sábado,28 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaCientíficos consiguen que ratas parapléjicas vuelvan a caminar
Importante avance

Científicos consiguen que ratas parapléjicas vuelvan a caminar

ibercampus.info
Una combinación compleja de fármacos, estimulación eléctrica y ejercicio regular ha conseguido que ratas paralizadas puedan volver a caminar e incluso correr en una rueda de ejercicio, según un estudio de la Universidad de Zurich en Suiza que se publica en la edición digital de la revista Nature Neuroscience. El estudio sugiere que no es necesaria la regeneración de las fibras nerviosas dañadas para que ratas parapléjicas vuelvan a caminar de nuevo. El descubrimiento podría tener implicaciones para la rehabilitación en humanos tras las lesiones de la médula espinal.

 

La médula espinal contiene circuitos nerviosos que pueden por sí mismos y sin mensajes del cerebro generar actividad rítmica para conducir los movimientos de las piernas de una forma que se parece a caminar.

Numerosos estudios han intentado utilizar este circuito para ayudar a las víctimas de traumas de la médula espinal pero aunque el movimiento de las piernas puede ser promovido aún no se ha conseguido un proceso de caminar que sustente el peso del organismo.

Movimientos rítmicos

Los científicos, dirigidos por Grégoire Courtine, sometieron a ratas a una lesión medular completa por la que no disponían de movimiento voluntario en sus patas traseras. Situaron a estas ratas paralizadas en una rueda de ejercicio que se movía con lentitud mientras que recibían ciertos fármacos así como corrientes eléctricas a la médula espinal por debajo del punto de la lesión.

El entrenamiento diario en la rueda durante varias semanas permitió que las ratas pudieran caminar aguantando su peso e incluso ir hacia atrás, hacia los lados y correr

Según explican los investigadores, esto activó el circuito generador de movimientos rítmicos y evocó el movimiento de caminar en las patas traseras paralizadas. El entrenamiento diario en la rueda durante varias semanas permitió que las ratas pudieran caminar aguantando su peso e incluso ir hacia atrás, hacia los lados y correr.

La lesión de las ratas seguía interrumpiendo la conexión entre el cerebro y el circuito rítmico para caminar basado en la médula espinal. Las ratas por ello no pudieron caminar por su propia voluntad.

En pacientes humanos, debido a que los dispositivos con prótesis neurológicas podrían en principio superar las lesiones de la médula espinal hasta cierto punto, la activación del circuito rítmico de la médula espinal como la conseguida en el estudio podría ayudar en la rehabilitación después de las lesiones.

De interés

Artículos Relacionados