Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

lunes, 26 de octubre de 2020  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
La acusación del Gobierno de EEUU contra Google por monopolio ilegal abre la veda de otras bigtech
La saga Fernando Valdés:padre dimite del Constitucional por maltrato, hijo imputado lideraTurismo
Canal de Isabel II nombra a Pascual Fernández Martínez consejero delegado para impulsar los ODS2030
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
Castells e Illa urgen a las autonomias rastrear mejor los contactos de universitarios con COVID
Iniciativa solidaria para combatir la ansiedad en el sector sanitario
El Gobierno impulsará un plan diseñado en 2017 por la Red de Universidades de Serranía Celtibérica
 Universidades




















ENTREVISTAS Ampliar +  
En 2020 se han consumado 3 rupturas:política, institucional y cotidianeidad ante COVID (Jáuregui)
"Muchas personas mayores están pasando estos meses en casa con síntomas graves de enfermedad mental"
Otra vacuna necesaria: formar ante las noticias falsas con pensamiento crítico y método científico
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
Convalidada la regulacion del trabajo a distancia en las administraciones públicas
El paro registrado baja en 26.329 personas, "el mejor septiembre de la serie histórica" (Gobierno)
La formación en habilidades digitales, resaltada como clave en la reconversión y recuperación
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
XXVII Conferencia Iberoamericana de Ministros/as de Educación
CEPAL pide a los Estados garantizar el acceso a agua,electricidad y alimentos a los más vulnerables
Más de 130 años de cárcel al exmilitar Montano por la Matanza de Estado de jesuitas en El Salvador
TENDENCIAS Ampliar +  
Accidente del autobús sin conductor que estrenaba la UAM
El consejo editorial de Ibercampus pide aprovechar la crisis para lograr una enseñanza del sigloXXI
Los economistas urgen afrontar el envejecimiento más allá de la reforma del sistema de pensiones


ESTRATEGIAS VERDES

Crisis del coronavirus vs. crisis climática: lecciones de un confinamiento forzado

Gran Vía de Madrid el pasado domingo 22 de marzo, durante la cuarentena por la crisis del coronavirus. / Nemo

De un día para otro hemos dejado de usar el coche, viajar, hacer turismo y consumir de forma masiva para luchar contra la propagación del SARS-CoV-2. Según los expertos, las acciones para frenar la emergencia climática supondrían sacrificios menos drásticos si se actúa ahora.
Adeline Marcos / Sinc 26 de marzo de 2020 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


 Noticias relacionadas
 Innovación jurídica y gobernanza, cruciales para cumplir el Acuerdo de París tras fracasar la COP25
 Periodistas ambientales defienden el pacto social con científicos en favor de la biodiversidad
 Los periodistas ambientales esperan que la COP25 servirá para mantener atención a la sostenibilidad
 Astrónomos españoles ven indicios de un estallido en Vía Láctea que creó más de 100.000 supernovas

La declaración del estado de alarma ante la crisis de la COVID-19 vació las calles españolas. Desaparecieron los coches, se desocuparon oficinas, aeropuertos y tiendas. La vida que conocíamos quedó relegada a una espera casera con el único objetivo de evitar el contagio del coronavirus y salvar vidas.

El cambio más notable fue el uso del coche. El cierre de los colegios y el teletrabajo en muchas empresas nos recluyeron en nuestros hogares. La polución, que cada año mata a miles de personas, se redujo en cuestión de horas, como ya ocurrió antes en China e Italia. Solo en la primera semana de confinamiento, el tráfico por carretera descendió un 60 %.

Según Greenpeace, los valores medios de dióxido de nitrógeno (NO2), el principal gas contaminante emitido por los vehículos, apenas han alcanzado el 40 % del límite fijado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unión Europea (UE) desde el 10 de marzo, cuando se establecieron las primeras medidas de contención. Y los niveles de concentración no dejan de caer a medida que pasan los días.

Cuando pase la actual crisis de la COVID-19, la sociedad seguirá afrontando otra crisis que se lleva alertando desde hace décadas: la emergencia climática 

“Las estaciones de emisión atmosférica ya están mostrando síntomas claros de descenso de emisiones de dióxido de carbono, de dióxido de nitrógeno, de partículas en suspensión, etc. Esto es obvio porque uno de los mayores emisores en todas las ciudades es el transporte privado”, señala a SINC Javier Andaluz, responsable de Energía y Clima de Ecologistas en Acción.

