martes,19 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y Sostenibilidad¿Cómo hacer compatible equidad y eficiencia?
Experiencia europea y la agenda para Latinoamérica

¿Cómo hacer compatible equidad y eficiencia?

ibercampus.info
El pasado viernes concluyó el Seminario Internacional ´Estado de bienestar y competitividad. La experiencia europea y la agenda para América Latina´, organizado por la Fundación Carolina. Dicha cita ha reunido en Madrid a distintos expertos que añaden, a su condición de analistas, la de haber tomado parte en los procesos de evaluación, consolidación, reforma y mejora de los mecanismos de las políticas públicas, en temas como el empleo, la educación, la sanidad, las pensiones, la protección social, su financiación y la inserción en la competitividad regional y mundial.

 

Los debates han tenido como telón de fondo una preocupación compartida de las dos regiones: cómo compaginar la equidad y la eficiencia. En Europa la tensión provocada por la globalización se manifiesta en el desencadenamiento de una oleada de reformas en todos los sistemas de bienestar –lo que pone en primer plano la necesidad de una adecuada coordinación de los salarios con el crecimiento económico, la inversión y el empleo- en América Latina una mayor equidad e igualdad de oportunidades constituye un prerrequisito para la competitividad económica.

 

En el ámbito europeo estas reflexiones tienen lugar en un momento preocupante por un incremento en la concentración de la riqueza y las fracturas sociales que ésta plantea. Según datos de 2005, la renta percibida por el 20% más rico es casi cinco veces mayor que la obtenida por el 20% más pobre, y en sólo cinco años las diferencias económicas en Europa han aumentado, retrocediendo a los niveles de hace una década.  En un país como Francia, y en el contexto de las elecciones presidenciales, “el principal desafío que existe es la inequidad y la fragmentación: hay que resolver quiénes son los afectados y cual es el significado político de los que están dentro y fuera”, apuntó  el ponente francés Jean Claude Barbier.

 

También hizo referencia a dos aspectos del bienestar incluida en los programas electorales de los dos candidatos: la necesidad de una reforma laboral exitosa y del sistema de pensiones.

 

Se ha evidenciado que existen coincidencias en el diagnóstico y en el objetivo de sendas regiones de elevar el nivel de cohesión social en las respectivas sociedades a través de las políticas públicas, aunque los modelos sean múltiples. Además de la reivindicación del Estado como catalizador de desarrollo y garante de derechos humanos, también se reflexionó sobre la responsabilidad del sector privado y de la ciudadanía.

 

En palabras de Mario Marcel, asesor para la reforma de pensiones de Chile, “América Latina tiene que encontrar su propio régimen de bienestar, y combinar financiación de elementos públicos y privados porque es muy grande el salto que hay que dar”. Marcel también hizo referencia a lo que distingue el modelo europeo del latinoamericano: el clientelismo en el sector público; la procedencia de la explotación de los recursos naturales de buena parte de los recursos fiscales, y un mercado de trabajo con un elevado nivel de empleo informal.

La concertación regional es un elemento que puede favorecer la cohesión social. El método abierto de coordinación de las políticas sociales está contribuyendo a identificar y difundir las mejores prácticas y a impulsar las reformas para garantizar la sostenibilidad del Estado de Bienestar a largo y muy largo plazo. Del mismo modo, las nuevas dinámicas de regionalización latinoamericanas pueden ayudar a los países individuales a afrontar los graves retos de cohesión social a los que se enfrenta la mayoría de ellos y a elegir las alternativas más eficientes y equitativas.

En la evolución de la construcción del Estado de Bienestar español, la aprobación reciente de las leyes de Dependencia, Igualdad, Migración o la reforma de pensiones han permitido seguir dando pasos hacia un modelo al que España llegó tardíamente. Entre los retos de cara al futuro se han señalado al envejecimiento de la población, los elevados niveles de vulnerabilidad y precariedad laboral, los cambios en los patrones familiares tradicionales y consecuentemente en la educación y cuidado de los hijos, y finalmente a la necesidad de pensar estas reformas en función del nuevo papel de las mujeres en nuestras sociedades.

Esta actividad se inscribe en el programa “Una nueva agenda para América Latina y el Caribe. Reformas que funcionan: lecciones para decisores políticos”, desarrollado por la Fundación Carolina en colaboración con la Corporación de Investigación Económica para Latinoamérica (CIEPLAN), de Santiago de Chile, y el Instituto Fernando H. Cardoso (IFHC), de Sao Paulo. El programa cuenta con el patrocinio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI).

Por su naturaleza, mandato y funciones la Fundación Carolina es una organización que contribuye a la mejora de la calidad, coherencia y eficacia de la acción exterior española en la promoción del desarrollo humano sostenible, principalmente en la Comunidad Iberoamericana de Naciones.

De interés

Artículos Relacionados