domingo,28 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaCompetencia somete a consulta pública hasta el 22 de febrero sus planes...
CNMC dice apostar por consumidores,digitalización y lo verde

Competencia somete a consulta pública hasta el 22 de febrero sus planes de actuación a 2 y 6 años

Redacción
La autoridad de competencia (CNMC) anunció este viernes que somete a consulta pública su Plan Estratégico (2021-2026) y el Plan de Actuaciones (2021-2022).Todos los interesados podrán participar en la elaboración hasta el próximo 22 de febrero presentando sugerencias, lo que solo suelen hacer los lobbies empresariales y las ONGs y organizaciones de consumidores. La CNMC dice apostar por la defensa de los consumidores, la digitalización y la transición ecológica como prioridades estratégicas.

La regulación de la Competencia en favor principalmente de los consumidores es considerada fundamental ante la creciente oligopolización económica y su influencia política, que gran parte de ciudadanía e incluso de los economistas consideran se han acelerado por la Covid en España. Y ello porque esa concentración permite un grado de dominio del mercado y unas capacidades de manipulación de los clientes y de extracción de beneficio muy superiores a los disponibles por las grandes empresas tradicionales, según destaca un webinar convocado para este 26 de enero por Economistas sin Fronteras junto al Colegio Vasco de Economistas,  tras publicarse el pasado otoño un dossier de Economistas sin Fronteras sobre dicha olipolización, acrecentada especialmente por la nueva economía digital. España. El problema se centra en el sector privad pero afecta al sector público, donde la propia autoridad de Competencia reconoció en la última etapa de Gobierno del PP que la transparencia ahorraría 20.000 millones anuales en contratos públicos, después de conocerse que España suspende en contratación pública con una de las peores notas de toda la Unión Europea y al tiempo lidera las prácticas de corrupción en Europa. De ah´que recientemente surgiera alarma entre expertos en cumplimiento legal al levantarse el rigor en el reparto de ayudas europeas por parte del Gobierno español. 

Ese es e contexto en que, tras la polémica renovación de la cúpula de la autoridad de Competencia por el PSOE y Unidas Podemos y sin el consenso de los demás,  la CNMC ha elaborado una propuesta con las líneas estratégicas que marcarán su actividad para los próximos seis años, (Plan Estratégico (2021-2026), y las actuaciones previstas en los próximos dos años para su desarrollo, (Plan de Actuaciones 2021-2022). Las consultas públicas pueden presentarse a través de estos enlaces hasta 22 de febrero: Acceso a la Consulta Pública del Plan Estratégico (2021-2026) y Acceso a la Consulta Pública del Plan de Actuación (2021-2022).

La nueva presidenta de la CNMC parece a juzgar por las críticas a su nombramiento más próximas a los grandes lobbies que a los consumidores. En efecto, es una de las socias más antiguas de Cuatrecases, despacho que defiende a grandes empresas que operan en paraísos fiscales y cuyo fundador (Emilio Cuatrecases) fue condenado además por ocho delitos fiscales admitidos en 2015 y cometidos entre 2006 y 2008, por los que aceptó dos años de cárcel que no cumplió tras devolver a Hacienda 4,1 millones de euros. Se trata del mismo gran bufete que contrató a la exvicepresidenta del Gobierno del PP, Soraya Sáenz de Santamaría. Y además el marido de Cani Fernández (Jorge Padilla) dirige una de las grandes consultoras de Competencia en España: Compass, cuya principal área de trabajo y lucro es precisamente defender a grandes bancos y empresas cuyo negocio depende mucho de las decisiones de la Comisión Nacional que dirigirá su esposa.

