miércoles,1 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaCompetencia dice que cambiar de suministrador de luz y gas resultó más...
Las trabas puestas por telecos cuadruplicaron a la energía

Competencia dice que cambiar de suministrador de luz y gas resultó más fácil antes del parón COVID

Redacción
Más del 13% de los usuarios de telefonía móvil y de banda ancha fija cambiaron de operador en 2019, el doble que los de electricidad y gas natural.La principal razón según la autoridad de Competencia fue abaratar la factura, aunque las estadísticas son previas al COVID 19 y no incluyen reclamaciones, no publicadas.Más del 40% de los usuarios de electricidad y gas natural que se mantuvieron fieles a sus compañías consideraron que las ofertas de otros suministradores no les ahorrarían la factura.

Los clientes que más cambiaron de compañía en 2019 fueron los del sector de las telecomunicaciones, el doble que en servicios de electricidad y gas, donde a la espera también de conocer las estadísticas de reclamaciones en 2019 y durante la pandemia estas ya se elevon en 2018 el 9 %, cuatro veces más que el PIB.  Ahora, de los datos publicados este viernes se desprende que concretamente los clientes de telefonía móvil fueron los más cambiaron de operador (un 13,4% de ellos), seguidos de los de banda ancha fija con un 13%, mientras en el sector energético el 7,4% y el 7,3% de los usuarios cambiaron de proveedor de luz y gas, respectivamente.

Son los datos que refleja la última oleada del Panel de Hogares de la CNMC, correspondientes al cuarto trimestre de 2019. La propia autoridad de Competencia indica que es importante destacar que los resultados de esta encuesta son previos al estado de alarma provocado por la pandemia derivada del COVID-19. Al empezar esta pandemia Ibercampus.es informaba el 13 de marzo que los índices de insatisfacción con el oligopolio de las telecomunicaciones siguen muy altos en Españaen 2019 cambiaron de operador 9,5 millones de teléfonos, a la espera del número y destino de quejas y reclamaciones, frente al récord de 2018, cuando casi 10 millones de cambios de operador.Pero la emergencia de operadores virtuales y Másmóvil como catalizadores de ese disgusto con los altos precios parecía frenada al 21,27‬% de la cuota de mercado, frente al 20,52% en que finalizó el año 2018 Movistar sigue en cabeza e incluso gana algo, no así Orange y Vodafone. Ahora el Gobierno intenta organizar los millones de potenciales reclamaciones causadas en la alarma COVID

Competencia no detalla siquiera cómo afectó el cambio de operador a las principales empresas del citado oligopolio de telecomunicaciones ni al oligopolio energético

El Panel de Hogares de la Comisión Nacional del Mercado de Competencia (CNMC) también refleja cómo fue el proceso de cambio de compañía, aunque en su información no se detalla ni siquiera cómo afectó a las principales empresas del citado oligopolio de telecomunicaciones ni al oligopolio energético (Iberdrola, Endesa y Gas Natural) .

Los datos generales que facilita en su información la autoridad de Competencia sí dicen que el porcentaje de clientes a quienes les resultó difícil o muy difícil cambiarse de operador de telecomunicaciones fijas aproximadamente cuadriplicó al del sector eléctrico; y, en el caso del gas natural, el porcentaje casi dobló al de la electricidad.

Sí informa la CNMC que el porcentaje de clientes a quienes les resultó difícil o muy difícil cambiarse de operador de telecomunicaciones fijas aproximadamente cuadriplicó al del sector eléctrico:

 

El precio, motor del cambio

Abaratar la factura volvió a ser la razón por la que 7 de cada 10 clientes optaron por un nuevo suministrador de electricidad y gas natural, mientras que 3 de cada 10 clientes de gas natural cambiaron de proveedor para beneficiarse de una oferta conjunta de luz y gas.

