jueves,27 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónCómo debe ser la escuela del futuro 

Cómo debe ser la escuela del futuro 

Canon Barcelona 22@
El coronavirus ha dado un giro de 180 grados a la vida de todos. Pocos ámbitos no se han visto expuestos a estas grandes transformaciones. Uno de los sectores que se tuvo que reinventar en tiempo récord fue el de la educación. De la noche a la mañana cerraron todos los centros educativos y se tuvieron que improvisar formas para que los alumnos siguieran parte de su formación.  No obstante, todo tiene su lado positivo y la pandemia ha acercado la tecnología aún más a estos espacios. Por eso, en las siguientes líneas queremos que descubras cómo debe ser la escuela del futuro. 

Antes de conocer cómo debe ser la escuela del futuro, hay que tener en cuenta que todas las innovaciones que te mostramos a continuación se tendrían que empezar a implantar lo antes posible. Ahora sí que ha llegado el momento de que las descubras:

  • Pantallas interactivas. Las pantallas interactivas educación son uno de los elementos más importantes de las aulas del futuro. Por fortuna, ya empiezan a ser parte del presente. Para los alumnos es vital, pero para los docentes es una herramienta imprescindible para lograr sacar el máximo partido a sus clases. 
  • Clases online. Las clases online no son solo una opción para estudiar, también pueden ser parte de la formación presencial. Tanto para establecer un sistema híbrido como para ayudar a los alumnos que por cualquier razón no pueden acudir a clase. 
  • Tablets en lugar de libros. Es cierto que este tema genera bastante controversia entre docentes y padres de alumnos, pero se espera que la tecnología en el aula llegue a sustituir para siempre los libros por las tablets, algo que ya se está produciendo. 
  • Trabajo. Muchas personas creen que el uso de la tecnología provoca que las personas se aíslen unas de otras. Sin embargo, no tiene por qué ser así. De hecho, es una herramienta perfecta para fomentar el trabajo en equipo. Es más, los docentes deben aprovechar sus muchas posibilidades para incrementar los momentos que pasan los alumnos trabajando juntos. 
  • Inversión. Por supuesto, los centros tendrán que adquirir equipos para implantar el uso de la tecnología. Sin embargo, en ningún caso se debe ver como un gasto, sino como una inversión por sus excelentes resultados.
  • Programas adecuados. Además de contar con equipos, también será necesario hacerse con los programas que faciliten que los alumnos puedan emplear la tecnología para aprender.
  • Educación en el uso de la tecnología. Por supuesto, es vital que se forme a los alumnos no solo para que sepan cómo utilizar la tecnología, sino también para saber cómo gestionar su uso. Es importante que descubran cómo pueden sacarle el máximo partido, pero que al mismo tiempo tengan claros sus peligros y cómo se utiliza con equilibrio. 

Conocer cómo debe ser la escuela del futuro no es solo vital para los alumnos, sino también para que todos los centros puedan ofrecer la tecnología necesaria para mejorar los procesos educativos. 

De interés

Artículos Relacionados