Cani Fernández ( ex socia de Cuatrecasas) toma posesión de la CNMC ante la vicepresidenta Calviño y su antecesor

El anterior presidente de la CNMC durante el mandato del PP, José María Marín Quemada, nombrado tras su cese Socio de Honor de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE),  en la última ceremonia de los premios Tintero y Secante, parecía compartir dichas críticas al declarar que “los organismos reguladores están al servicio del Estado, no del Gobierno”; “los reguladores están al servicio del Estado, no al servicio del Gobierno. De ninguno. Ni están al servicio de las empresas, ni de ningún grupo de presión. Están al servicio de los ciudadanos”. Pero el empuje que demostró el propio expresidente al final de su mandato la autoridad de Competencia,coincidiendo con la llegada del PSOE al Gobierno,se ha frenó ante dos tipos de intereses creados: uno, el sistema universitario español, donde impera el Banco Santander con el beneplácito de los rectores, y otro la alta sensibilidad de las grandes eléctricas como Iberdrola y Endesa a que se les discutan los beneficios "caídos del cielo",casos del agua y sol. Este último es un asunto bien conocido, y pese a ello el responsable de regulación energética en la cúpula de la CNMC (Mariano Bacigalupo, cuya relación fue recordada recientemente por grandes medios) es del PSOE y pareja de la actual vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica.Mucho menos conocido es la contratación en la educación en general y en las universidades en particular, mientras un tercio de las universidades incumple la normativa legal de contratos, entre ellas Complutense.

 

Relevancia de las consultas públicas anunciadas para el futuro de la competencia en España

 

Al anunciar la Comisión que somete a consulta pública hasta el próximo 22 de febrero ambos documentos sobre su planes a dos y seis años, la CNMC abogó tambien publicamente por más "cultura de competencia" y buenas prácticas regulatorias. Lo hizo trextualmente en los térmnos que siguen:

La existencia de una competencia efectiva entre las empresas y la promoción de los principios de buena regulación seguirá siendo una de las prioridades de la CNMC, dados los beneficios que generan para la sociedad.

La incorporación de la nueva normativa europea y sus instrumentos en política de competencia serán claves para ello. Además, la Comisión mantendrá una estrecha vigilancia en todos sectores productivos, con especial atención al digital, y a otros afectados por la crisis del Covid-19 (farmacéutico, asegurador, funerario o financiero).

Asimismo, se centrará en la detección de posibles prácticas fraudulentas que afectan a la contratación pública, y reforzará la actividad de promoción de la competencia, a través de una colaboración decidida con la sociedad civil y las Administraciones públicas

 

En los mercados energéticos favorecerá el papel activo del consumidor, de forma que tenga acceso a fuentes de energía seguras, sostenibles y pueda tener cada vez más control sobre sus consumos. Además, promoverá la innovación en redes, la operación del sistema y los mercado minoristas, fomentando las inversiones eficientes en redes eléctricas y gasistas para integrar las energías renovables.

En el ámbito de las telecomunicaciones y el sector audiovisual, la CNMC también pondrá el foco en el consumidor, y prestará especial atención a la conectividad y el respeto a los derechos de los -usuarios. Todo ello, en un entorno lleno de nuevos actores y plataformas digitales, que ofrecen distintos y novedosos hábitos de consumo.

La transición ecológica se verá también reflejada en la liberalización del sector ferroviario en España, que culminará en los próximos meses. La CNMC supervisará este mercado clave y vigilará que su buen funcionamiento garantice fórmulas de transporte menos contaminantes y que faciliten la movilidad de los ciudadanos. También, los consumidores serán el centro en la supervisión del sector postal.

Medios y líneas de acción

La Comisión cimentará las actuaciones de su plan estratégico en varias líneas de acción internas y externas. Para ello, aprovechará al máximo las sinergias de la institución, gracias a la existencia de sus equipos multidisciplinares; garantizará un nivel de interlocución adecuado con todos los actores relevantes en su actuación, y potenciará su presencia internacional, tendiendo los puentes necesarios para afianzar la presencia de España en el desarrollo económico y social, particularmente en Europa, Latinoamérica y el área mediterránea.

De interés

Artículos Relacionados