domingo,24 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaCon el verano llega el paro de unos 200.000 profesores
Vuelven a ocuparse en septiempre con la recuperación

Con el verano llega el paro de unos 200.000 profesores

Redacción
El año 2015, casi 200.000 profesores fueron despedidos en los meses de verano. En 2016, las cifras de despidos registradas ya en junio (52.173 maestros) fueron incluso superadas en julio y agosto (58.052), por lo que se confirmaron las previsiones de 230.000 parados más del sector en verano. Esta situación se sucede todos los años, pero en los últimos ejercicio, a pesar de la recuperación económica, se ha producido un incremento notable, desde la entrada en vigor de la reforma laboral, en 2012.

Sin embargo, tras el verano, que empieza éste miércoles 21 de junio,  a partir del mes de septiembre, ocurre el fenómeno inverso. Es decir, esa ingente cifra de profesionales de la enseñanza, sobre todo de colegios y centros privados -también, en menor medida, de interinos del sector público-, volverán a ser contratados cuando se reanude la actividad docente.Se trata según EL MUNDO de un eterno fraude de ley que los sindicatos y los inspectores de Trabajo han denunciado, de manera reiterada, sin que los gobiernos articulen medida alguna para evitar esta diáspora laboral, a pesar de la situación de la Seguridad Social. Coincide, además, con las vacaciones que les corresponden a los trabajadores, aunque empieza a extenderse la práctica de contratar a los profesores por nueve meses, es decir, sólo por el periodo lectivo. 

De esta forma, las empresas y centros concertados se ahorran el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social en los meses estivales. Además, en muchos casos, trasladan la carga económica a la caja del paro, ya que los trabajadores que acumulen, al menos, un año de cotizaciones podrán cobrar la prestación durante estos meses y el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) correrá, además, con sus cotizaciones durante este tiempo.

Remesa de maestros

Según las cifras de afiliación, el pasado mes de junio, fueron despedidos 52.173 profesores. Es la cifra más alta desde que hay series estadísticas, exceptuando el año 2008 (70.302 salidas), el primer año de la crisis, en que todos los sectores vaciaron sus nóminas. 

Hace un año, los despedidos en este mes llegaron a los 46.614. Lo que significa que en 2016 las bajas aumentaron casi un 12% respecto a la cifra de salidas de hace un año y un 6,2% en relación a los profesores que estaban trabajando el pasado mes de mayo. Se trata, como señala Enrique Lillo, abogado laboralista y responsable del gabinete interconfederal de CCOO, de la primera remesa de maestros tras la finalización del curso escolar. 

En el mes de julio se producirá una desbandada aún mayor -el año pasado salieron de golpe casi 96.000-, ya que se incorporarán al paro los profesionales de la enseñanza de las universidades privadas y los primeros autónomos de las academias, centros de informática o de idiomas y de formación que empiezan sus vacaciones y que también se dan de baja en la Seguridad Social. 

En agosto se sumará el resto de centros de recuperación o de repaso y cualquier otra actividad relacionada con los centros privados, desde academias de oposiciones a las de azafatas o escuelas para adultos, que echarán el cierre ese mes ante la falta de demanda de alumnos. En agosto de 2015 salieron del mercado laboral casi 57.000 profesores. Este año se espera un aumento del número. Lo que confirma que también la precariedad se ha instalado en el sector que, como otros, ha entrado en la espiral del desempleo y el empleo estacional. 

"Es un fraude de ley"

La Unión Progresista de Inspectores de Trabajo ha denunciado en diversas ocasiones que "no existe ningún plan de actuación del Ministerio de Empleo para visitar colegios, centros y academias privadas". Las empresas despiden en el periodo vacacional, "cuando el trabajador debería seguir en alta", advierte esta asociación. Los trabajadores no suelen realizar denuncia alguna, porque pueden perder el empleo y no volverían a ser contratados cuando comience el curso.

Según Lillo, los contratos son pruebas documentales de "esta ilegalidad" y están en manos de la Seguridad Social. "Es un fraude de ley, porque los contrata luego la misma empresa que los despidió unos meses antes y que hace lo mismo cada año o con regularidad", en palabras de Lillo. "Ni siquiera a los trabajadores fijos discontinuos se les puede echar a la calle cuando no hay actividad empresarial en periodo de vacaciones", apunta. También es ilegal el contrato de obra y servicio temporal que se hace en muchas ocasiones porque las asignaturas de matemáticas no pueden impartirse en unos meses y se acaba la enseñanza cuando la empresa decida. 

Dicho esto, conviene recordar que también hay otros sectores, como el de la educación, que despiden por vacaciones, sobre todo a partir de julio. Por ejemplo, sólo en agosto del año pasado entraron en el paro 57.000 trabajadores de la construcción; 22.000 empleados de las agencias privadas de colocación y empresas de trabajo temporal; 10.000 del sector del comercio; 4.000 de las gestorías y asesorías fiscales y 10.000 monitores deportivos.Pero hay más. Se quedaron sin trabajo 6.500 empleados de peluquerías y otros servicios personales; y 3.500 empleados de mudanzas. Muchos de ellos volverán a ser contratados a partir de septiembre. Y vuelta a empezar y a rotar

 

De interés

Artículos Relacionados