En el caso de las telecomunicaciones fijas, pagar menos a final de mes también fue la razón principal de cambio: casi 7 de cada 10 clientes que cambiaron de compañía citaron este motivo. Además, expresaron otros motivos para cambiar de proveedor: el beneficiarse de una oferta empaquetada, así como el experimentar insatisfacción con la calidad del servicio del proveedor antiguo.

Entre los usuarios de electricidad y gas natural que se mantuvieron fieles a sus compañías en el último año, más del 40%  consideraron que las ofertas de otros suministradores no les iban a suponer un ahorro en la factura. En el caso de las telecomunicaciones fijas, este porcentaje ronda el 26%.

En el caso de las telecomunicaciones fijas, aproximadamente tres de cada diez clientes que no cambiaron de operador, expresaron estar satisfechos con el servicio (bien con la tarifa o con  la calidad del servicio y la atención al cliente), por lo que optaron por permanecer fieles a éste.

Finalmente, el porcentaje de hogares que declaró tener conocimiento de la existencia de cláusulas de permanencia en los contratos de electricidad, gas natural y servicios de telecomunicaciones fijas se mantuvo estable con respecto a 2018 (con un 8,7%, 9,9% y 32,2% respectivamente).

Estas estadísticas de la CNMC, al igual que las de millones de reclamaciones presentados cada año en España por consumidores y usuarios, además de no especificar a qué operador corresponden, no se incluyen en los informes y evaluaciones de la responsabilidad social corporativa (RSC) de las empresas. Ello afecta al derecho de acceso a la información.

El pasado domingo, con motivo del 70 aniversio del proyecto de Unión Europea, el consejo editorial de Ibercampus.es publicó un manifiesto pidiendo la mejora de la información y la transparencia, porque el mundo interdependiente postCOVID requerirá especialmente la mejora del gobierno de internet y de  los sistemas de propiedad intelectual y de libre acceso y calidad a la información y al conocimiento científico. Indicaba previamente al respecto que el mundo Post COVID acelerará considerablemente los cambios ya existentes, sus demandas -muchas veces en conflicto- y los problemas de organización y gestación del consenso y la convivencia social. Las mayores desigualdades, unilateralismos de los poderosos, sus tendencias autoritarias, el intento de someter la información y el conocimiento a sus voluntades, la exclusión o precarización de los agentes sociales ante mercados oligárquicos, las presiones hacia la fragmentación, etc, tienden a dar mayor relevancia al calentamiento social que al medioambiental. El derecho a la información fue reclamado también como derecho fundamental a finales de abril por una veintena de asociaciones que forman parte de la Coalición Pro Acceso.

Entiende Ibercampus.es que el mundo Post COVID acelerará considerablemente los cambios ya existentes, sus demandas -muchas veces en conflicto- y los problemas de organización y gestación del consenso y la convivencia social. Las mayores desigualdades, unilateralismos de los poderosos, sus tendencias autoritarias, el intento de someter la información y el conocimiento a sus voluntades, la exclusión o precarización de los agentes sociales ante mercados oligárquicos, las presiones hacia la fragmentación, etc, tienden a dar incluso mayor relevancia al calentamiento social que al medioambiental.

Metodología.

 

Estos resultados forman parte del Panel de Hogares de la CNMC, una encuesta a hogares e individuos de periodicidad semestral. La CNMC pretende recopilar información directamente de los ciudadanos a través de encuestas y análisis de las facturas de los servicios. El estudio es de naturaleza multisectorial y recoge datos relativos a los mercados de telecomunicaciones, audiovisuales, energía, postal y transporte, entre otros.

 

La encuesta de esta oleada se llevó a cabo en el cuarto trimestre de 2019 e incluyó a 4.861 hogares y 9.058 individuos. Esta herramienta aporta una información amplia y diversa, y permite a la CNMC conocer mejor el punto de vista de los consumidores. Más información puede encontrarse en 

CNMCData

 

De interés

Artículos Relacionados