sábado,29 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y Academia¿Cómo afecta a los jóvenes la llegada de las nuevas redes sociales?
Nuevas tecnologías

¿Cómo afecta a los jóvenes la llegada de las nuevas redes sociales?

ibercampus.info
Gracias a Internet y las redes sociales se está produciendo no sólo un cambio social, sino también cultural. La informática ha revolucionado nuestras vidas y los comportamientos de los más jóvenes. Para conocer el verdadero alcance de este desarrollo tecnológico, la Universidad Francisco de Vitoria organizó una mesa redonda sobre "Redes sociales: la comunicación de los jóvenes en el ámbito de las nuevas tecnologías."

 

El acto estuvo organizado por Padres UFV y participaron en él María José Sobrini, Directora de Internet Business Solutions Group en CISCO y José Ángel Agejas, profesor de Ética de la Comunicación de la Universidad Francisco de Vitoria.

María José Sobrini comentó que “dentro de Internet, los adolescentes y jóvenes se encuentran ahora especialmente atraídos por las redes sociales, como Secondlife, Twitter, Tuenti… En ellas invierten buena parte de su tiempo libre, y a través de ellas se relacionan frecuentemente. Y no hay que temer que sea así, ese mundo es casi ya parte de su ADN.”

Sobrini apuntó que los beneficios son múltiples. “Tienen la posibilidad de ampliar la red de conocidos, de encontrar a antiguos amigos, de pertenecer a redes expertas, así como de acceder a nuevas oportunidades de desarrollo personal, de ser creativos y solidarios.”

Pero evidentemente también tienen sus peligros, como destacó Sobrini, “que alguien no sepa distinguir entre mundo virtual y real, o que se desatiendan otras facetas de su vida. Hay que saber moverse en ese mundo con los mismos criterios y sentido común que en la vida real: no compartir información personal con cualquiera, no quedar ni aceptar las invitaciones de desconocidos, no fiarse de todo lo que le digan a uno, y compartir en familia las principales inquietudes o dificultades.”

En este mismo sentido, el profesor Agejas destacó “que es especialmente necesario ayudar a superar la tentación del emotivismo suscitado por la hiperestimulación sensible constante. El bombardeo de datos, de estímulos y sugerencias no permite, con frecuencia, detenerse a reflexionar sobre las experiencias e integrarlas de forma coherente en la propia vida. Es algo similar a lo que pasa con la dinámica de la inmediatez que genera Internet, donde todo se encuentra de forma rápida, donde los amigos están a un golpe de clic. La ética siempre se ha aprendido como educación de la libertad: la esperanza de conseguir los objetivos que a largo plazo se proponen, no los resultados inmediatos. La madurez personal es un largo camino de crecimiento interior, no una lista de opciones variables.”

Ambos expertos coincidieron en que hay que saber ser dueño de ese nuevo entorno, y no dejarse llevar por él.

Como cierre hubo un coloquio donde se notó la gran preocupación por parte de los padres sobre las implicaciones jurídicas, éticas y educativas del entorno de las redes sociales en las que se mueven sus hijos y, en general, los jóvenes de hoy en día.

De interés

Artículos Relacionados