Tras las medidas de contención adoptadas, las concentraciones de NO2 han disminuido una media del 64 % en las principales ciudades españolas. Barcelona, con un 83 %, registra el mayor descenso, seguidas de Madrid, con un 73 %, y Valencia, con un 64 %, según un estudio de la Universidad Politécnica de Valencia.

Los científicos analizaron imágenes satelitales de la misión Sentinel-5P del programa Copernicus de la Agencia Espacial Europea (ESA) durante los periodos 10-14 de marzo y 15-20 de marzo y realizaron mapas sobre los niveles de este gas, indicador de la calidad del aire. “Altas concentraciones pueden afectar al sistema respiratorio y agravar ciertas patologías. Además, está relacionado con la formación de lluvia ácida”, destaca Elena Sánchez-García, investigadora de la UPV.

El reducido uso del coche tendrá efectos positivos en la atmósfera a corto plazo. “Las emisiones volverán a ser parecidas después y seguirán sometiendo a problemas respiratorios a toda la sociedad por la contaminación”, lamenta Andaluz.

Cuando pase la actual crisis de la COVID-19, la sociedad seguirá afrontando otra que se lleva alertando desde hace décadas: la emergencia climática, como fue declarada por el Gobierno español el pasado 21 de enero.
 

Mapa de concentraciones de NO2

Disminuyen las concentraciones de dióxido de nitrógeno en toda España desde el 10 de marzo. / UPV

Cambio de hábitos diarios

Muchas de las costumbres que hemos dejado para superar la pandemia también servirían para la lucha climática. ¿Qué nos impide actuar entonces frente a esta crisis?

“Mucha gente se está dando cuenta del valor de un suministro de comida fresca y de temporada que no depende de un barco”, afirma Escrivà, que espera que salgamos de la crisis con una concepción colectiva del consumo responsable 

“Las sociedades solo reaccionan cuando hay un impacto negativo muy fuerte, como es el caso del coronavirus. Pero tenemos predicciones muy fuertes de que el cambio climático está incrementando los impactos de distinto tipo”, explica a SINC Jofre Carnicer, profesor de Ecología de la Universidad de Barcelona e investigador del CREAF y del IRBio.

Además del uso del coche durante la crisis de la COVID-19, las personas han dejado de hacer turismo, de consumir innecesariamente, de viajar en avión para una reunión de pocas horas, contribuyendo a generar menos emisiones de dióxido de carbono. Estos cambios se han producido a todos los niveles, incluso en las más altas esferas de la Unión Europea. “Ahora vemos que pueden hacer un consejo europeo online”, comenta Javier Andaluz.

A pesar de las consecuencias económicas del parón laboral en muchos sectores, la sociedad, recluida en casa, también ha empezado a ser consciente de su propio consumo energético y de la importancia de tener centros locales de comercialización de productos desde las huertas a pocos kilómetros.

“Hay mucha gente que por fin se está dando cuenta del valor que supone tener un suministro de comida de calidad en el día, fresca, y de temporada que no depende de si te viene un barco de Argentina o de África”, subraya a SINC Andreu Escrivà, ambientólogo y doctor en Biodiversidad, que espera que salgamos de la crisis con una concepción más colectiva y más humana del consumo responsable.

Aquí entra en juego el sentimiento de colectividad. Al acatar la cuarentena se ha antepuesto el bien común al individual. “La crisis del coronavirus va a derribar algunos mitos que había, como el teletrabajo frente a esa movilidad continua y perpetua del sistema económico en el que vivimos”, apunta Andaluz.

Los impactos del día a día

Cuando existe voluntad social y política, la sociedad es capaz de tomar medidas que hace un mes hubieran sido impensables. En el caso de la COVID-19, los cambios de hábitos y de estilo de vida han sido asumidos por la cuidadanía por el número de fallecimientos y afectados, y por la saturación del sistema sanitario.

Los impactos climáticos negativos ya están empezando a ser considerables 

“En todas las guerras mundiales ha habido cambios impresionantes y las sociedades los han superado, pero se tiende a esperar a que haya una presión externa que los fuerce”, prosigue Carnicer.

Los impactos negativos del cambio climático sobre la salud ya son considerables. De hecho, la malnutrición, el paludismo, la diarrea y el estrés calórico relacionados con él causarán unas 250.000 muertes adicionales cada año entre 2030 y 2050, según la OMS. Sin embargo, “todavía no han generado una situación que afecte de forma contundente en escenarios de cotidianeidad”, añade el investigador de la UB. 

