miércoles,25 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónBlogsDiscurso de Navidad del Rey 2016: entendimiento y diálogo

Discurso de Navidad del Rey 2016: entendimiento y diálogo

Economía sin dirigir
Como es costumbre cada noche del 24 de diciembre, Felipe VI, Rey de España, ha dado su discurso de Navidad. Como también es habitual en él, está plagado de comentarios que cuanto menos, resultan interesantes de analizar.

 

En las 1.682 palabras del mensaje, don Felipe ha querido que las más repetidas sean términos como España, convivencia, respeto, familia y futuro, mientras que entre las que no han aparecido, están terrorismo, corrupción o Cataluña.

Su primer pensamiento, han sido para las familias de Murcia, Valencia y Baleares, que estos días han visto cómo sus viviendas han quedado anegadas por las peores inundaciones desde hacía muchos años.

Esta vez ha querido transmitir una mayor cercanía a los españoles, no solamente con la puesta en escena, que ha sido su despacho habitual, sino con sus palabras cargadas de sentimiento y de conocimiento de la realidad que se vive hoy en España.

Entre sus frases más notables en este discurso se encuentra “he visto dificultades y problemas para muchos de nuestros compatriotas, pero también mucho trabajo duro, honesto y sobre todo determinación”, refiriéndose claramente a la gente que, a pesar de la dura crisis económica que se ha vivido, ha seguido adelante. Tuvo palabras a su vez de agradecimiento a las familias por el duro trabajo realizado en esos años y su solidaridad. También ha realizado un guiño a los autónomos: “he visto también en muchos compatriotas la decisión de asumir riesgos”. Ha agradecido el trabajo a todos los profesores, médicos, fuerzas de seguridad etc por seguir haciendo un país mejor donde vivir y por defender los valores allí donde estén siendo todos estos “la imagen fiel de nuestro país”.

Cerrando el apartado económico, ha mencionado que ya no nos encontramos en un proceso de recesión, y que espera que esto sirva no solo para crear puestos de trabajo de calidad, sino que con ello se reduzcan desigualdades y aumente la cohesión social.

En el bloque referente a los asuntos políticos, ha hecho mención del largo proceso de desgaste que ha tenido la sociedad española por “la compleja situación política que todos conocemos”, ha quitado hierro al punto de unas hipotéticas elecciones en breve, y ha apelado al  entendimiento y dialogo entre los grupos políticos con el fin de mejorar la situación actual española. Unido a lo anterior también ha resaltado el respeto a los mayores a los jóvenes y las ideas distintas a las nuestras siendo “la intolerancia, la exclusión  o el desprecio de la opinión ajena no pueden caber en la España de hoy “.

De entre sus palabras nunca llegó a mencionar a Cataluña y a la fuerte pugna soberanista, pero leyendo entre líneas se puede ver que sí: “vulnerar las normas que garantizan nuestra democracia y libertad solo lleva primero a tensiones y enfrentamientos estériles”, realizando una fuerte apuesta por el progreso si se trabaja en conjunto como sociedad.

Por ultimo, un bloque de futuro y de qué futuro se quiere para las generaciones venideras, ya que como dijo “vivimos en un mundo muy incierto y grandes desafíos”, centrando su alusión en los avances tecnológicos, los cuales a día de hoy son tan rápidos e inciden tanto en la sociedad, que no pueden ser solamente descritos como “revolución tecnológica”, por ello para poder adaptarnos a estos avances es fundamental la educación y “la educación en civismo” que nos hará avanzar como sociedad.

Al finalizar el acto se felicitó la navidad en todos los idiomas cooficiales en España, siendo esto un gesto a la unidad de España.

Con este mensaje de Navidad uno puede llegar a apreciar la pluralidad de España no solamente de sentimientos sino de formas de concebir España, y de cómo a pesar de esas diferencias hay mucho más que nos une, siempre, y por ello dentro de un discurso sin salirse de lo políticamente correcto ha apelado a la unidad tanto de los españoles como de nuestros dirigentes, por el bien de España y de todos nosotros.

De interés

Artículos Relacionados