miércoles,6 julio 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioIberoaméricaColombia: elecciones presidenciales y un régimen en cuestión

Colombia: elecciones presidenciales y un régimen en cuestión

Olmedo Vargas Hernández - Ahiliz Rojas Rincón
En Colombia, el régimen político, económico y social está en cuestión. La campaña por la presidencia de la República así lo evidencia: los dos ganadores en primera vuelta, Petro y Hernández, han planteado el cambio y la lucha contra la corrupción como propósito de sus gobiernos. Analizan la situación y perspectivas para Ibercampus dos destacados profesores universitarios de Tunja. En la ilustración, Mapa electoral tras resultados de primera vuelta presidencial. Tomado de www.bluradio.com

Además, al entorno de profunda desigualdad que sacó a flote la crisis del Covid-19, se agregan, precarización (36%), desempleo (16%) e informalidad laboral (65%) y empresarial, acelerada devaluación del peso frente al dólar (4mil$/1US$), altas tasas de inflación (10%) y creciente deuda externa (53,1% del PIB).

Esas circunstancias evidencian también, la crisis formal de los partidos políticos y de sus viejos liderazgos, que desvanecen su presencia en bloques políticos electorales, con candidatos que han surgido de consultas internas o públicas. Estos nuevos liderazgos se han destacado en la gestión municipal de las principales ciudades (Bogotá, Medellín, Bucaramanga y otras), avalados por agrupaciones ciudadanas independientes.

Cuatro fueron los candidatos más votados en primera vuelta: Gustavo Petro 40.32%, Pacto Histórico -Izquierdas, liberales, de la U, independientes-; Rodolfo Hernández, 28.5%, LIGA de Gobernantes Anticorrupción; Federico Gutiérrez -Fico, 23,9%, de línea uribista (Centro Democrático, Conservador, Liberal, de la U, MIRA) y; Sergio Fajardo, 4.2%, del Centro Esperanza (Verdes, Maoístas, liberales, renacientes).  

Los dos primeros, Petro y Hernández, compiten en segunda vuelta por la presidencia el próximo 19 de junio, con las banderas anticorrupción. Sumar uno a uno los apoyos es la tarea inmediata, porque no habrá más debates. Horas antes de conocerse públicamente el preconteo al escrutinio, el pasado 29 de mayo, FICO, el candidato uribista y del gobierno Duque, adhirió a Hernández y, seguidamente lo hicieron senadores del Centro Democrático, conservadores y candidatos minoritarios de derechas. El Centro Esperanza de Fajardo, aunque dio libertad a sus lideres y votantes, han puesto los huevitos en varias canastas -como el buen tahúr-: algunos senadores y representantes a la cámara (verdes) adhirieron a Petro, incluso la mamá de la alcaldesa de Bogotá. Pero Fajardo, Robledo-maoísta, Cristo-liberal, y Amaya–verde, están dispuestos a apoyar a Hernández, siempre que, en 2023, éste les apoye candidatos a alcaldías importantes –Bogotá, Medellín, Bucaramanga, Barranquilla, Cali. El portazo de Rodolfo al negarse a aceptar sus propuestas los ha puesto en el limbo político. 

Mientras para adherir a Petro, se le exige a éste precisar y redefinir sus propuestas (en Salud, política fiscal y Banco de la República, Pensiones, ley de tierras, etc.), como de manera clara lo hizo Alejandro Gaviria, Exrector de la Universidad de Los Andes, también hay adhesiones espontáneas de otros líderes como Mábel Lara -Nuevo Liberalismo- y de senadores electos por Alianza Verde, Ariel Ávila y Jota pe Hernández. 

Por su parte, las adhesiones a R. Hernández no han tenido tamiz alguno.  El statu quo, el establecimiento, los gremios económicos, alinderados todos en el uribismo de derechas y los oportunistas de centroderecha, cada día promueven el ANTIPETRO. Lo que al comienzo fue un apoyo espontáneo de los descamisados, los marginados, los agiotistas, los casinos, y algunas clases medias conservadoras, hoy ha adoptado la expresión de las derechas organizadas como adláteres y protectores de Rodolfo Hernández. 

En su campaña, Rodolfo Hernández no hace alusión a su programa de gobierno, promueve “tips” en TikTok, que satisfacen la rabia y el inconformismo frente a la corrupción del régimen uribista y el actual gobierno: “conmigo se acabará la robadera”, “hay que quitarles la chequera a los ladrones del gobierno”, “perdió el país de la politiquería y la corrupción”, “Yo manejaré la chequera”, “haré limpieza general de los políticos que son unos ladrones”. 

