miércoles,27 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaC,s condiciona su apoyo a los Presupuestos 2018 a bajar impuestos y...
Clima electoral tras verse Rajoy-Rivera y Sánchez-Iglesias

C,s condiciona su apoyo a los Presupuestos 2018 a bajar impuestos y pasa del bloqueo a los bloques

Redacción
Tras las rebajas fiscales preelectorales del Gobierno Rajoy en 2015, ahora el líder de Ciudadanos Albert Rivera condiciona el apoyo al techo de gasto de 2018 a que el Ejecutivo baje impuestos y reduzca los tramos más bajos de IRPF. Al salir de su almuerzo de este martes con Rajoy dijo que el diálogo a tres bandas con Podemos que pretende Sánchez trata de "bloquear cualquier diálogo con el Gobierno". La prensa reitera que el PSOE de Sánchez y Podemos de Iglesias tratan de destruirse mutuamente

Vuelve así el clima preelectoral de 2015 y 2016 tras los encuentros de este martesentre Rajoy-Rivera y Sánchez-Iglesias, aunque de la política de bloquedo del Gobierno se ha pasado a otra de bloques entre los cuatro grandes partidos, visualizada este martes por los encuentros Rajoy-Rivera y Sánchez-Iglesias, tras los que no solo se perfilan acuerdos PP-C´s y PSOE-Podemos, sino otros puntuales de estrategia parlamentario-electoral.

Los periodicos impresos siguen más con los primeros: "El PSOE tiene mucho que perder si se acerca al bloqueo y se aleja de la centralidad", dice EL MUNDO, y "Sánchez e Iglesias no son fiables y su objetivo es destruirse mutuamente", titula su editorial ABC, mientras LA RAZÓN de los propietarios de Antena3-LaSexta precisa: "El encuentro entre el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, dejó la sensación de un retorno a las maniobras de bloqueo político que creíamos superados, pero también, que Sánchez se había equivocado de interlocutor. Su sitio estaba en La Moncloa, tratando con Rajoy y Rivera el futuro deEspaña.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se reunieronen La Moncloa, en un almuerzo de trabajo que se prolongó unas dos horas, y acordaron que sus equipos empiecen a negociar cuanto antes el techo de gasto, la senda del déficit y los Presupuestos Generales del Estado para 2018. Además abordaron otros temas como el "desafío separatista" de Cataluña y el Brexit y el presidente adelantó a Rivera la posición que España mantendrá en la cumbre del G20 que se celebrará en Hamburgo los próximos 7 y 8 de julio. Según informaron también fuentes del Ejecutivo, Rajoy confirmó a Rivera su intención de volver a revisar al alza la previsión de crecimiento y Rivera condicionó el apoyo de Ciudadanos al techo de gasto de 2018 a que el Gobierno baje los impuestos y reduzca los tramos más bajos de IRPF. También trataron la amenaza del terrorismo yihadista y Rivera insistió en la conveniencia de mejorar el pacto contra el terrorismo yihadista.

Fuentes del Gobierno que cita la agencia EFE recalcaron que Ciudadanos es el "socio prioritario" del Ejecutivo y que "la estrategia parlamentaria que puedan tener el PP y Ciudadanos es otra cosa". Asimismo aclararon que la reunión entre Rajoy y Rivera estaba fijada desde hacía tiempo, antes de conocerse el encuentro entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias y de establecerse la reunión de hoy entre Rivera y Sánchez.

Albert Rivera recalcó en rueda de prensa en el Congreso que Ciudadanos quiere "diálogo" con todos. "Queremos hablar con el PSOE, con Podemos y con el Gobierno", indicó, y consideró que si se excluye al partido que más escaños tiene en el Congreso "no sale casi nada adelante". El líder de Ciudadanos señaló que el diálogo a tres bandas con Podemos que pretende Sánchez trata de "bloquear cualquier diálogo con el Gobierno" y apuntó que no tiene sentido montar "mecanismos paralelos al Parlamento".