Niñas paseando en bicleta

Una de las cosas que más echa de menos la gente en la cuarentena es salir a pasear o ir en bicicleta. / Pixabay

Buscar respuestas inmediatas

“No hay reacción social. Hay una asimetría en las reacciones ante las crisis”, reflexiona Carnicer. Las encuestas realizadas al respecto son clarificadoras: un alto porcentaje de personas cree que el cambio climático es real, pero la proporción de gente que cree que le afectará es muy inferior.

“La gente está muy inmersa en sus vidas cotidianas y el cambio climático no afecta a sus decisiones diarias”, subraya Carnicer. 

“Todos asumimos que hay gente que sufrirá, pero nadie piensa que le va a tocar. Con el coronavirus tienes una percepción real de que te puedes contagiar y de forma muy inmediata”, declara Escrivà, autor del libro Y ahora yo qué hago que se publicará próximamente.

Desde los poderes políticos, las reacciones son lentas, pero existen. En España, la Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica verá pronto la luz. Sin embargo, en el ciudadano las reacciones son pequeñas e insuficientes. “La gente está muy inmersa en sus vidas cotidianas y el cambio climático no afecta a sus decisiones diarias”, subraya Carnicer.

La causa de este desequilibrio también es una cuestión de tiempo y de caracterización. “El coronavirus es muy rápido y tienes una ventana de oportunidad de un mes para atacarlo, mientras que el cambio climático, desde que en los años 80 empezamos a tomarnos en serio el problema, siempre se ha visto a largo plazo”, dice el activista de Ecologistas en Acción.

Las medidas para paliar la crisis climática se han ido posponiendo mientras los problemas crecían a lo largo de varias décadas. “Ese crecimiento que vemos en el coronavirus hasta llegar al pico y el descenso se produce en un mes, y en el cambio climático se va a producir más o menos en un siglo”, ilustra Andaluz.

Por otra parte, es fácil asociar problemas respiratorios con una enfermedad, pero “no ves la relación entre el cambio climático y la falta de alimentos”, explica el responsable de Energía y Clima de la ONG. “Ves una sequía, pero necesitas más conocimientos para entender que procede del cambio climático”, continúa.

La rutina después de la COVID-19

Una vez que acabe la emergencia sanitaria actual y finalice la cuarentena, habrá un efecto rebote para hacer lo que hacíamos antes incluso con más intensidad. “Eso sería lo previsible. Lo que a mí me gustaría es que esto sirviese para replantearnos en qué situaciones nos hacen falta el coche, consumir o coger un avión para asistir a una reunión”, indica Escrivà.

“Impulsar de verdad la transición energética y combatir el cambio climático sería menos drástico que esto”, afirma Escrivà 

¿Será posible mantener algunos de los buenos hábitos que estamos adoptando? Lo primero es entender qué significa el concepto “crisis” cuando hablamos de cambio climático. “Hasta ahora lo hemos banalizado”, lamenta el ambientólogo, quien pide que se actúe en consecuencia.

“Lo coherente es que cuando se acabe la crisis sanitaria superurgente del coronavirus, entendamos que hay otra crisis a largo plazo que ya está teniendo efectos y también demanda acción”, añade. Para ello, habrá que tener en cuenta qué está dispuesta a hacer la ciudadanía.

Los esfuerzos no serán tan radicales como en el caso de la COVID-19. “Impulsar de verdad la transición energética y combatir el cambio climático sería menos drástico que esto”, afirma Escrivà. “Puede ser mucho más gradual y más suave. No habría prohibiciones de este estilo”, continúa.

Además, muchas de las cosas que las personas han dejado de hacer durante el confinamiento como salir a pasear, a correr, ir en bici o tomar algo en una terraza con amigos tienen muy poca huella. “El deseo prioritario de la gente es el contacto humano”, dice el experto.

“Si salimos de esta crisis con la sensación de conectividad, de defender el bien común, de cuidarse, de tejer entre todos una especie de red que amortigüe los impactos, ya tenemos mucho ganado. Si además somos conscientes de que los sacrificios van a ser menos dolorosos que la crisis del coronavirus, es también un punto a favor”, constata. El individualismo, uno de los causantes de la mala respuesta al cambio climático, se vería atacado.

“De esta crisis debemos salir con un contrato social reforzado que nos permita adoptar esas medidas necesarias, explicarlas bien y cuando toque asumir momentos duros en cuanto a restricciones o de cambios de comportamiento serios, hacerlo”, zanja.