Pero, R. Hernández tiene ideas que lo acercan al populismo de déspotas y autócratas, machistas, misóginos y satisface a los uribistas: su admiración por Hitler, mandar a las mujeres a cuidar la casa, segregar a inmigrantes, en particular, censurar a las mujeres venezolanas, contratar por nueve meses a los profesores, vender el campus de la Universidad Industrial de Santander para abaratar los costos, y cuestionar a los jueces, hacen parte de sus identidades ideológicas, y por lo cual, ha comenzado a erosionarse el apoyo popular que le deparó mostrarse como hombre frentero (típico del carácter santandereano) y la campaña más austera en publicidad. 

Con razón Jota Pe Hernández, el senador del partido Alianza Verde, electo con mayor votación nacional el 13 de marzo de 2022, al retirar su apoyo al candidato presidencial Rodolfo Hernández, señaló: “Colombia se mamó del uribismo y el uribismo hoy está aterrizando en su campaña, donde ellos están, yo y mucha de mi gente, no vamos a estar.”

La campaña en segunda vuelta se reduce a publicidad oficial -radio y TV- y, a los hechos noticiosos que provocan las encuestas

Lamentable resulta la ausencia de discusión pública de los programas de gobierno, y la campaña en segunda vuelta se reduce a publicidad oficial -radio y TV- y, a los hechos noticiosos que provocan las encuestas y cada uno de los candidatos. Mientras G. Petro, hace esfuerzos por acercar líderes sociales quienes, cómo los exalcaldes de Bogotá, Antanas Mockus y Luís E. Garzón, y el Exministro de hacienda Rudolph Homs, aunque no aportan muchos votos, generan confianza en sectores democráticos y de las élites nacionales. 

Para ampliar el apoyo de los jóvenes y las mujeres, Petro se ha dedicado a promover su propuesta orientada a superar las bajas tasas de calidad, de cobertura -acceso y permanencia, y capacidad de innovación en el sistema educativo. Para lo cual, implantará la gratuidad desde primera infancia hasta el pregrado universitario, transformará el objeto del Icetex para convertirlo, de un banco de crédito educativo en un banco de becas académicas, garantizará el bilingüismo, y fortalecerá el vínculo entre centros de investigación y conocimiento con los sectores de la producción, especialmente con el agropecuario, para neutralizar la vulnerabilidad alimentaria. 

A través de la formación técnica y tecnológica que otorga el SENA (Servicio Nacional de Aprendizaje), busca masificar, con conocimiento y financiación, las iniciativas empresariales de micro, pequeña y mediana empresa.  Y, aunque el enfoque de R. Hernández es diferente al de Petro, coincide en condonar los créditos educativos, elevar el porcentaje del PIB en el presupuesto de educación y reducir al mínimo la deserción escolar. El tratamiento a los docentes, en su formación y permanencia, es una de las grandes diferencias de los dos candidatos. 

Aunque Petro ha reconocido que el programa de Rodolfo Hernández se parece cada vez más al suyo, puede interpretarse en la derrota que los dos le propinaron a los candidatos del establecimiento tradicional, una manifestación más de la crisis del régimen y del statu quo en Colombia.

PD: En Colombia siempre se reconoce que existen reservas democráticas, las cuales, en momentos cruciales, emergen como el ave fénix, para impedir que el Estado y la Nación se precipiten al fango de las dictaduras, el despotismo y la autocracia. El siglo XX nos dejó lecciones, para no restablecer regímenes autocráticos y violadores de derechos humanos, como los representados por Abadía Méndez, Laureano Gómez, Turbay Ayala, y hoy, el uribismo.

Tunja, Colombia, 06 de junio de 2022

Textos relacionados en Ibercampus:

Biden tiene razón: políticos y periodistas, profesionales menos fidedignos. España lidera el ranking global con banqueros y empresarios

La Campaña Política Cognitiva y la Democracia Actual

 La educación, desconectada de los ingresos, clave de la creciente polarización política y los populismos en Francia y otras democraciasoccidentales

Latinoamerica, región donde más crece el malestar social y la emigración, además del populismo

Europa llama a combatir el populismo como «asunto de todos», a través del CESE

La política, ya invadida por propaganda basada en inteligencia artificial

 

 

 

De interés

Artículos Relacionados