miércoles,1 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaCuota del 30% para las mujeres en los consejos de grandes empresas,...
El código de buen gobierno también suavizará otros objetivos

Cuota del 30% para las mujeres en los consejos de grandes empresas, según confirma la CNMV

Redacción
El código de buen gobierno que presentará en días próximos la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) confirma el "objetivo" de que, en cinco años (el 2020), el 30% de los puestos en consejos de administración de sociedades cotizadas sean ocupados por mujeres. Pero entre los expertos se espera que la "letra pequeña" suavice tanto este "objetivo" como el de los consejeros independientes o el alcance de la nueva información a suministrar sobre las "inversiones publicitarias".

El llamado supervisor  independiente de las bolsas, presidido por la exministra y exportavoz parlamentario del PP  Elvira Rodríguez, confirmará en estos términos  la noticia anticipada por Ibercampus el pasado 22 de diciembre y reproducía parcialmente al día siguiente el portal educativo con el que Banco Santander contirubye a hacerse con las cuentas de las universidades: “el objetivo de que en 2020 el número de consejeras represente, al menos, el 30% del total de miembros del consejo de administración”.

Este “objetivo” más que duplicará la cuota real ostentada actualmente por el sexo femenino, que se limita al 13%, siendo la menor entre los países desarrollados. En efecto, de casi un centenar de las mayores empresas, 28 aún no habían incorporado ninguna mujer, siendo la media por empresa de 1,4 puestos femeninos de los 11,4 asientos que tiene de promedio el máximo órgano empresarial en dichas empresas. Entre las empresas Ibex no llegaba al 15% en 2013, ni al 12% si se considera el conjunto  de sociedades  cotizadas.

Las empresas que cumplirían ya el nuevo objetivo son solo tres  de las mñas de 400 cotizadas: Cementos Porland, Faes Farma y FCC. Por el contrario, había hasta hace pocos meses cuatro compañías del IBEX sin una sola mujer en su máximo órgano:  Endesa, Gas Natural, Sacyr y Técnicas Reunidas. Pero en las últimas semanas se han apresurado y por ejemplo Endesa incluyó a la presidenta y accionista mayoritaria de Prosegur. 

Otras 24 compañías todavía no han incorporado ninguna consejera: Adveo, Unipapel, Amper, Azcoyen, Barón de Ley, Campofrío, Clínica Baviera, Colonial, Deoleo, Dinamía, Elecnor, Endesa, Ercros, Fersa, Fluidra, Gas Natural, Inmobiliaria del Sur, Martinsa Fadesa, Miquel i Costas, Prim, Rovi, Sacyr, Solaria, Sotogrande, Técnicas Reunidas, Tecnocom, Testa Inmuebles, Uralita. 

Siete empresas tienen cuatro consejeras: Abertis, Acciona, Caixabank, Iberdrola, Jazztel, Realia, Red Eléctrica (REE). 

Con tres mujeres consejeras figuran nueve empresas: Abengoa, Banco Popular, Banco Santander, Ebro Foods, Enagas, Indra, Mapfre, Natra, Prosegur. 

Dos consejeras tienen 21 cotizadas: Adolfo Dominguez, Atresmedia Corporacion, Banco Sabadell, BBVA, BME (Bolsas y Mercados), Cie Automotive, Corporación Financiera Alba, Día, Europac, Funespaña, Grifols, IAG, Inditex, Liberbank, Melia Hoteles Internacional, Natraceutical, OHL, Prisa, Repsol, Viscofan, Zardoya Otis. 

Otras 26 empresas solo sientan en su consejo una mujer: Acerinox, ACS, Almirall,  Amadeus, Bankia, Bankinter, CVNE, Duro Felguera, ENCE, Ezentis, Faes Farma, Ferrovial, Gamesa, Grupo Catalana Occidente, Grupo San José, Iberpapel, Mediaset, Quabit, NH Hoteles, Renta Cuatro, Telefónica, Tubacex, Tubos Reunidos, Vidrala, Vocento y Zeltia.

Consejeros independientes  

Otro de los aspectos a definir por el código que presentará en los próximos días la CNMV es la mayor presencia de consejeros independientes. De la actual recomendación de tener un tercio del total,  se exigirá que representen “la mitad del total de consejeros”. Pero  cuando la sociedad no sea de elevada capitalización o cuando, aun siéndolo, cuente con un accionista, o varios actuando concertadamente, que controlen más del 30% del capital, el número de independientes podrá ser de un tercio del total.

Al menos las empresas del IBEX tendrán que aumentar pronto tanto mujeres como independientes, pues actualmente de los más ded 400 puestos totales solo 55 son ocupados por consejeras independientes, el 25% de sillas independientes (217 puestos), frente al 75% que representan los hombres. Iberdrola, Red Eléctrica y Santander son las empresas con mayor presencia de consejeras independientes, con cinco vocales en el caso de las dos eléctricas y cuatro en el del banco que fichó a Daurella. Por el contrario, ocho compañías del índice español no tienen ninguna mujer como consejera independiente: ACS, FCC, Ferrovial, Gamesa, Gas Natural, Sacyr, Técnicas Reunidas y Telefónica. Cinco de estas ocho compañías sí tienen mujeres en sus órganos de administración, pero como dominicales por su condición de accionistas.

La anunciada reforma incorporará recomendaciones específicas en RSE, entre ellas la de que la política incluya principios o compromisos con los grupos de interés, pese a que el anterior Código Conthe, aprobado durante el Gobierno de Zapatero en 2006, excluyó la responsabilidad social corporativa (RSC), aun cuando aquel Gobierno promovió políticas de desarrollo sostenible en las que se asienta esa RSC.

Ahora, la CNMV  pedirá a las cotizadas que identifiquen los objetivos de la política de RSC y el desarrollo de instrumentos de apoyo. También les invita a explicar la estrategia corporativa “relacionada con la sostenibilidad, el medio ambiente y las cuestiones sociales” y a identificar los mecanismos de “supervisión del riesgo no financiero, la ética y la conducta empresarial”. Pero el código se limitará recomendar a las compañías transparencia en cuanto a los métodos o sistemas de seguimiento de los resultados de estas políticas.

También se ha suavizado respecto al proyecto que las sociedades cotizadas deben informar, “en un documento separado o en el informe de gestión”, sobre los asuntos relacionados con la RSC, “utilizando para ello alguna de las metodologías aceptadas internacionalmente”. Mayor revisión de los proyectos se ha registrado respecto a la prevista obligación de que las empresas cotizadas desglosen sus inversiones publicitarias, para  incluir a los medios de comunicación entre los grupos de interés sobre los que los inversores en acciones deberían tener interés, como pedía incluso el Ministerio de Economía. El asunto quedará en  una apuesta genérica e inconcreta:  “Que la política de responsabilidad corporativa incluya los principios o compromisos que la empresa asuma voluntariamente en su relación con los distintos grupos de interés e identifique al menos las prácticas de comunicación responsable que eviten la manipulación informativa y protejan la integridad y el honor”.

De interés

Artículos Relacionados