Otros asuntos de Estrategias verdes
Más asuntos de Estrategias verdes
La pandemia reduce el ruido sísmico un 50%, el mayor período de silencio desde que hay registros
Escuela de Comunicación sobre diversidad y patrimonio natural de INOBE y periodistasAPIA en UPV/EHE
Periodistas y banqueros abogan por la transparencia sobre el impacto de las inversiones verdes
Máximo histórico en las emisiones de CO2 pese a la pandemia, con eliminación de rastros en España
España, con menor disponibilidad de agua que hace 50 años, sube su temperatura 0.3ºC cada década
Cómo lidiar con los problemas sociales y económicos del cambio climático global tras la pandemia
El calentamiento global eleva los patógenos en los suelos de todo el mundo, según estudio de la UPO
Avalan que España e Italia sufrieron más muertos de COVID por su mayor contaminación inicial
El modo de pronosticar brotes de COVID19 a partir de las aguas residuales triunfa en el #EUvsVirus
Aves, abejas, lobos, ranas y muchos otros animales usan los números para cazar
Los periodistas ambientales apoyarán el Congreso Nacional del Medio Ambiente CONAMA de noviembre
Buscan energía reciclada en el subsuelo madrileño para promover la economía circular y los ODS2030
Españoles lideran la opinión de agentes sociales en el Plan de Inversiones del Pacto Verde Europeo
Periodistas ambientales defienden el pacto social con científicos en favor de la biodiversidad
Los periodistas ambientales esperan que la COP25 servirá para mantener atención a la sostenibilidad
Innovación jurídica y gobernanza, cruciales para cumplir el Acuerdo de París tras fracasar la COP25
La mayoría de los países prefería un no-acuerdo antes que un mal-acuerdo en la COP25 y así ha sido
España, uno de los países europeos que más sufrirán la crisis climática y entre los que más emiten
Madrid realizó ante la COP25 su mayor manifestación ecologista con muchos jóvenes y niños presentes
ONU inicia su COP25 en Madrid con el objetivo de llevar la acción climática a más países y sectores

Suscríbete gratis a nuestro boletín
LIBROS
"Estamos ante una encrucijada vital: una sociedad del descarte o del cuidado"
¡Jugad, jugad, malditos! La epidemia del juego en España: ludópatas y capos del azar
Extendida la salud en la ciudadanía democrática hasta lograr erradicar un virus: el de la viruela
Renacimiento y revoluciones plagadas de infecciones y soluciones: hacia un mundo más saludable
Un milenio de oscuridad y Muerte Negra: aislar e incluso desterrar a infectados por epidemias
Adiós a la medicina sacerdotal:Apolo,dios de curas y oráculos, engendra a Asclepio,ya héroe médico
TESIS Y TESINAS
La lucha contra la pandemia, menos eficaz por la polarización política y social
Un documento prueba que Junta de Andalucía desvía 11 millones del COVID para salvar Canal Sur
Equilibrio y control postural en la niñez autista, claves para mejorar su integración sensorial
China tiende a elevar su influencia al sur de Panamá y EEUU al norte, geográfica y funcionalmente
Banco de España urge reforzar educación y formación de habilidades con el Fondo de Reconstrucción
Gana fuerza la idea de que los anticuerpos del COVID no garantizan inmunidad ante la reinfección
1 En vigor el nuevo Estado de Alarma,estas son las medidas adoptadas o proyectadas por cada autonomía
2 La Pandemia Artificial
3 La saga Fernando Valdés:padre dimite del Constitucional por maltrato, hijo imputado lideraTurismo
4 Fratelli tutti: La política como ternura y amabilidad
5 La coranacrisis: un futuro de incertidumbres
6 UNESCO teme que gasto público global en educación se reduzca por el COVID un 8% y las ayudas el 12%
7 La china Alibaba compra por casi 3.000 millones el 71% de Alcampo (unos 700 centros en España)
8 7 vacunas COVID en fase 3 (ensayos en humanos), pero las primeras solo nos serán accesibles en 2021
9 La España no gobernada por PP pide la vuelta al Estado de alarma mientras Sánchez visita al Papa...
10 Un 53% más de gasto público para los Presupuestos 2021 y prioridad a educación, formación e I+D+I
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
Falta un Goya que pinte esta pandemia
¿Sale barato para los catalanes el proceso independentista de Cataluña?
Teorías conspirativas ante la pandemia sin desescalada, pero surgen luchas contra la desinformación
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS