miércoles,17 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaFormación y reciclajeCríticas al arbitraje de la prensa española por carecer de recurso
En otros países europeos sí existe

Críticas al arbitraje de la prensa española por carecer de recurso

Redacción
La Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) se diferencia muy desfavorablemente de organizaciones similares en otros países europeos por carecer de la posibilidad de recurso, según han comentado a Ibercampus especialistas en estos procesos.

El Reglamento publicado en la página web de la Comisión no deja posibilidad alguna de recurrir a quien pierde el caso. Así lo ha podido comprobar Ibercampus tras proceder a su lectura.

Además, los especialistas consultados señalaron que, al examinar y contrastar  algunas resoluciones de esta Comisión, hay una gran diferencia de calidad entre unas y otras. Esto significa, según dicen, que cada periodista español que recibe una queja está al albur de la calidad de la propuesta de quien sea ponente de su caso. 

Muy diferente es cómo tratan la posibilidad de recurso organizaciones similares en otros países europeos, como por ejemplo los que siguen:

  1. Press Complaints Commission (PCC). (Reino Unido).Tienen lo que denominan el Revisor Independiente: Si al final del proceso el periodista tiene reservas sobre la manera en que su caso ha sido tratado por la Comisión y sus miembros, debe escribir- en el plazo de un mes de haberle comunicado el resultado de su caso- al  Revisor Independiente. Él investigará su recurso e informará de cualquier hallazgo y transmitirá recomendaciones a la Comisión.
  2. Deutscher Presserat (Alemania).Existe la opción de reapertura del procedimiento (Wiederaufnahme) en el caso de nuevas pruebas que podrían afectar la decisión.
  3. Österreichische Presserat (Austria).Hay posibilidad de reapertura (Wiederaufnahme) si nuevas pruebas que podrían afectar la decisión
  4. Schweizer Presserat (Suiza). En un plazo de 10 días a partir de la fecha  de la resolución, se puede pedir la opinión deontológica del Pleno del Consejo a petición de al menos dos miembros del Consejo de Prensa.
  5. Общественной коллегии по жалобам на прессу (Rusia).La decisión que emite la comisión ad hoc puede ser revisada (reposición) por el Consejo. 

Artículo 23 de los nuevos estatutos de la FAPE dice que la Comisión de Quejas y Deontología tiene como objeto conocer y resolver las cuestiones de deontología y ética periodísticas, conforme a su propio reglamento, por iniciativa propia o a petición de la propia Federación o de cualquier ciudadano. Sus integrantes serán nombrados por la Asamblea General de la FAPE, a propuesta de la Junta Directiva, en la forma y número que reglamentariamente se determine, entre personalidades pertenecientes al periodismo, al derecho, al mundo académico o a otras actividades relevantes de la vida social. Tambien se indica que funcionará con plena independencia y autonomía competencial y de funciones, y será dotado económicamente por la Federación. Sus miembros actuales son:

  • Manuel NÚÑEZ ENCABO
  • Mª Dolores MASANA ARGÜELLES
  • Rafael DE MENDIZÁBAL ALLENDE
  • Alejandro FERNÁNDEZ POMBO
  • Luis MARTÍ MINGARRO
  • Marisa CIRIZA COSCOLÍN
  • José Luis MARTÍNEZ ALBERTOS
  • Carmen GUAITA FERNÁNDEZ
  • Juan Carlos SUÁREZ VILLEGAS
  • Fernando GONZÁLEZ URBANEJA
  • Carlos HERNÁNDEZ-SANJUÁN MARCH

Pese a esa importante diferencia constatada por Ibercampus con respecto a los citados cinco países, la Comisión de Quejas y Deontología de España dice en su página web que la experiencia de otros países ha servido de referente a los periodistas españoles a la hora de pensar en su propia autorregulación. Inglaterra fue la precursora en 1953, con la creación de un Consejo de Prensa que velaría por el correcto ejercicio de la profesión, intentando evitar así el recurso judicial. En 1991 este organismo se reconvierte. Los editores logran ponerse de acuerdo para crear la llamada Comisión de Querellas contra la Prensa (Press Complaints Commission), una institución independiente de autorregulación del sector, que atiende las reclamaciones de los lectores sobre los contenidos de los medios de comunicación escrita. Estas quejas se relacionan, generalmente, con el derecho al honor, a la privacidad y a la réplica; así como con los derechos de las minorías y de los niños, siempre de acuerdo con los criterios de un código ético que vincula al conjunto de los medios.

En 1961 se creó el Consejo de Prensa de Austria (Österreichische Presserat)", promovido por las asociaciones de editores y periodistas del país. Se trata de un organismo independiente de autocontrol de la actividad periodística, basado en el respeto a la libertad de expresión y el derecho a la información.

En Finlandia existe desde 1968 un Consejo de Medios de Comunicación, (Julkisen Sanan Neuvosto) a iniciativa también de las organizaciones de editores y periodistas. Su objetivo es el de velar por la libertad de los medios y vigilar el cumplimiento del derecho de acceso a los medios, regulado en 1999.

Por su parte, Alemania cuenta desde 1973 con un Consejo de la Prensa (Deutscher Presserat)" cuya finalidad es el desarrollo de una prensa libre, pluralista e independiente, que promueve la ética periodística, tramita las quejas de los lectores y los ampara frente a los medios. Se basa en un Código de Prensa, revisado y actualizado en mayo de 2000. 

En Dinamarca, los medios de comunicación acordaron la creación de un organismo independiente de autorregulación, el Consejo de la Prensa (Pressenaevnet) cuya misión es preservar los valores cívicos y democráticos.

En Suecia existe también un Consejo de Prensa (Publicisstklubben) y un Pressombudsman que defiende los derechos democráticos de los lectores. Asimismo, en Portugal cuentan con la "Alta Autoridade para a Comunicação Social" (AACS), órgano independiente encargado de velar por el cumplimiento del derecho a la información, la libertad de prensa y la independencia de los medios.

En 2002 nace en los Países Bajos un Consejo de la Prensa (Raad voor de Journalistiek, RVDJ), institución independiente, integrada por periodistas y representantes de la sociedad civil que solventa las cuestiones relacionadas con la ética de los medios, los derechos de los usuarios y el respeto a los valores democráticos. 

La página web de la Comision española dice también que no hay que olvidar otro importante antecedente: el Código Deontológico Europeo de la Profesión Periodística, aprobado en Estrasburgo, en 1993. Uno de los actuales miembros del Consejo Deontológico, Manuel Núñez Encabo, actuó como ponente y redactor del texto europeo.

Ya en España, el Consell de Informació de Catalunya, creado en 1996 y que es una Fundación, resuelve expedientes de todo tipo de entidades y particulares.

Por su parte, los medios de comunicación españoles han puesto en marcha diversas fórmulas de autorregulación de uso interno, mediante libros de estilo, estatutos de redacción o normas de conducta.

De interés

Artículos Relacionados