Los diarios contraponen los encuentros entre Rajoy y Rivera y Sánchez e Iglesias. "Los líderes políticos exhiben su división en dos bloques", titula EL PAÍS en portada, con el siguiente subtítulo: "Rajoy y Rivera trataron los principales asuntos de Estado horas después de que Sánchez e Iglesias crearan una comisión para estrechar su colaboración". EL MUNDO titula en portada: "Rajoy y Rivera hacen frente a la 'agenda común' de la izquierda" y apunta que la negociación de los Presupuestos "podría incluir una rebaja simbólica de 2.000 millones en el IRPF". Asimismo destaca el "ambiente de entendimiento" entre ambos.

ABC destaca que "Rajoy y Rivera preparan su acuerdo para el techo de gasto"LA RAZÓN indica que "Rajoy afianza su pacto con Rivera frente a la pinza de Sánchez e Iglesias". Según LA VANGUARDIA, "Rajoy y Rivera liman asperezas ante el encuentro de Cs y Sánchez" y destaca que "La Moncloa y Ciudadanos mantienen la sintonía frente a los planes del Govern". En su portada dice que Rajoy y Rivera "almuerzan para renovar su alianza tras los últimos roces". EL PERIÓDICO titula: "Podemos y el PSOE exhiben deshielo y el PP y C´s, sintonía" y señala que "Rajoy y Rivera contraprograman con un almuerzo en La Moncloa" la cita de Sánchez e Iglesias.

Montoro, reprobado y denunciado ante el Ibex y Rato 

La mayoría del Congreso de Dopitados defendió  entre tanto este martes la reprobación del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, después de que el Tribunal Constitucional declarara inconstitucional la amnistía fiscal de 2012. La moción, presentada por los socialistas, será aprobada el jueves con los votos de PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos, ERC, PDECat, Compromís y EH Bildu. El ministro sólo tendrá el apoyo de PP, UPN y Foro Asturias, mientras que el PNV se abstendrá.

Durante el debate, el diputado del PSOE Julián López criticó que "la única enseñanza" que ha sacado Montoro es que debía haber utilizado otro instrumento legal para llevar a cabo su regularización. López dijo que la amnistía fiscal no sólo ayudó a 31.000 defraudadores, sino que con ello se abrió una vía para que "se colaran dirigentes del PP acusados de corrupción". Alberto Garzón, de Unidos Podemos, dijo que pese a la reprobación ni Montoro ni el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, van a hacer nada, por lo que en vez de reprobar ministros hay que "echarlos". Desde Ciudadanos Vicente Ten aseguró que con la amnistía "se premió al defraudador y se castigó al cumplidor".

Ana María Madrazo, del Grupo Popular, apuntó que la "hoja de servicio" de alguien "tan eficaz" como el titular de Hacienda "no se puede manchar ni con insultos ni con reprobaciones". Aitor Esteban, del PNV, dijo que se abstendrán en la votación por "coherencia", ya que la amnistía fiscal no fue aplicada en las haciendas forales y en temas fiscales prefieren "no intervenir".

Cristóbal Montoro defendió en el Senado la "regularización fiscal" de 2012 porque hizo que "29.000 defraudadores" pagaran sus impuestos. Antes de su intervención dijo que afrontaba su reprobación "con la normalidad propia de la democracia".

EL PAÍS apunta que Montoro "tiene el único apoyo de su partido ante su reprobación". "PSOE, Podemos y Ciudadanos reprueban juntos al ministro", titula ABCLA RAZÓN señala que Montoro es "el segundo ministro reprobado en cuarenta días".

Además, se ha sabido que, en 2011, cuando el PP se perfilaba como claro vencedor de las elecciones generales, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, celebró varios encuentros con importantes empresarios -varios del Ibex 35- y banqueros internacionales acompañado de Ricardo Martínez Rico, presidente y máximo accionista de Equipo Económico, informa ABC. El organizador de las reuniones fue Rodrigo Rato, entonces presidente de Caja Madrid. Montoro le pidió que organizara los encuentros para que les expusiera las políticas económicas del próximo Gobierno del PP.

