la realidad. El nuevo territorio descubierto por ella "ya no será el de las verdades universales, que persigue la poesía, ni el de las particulatizaciones de la historia, sino el del choque frontal de literatura y vida: la novela toma conciencia de la incapacidad de la literatura para dar cuenta de la vida, a la vez que da cuenta de la propensión de la vida a hacerse inteligible a través dela literatura", dice en la página 56, para añadir a renglón seguido: "Si la relfexión, iniciada ya en el marco del humanismo por moralistas y por preceptistas, había servido para denunciar las limitaciones narrativas del "romance" (de las diferentes formas del "romance" que el siglo XVI conoce), la práctica narrativa de la "novella" y de los relartos de aventuras viene a traer un nuevo elemento al debate, descubriendo un universo -el dibujado más arriba- al que ninguna de las propuestas que los moralistas o los preceptistas ideasen  podría ya echar en olvido: ninguna delas formas de ficcion narrativa que se ensayase podria tener una opcioón de futuro si no era capaz de atender a esa nueva realidad".  

 

De interés

Artículos Relacionados