Encuentro Sánchez-Iglesias

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se reunieron en las dependencias del Congreso durante una hora y media, quince meses después de su último encuentro. Ambos acordaron articular una colaboración parlamentaria y avanzar conjuntamente con el fin de conseguir "una mayoría alternativa para desmantelar las políticas del PP"."PSOE y Podemos forjan una alianza para hacer frente al PP en el Congreso", titula EL PAÍS. "PSOE y Podemos aparcan la censura a Rajoy", destaca EL MUNDO. Según ABC, "Sánchez asume la agenda de Iglesias para 'desmantelar' al PP". LA RAZÓN habla de "una agenda común para echar al PP". LA VANGUARDIA indica que "Sánchez e Iglesias inician la senda del entendimiento con una agenda común". Para EL PERIÓDICO, "Podemos y el PSOE exhiben deshielo".

Para ello crearán equipos de trabajo – coordinados por las portavoces parlamentarias de ambas formaciones, Margarita Robles por parte del PSOE e Irene Montero por parte de Podemos – que negociarán acuerdos puntuales en materias concretas, como la elaboración de una cifra alternativa a la del Gobierno para el techo de gasto, el salario mínimo o las pensiones y que empezarán a reunirse en el mes de julio.

Otros asuntos sobre la mesa serán el "rescate a los jóvenes", la derogación de la reforma laboral, la defensa de la igualdad y el desbloqueo de los vetos legislativos del Gobierno en el Parlamento.

Según reflejan los diarios, la posibilidad de presentar una moción de censura queda aplazada a instancias de los socialistas, algo que Podemos acepta, aunque sin renunciar a ella en un futuro. "Para que nosotros gobernemos, necesitamos ponernos de acuerdo con el PSOE, y para que el PSOE gobierne necesita ponerse de acuerdo con nosotros", resumió Pablo Iglesias al término de la reunión. "No queremos colocar ningún deadline que pueda hacer descarrilar una hoja de ruta que a nuestro entender tiene que llevar a sacar al PP de las instituciones", explicó, y apostó por "trabajar para construir juntos un proyecto de Gobierno" y una alternativa al Gobierno de Mariano Rajoy "en términos programáticos".

Para el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, que fue quien compareció para dar cuenta del encuentro, una moción de censura "se presenta para ganarla y si se traduce en una alternativa clara de gobierno, y esas condiciones no se dan". Ábalos destacó que en la reunión se habló de "contenidos" y celebró que se aparcaran "posiciones excluyentes" y "cuestiones de poder". Explicó que "la dinámica" del PSOE, aceptada por Podemos, es "ir abordando acuerdos de contenidos y marcando una agenda de trabajo para hacer una política alternativa a la derecha".

En cuanto a la inclusión de otras fuerzas políticas en el acuerdo de colaboración, Iglesias instó a Sánchez a explorar la vía del pacto con las fuerzas nacionalistas y a "no criminalizar" a ERC, a la que consideró una "fuerza progresista", al tiempo que descartó contar con Ciudadanos para una posible alternativa de Gobierno, aunque consideró la posibilidad de alcanzar "acuerdos puntuales" con la formación de Albert Rivera. Por su parte, el PSOE contará con ERC en los acuerdos del día a día parlamentario, pero no buscarán con ellos una mayoría alternativa. "¿Cómo vamos a acordar con un partido que no se siente parte de España y lo dice todos los días?", se preguntó Ábalos.

"No vamos de la mano de nadie; hemos insistido con claridad en que estamos estableciendo un espacio muy particular del PSOE, pero tendemos la mano a todos", destacó el dirigente socialista, quien subrayó que Pedro Sánchez se reunirá con varios dirigentes. Hoy mantendrá un encuentro con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y mañana jueves con el coordinador federal de IU, Alberto Garzón.

 

De interés

Artículos Relacionados