lunes,16 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEducación retrasa las reválidas de ESO y Bachillerato
Ante la negativa a aplicar la LOMCE por 12 autonomías no PP

Educación retrasa las reválidas de ESO y Bachillerato

Redacción
Tras su primera reunión con los consejeros autonómicos en la Conferencia Sectorial de este jueves, el ministro de Educación, Íñigo Méndez, se desdijo de sus primeras declaraciones tras tomar posesión y anunció que el único real decreto sobre evaluaciones que se va a aprobar en Consejo de Ministros es el que afecta a Primaria (para el sexto curso), a entrar en vigor en el inminente curso 2015-2016. Queda así retrasada la entrada la LOMCE, anteoposición de las 12 autonomías no gobernadas por el PP

El ministro de Educación, según ayer los consejeros y hoy algunos diarias más dialogante que su predecesor Ignacio Wert, aceptó separar en dos decretos las nuevas reválidas o evaluaciones externas de Primaria, por un lado, y de ESO y Bachillerato, por otro, con el fin de debatir más tiempo las de Secundaria, a debatir más adelante con las comunidades autónomas.

Como las evaluaciones externas de cuarto de la ESO y de segundo de Bachillerato entrarían en vigor según la LOMCE en cursos posteriores, Méndez anunció también que se ha acordado presentar su decreto regulador "más adelante". Pero en su opinión esto no supone ningún retraso en la aplicación de la ley, que reiteró como orgánica y de obligado cumplimiento, aun cuando toda la oposición al PP pacto hace más de un año derogarla si alcanza el gobierno.

Las comunidades autónomas contrarias a la reforma rechazaron las evaluaciones externas previstas al acabar los ciclos, que en secundaria y bachillerato son reválidas (es necesario su aprobación para obtener el título). Su propuesta consistía en que no se apruebe el real decreto que regula esas evaluaciones, que arrancan el curso que viene en 6º de primaria.

La reunión, de la que ni educación ni los consejeros resaltaron a su término acuerdos sobre la decena de puntos anunciados el miércoles por Educación (pacto sobre el trabajo de los profesores y planes de convivencia escolar, práctica diaria del deporte, financiación de libros, idiomas, conectividad y empleabilidad), duró este jueves por la tarde cuatro horas.

Méndez de Vigo comentó que a su juicio las evaluaciones están bien planteadas y anunció la creación de un grupo de trabajo para resolver todas las dudas e inquietudes que se puedan producir al respecto.

La consejera de Educación de Cataluña, Irene Rigau, valoró que "se haya frenado" el desarrollo del decreto sobre evaluaciones externas. En su opinión es la "parte positiva" de la reunión, ya que "relaja la tensión que la regulación de esa norma podría crear en los centros, alumnos y comunidades educativas". De igual modo, la consejera vasca de Educación, Cristina Uriarte, consideró "un avance" la decisión de separar en dos el decreto sobre las evaluaciones externas.

Respecto a otros puntos del orden del días previstos en el encuentro, el titular de Educación insistió en la elaboración de un Libro Blanco de la Función Docente porque, a su juicio, "es un buen momento" tras la ampliación de la tasa de reposición del profesorado.

Posición común de 12 autonomías

Previamente, los concejeros de las 12 comunidades de las autonomías no gobernadas por el PP se reunieron también en Madrid y  anunciaron que presentarían fórmulas para intentar paralizar la LOMCE “con todas las garantías jurídicas necesarias y preservando siempre el interés del alumnado”.

 “Suponemos que el ministro ya sabe que en estos momentos y a pocas semanas de comenzar un nuevo curso escolar, no podemos perder el tiempo, nuestras comunidades educativas no nos lo perdonarían. Estamos obligados a garantizar el derecho a la educación y estamos dispuestos a cumplir con nuestra obligación”, ha leído en nombre de las autonomías la consejera de Andalucía, Adelaida de la Calle (PSOE).

De la Calle informó que las comunidades que rechazan la LOMCE son las siete gobernadas por el PSOE (Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha, Extremadura y Comunidad Valenciana junto a Compromís), además de Canarias (CC-PSOE), Cantabria (PRC-PSOE), Cataluña (CDC), Navarra (Geroa Bai) y País Vasco (PNV).

Otros cambios en el calendario inicial

Según el calendario inicial de aplicación de la LOMCE, este próximo curso se debería ampliar a los cursos impares de secundaria y bachillerato y se generaliza en primaria. “Se hizo consciente y deliberadamente para evitar lo que finalmente ha terminado pasando: nadie quiere asumir como propia una ley que fue hecha sin la más mínima voluntad de diálogo y que fue aprobada sin consenso”, declaró la conseja de Andalucía. Las regiones contrarias a la reforma educativa opinaban que la disposición que incluye ese calendario en la ley puede ser derogada y han conseguido final y parcialmente posponerla.

Tras el cambio electoral de mayo y para el próximo curso, Andalucía, Cantabria o Aragón anunciaron que rescatarán Educación para la Ciudadanía, eliminada ahora, y restarán peso a Religión.

Además de las 12 comunidades que piden un freno a la reforma, en otras como Madrid o Murcia donde han pactado PP y Ciudadanos también se había acordado antes de la reunión retrasar la implantación de la ley o minimizar sus efectos.

El currículo previsto por la LOMCE refuerza lengua, matemáticas y ciencias, deja de lado tecnología y enseñanzas artísticas y aboga por formar más el pensamiento empresarial que el filosófico. Las regiones pueden elegir entre asignaturas específicas fijadas por el ministerio (entorno a un 30% del currículo) y fijar por su cuenta las materias de libre configuración (entre el 10% y el 15%). Por ese margen regional las comunidades del PSOE han encajado la asignatura de Educación para la Ciudadanía y han rebajado el peso de la Religión. Desde que se aprobó la LOMCE, Religión cuenta para la nota media y para la obtención de beca, aunque es opcional frente a otra materia nueva, Valores Sociales.

Andalucía incluye Ciudadanía en secundaria y le da la vuelta al currículo genérico. “Hemos querido aprovechar el margen de la ley para recuperar materias olvidadas, como Filosofía o Tecnología”, según Adelaida de la Calle. En Aragón, que cambió de Gobierno en mayo, no habrá asignaturas relacionadas con la actividad emprendedora, restarán una hora a Religión en secundaria para incluir una más de Inglés y evitarán meterla en el bloque de optativas en bachillerato.

Primeras valoraciones de la prensa

La LOMCE es una norma en vigor que debe aplicarse en todas las CCAA(EL MUNDO): "Sin consenso, en un clima de abierto enfrentamiento entre el Ministerio y las CCAA y con la incertidumbre de fondo del conjunto de la comunidad educativa". Así se cerró ayer la conferencia sectorial de educación. La decisión de descartar una moratoria en el calendario de aplicación de la Lomce "preludia la rebelión de las 12 comunidades que, de forma irresponsable, ya han manifestado su disposición a no cumplir esta norma". El Gobierno "acierta al mantener la implantación de la ley", que, guste más o menos, "está para ser cumplida en un Estado de Derecho, máxime si la obligación atañe a las administraciones públicas".

La izquierda se cree dueña de la educación(ABC): "La izquierda y el nacionalismo no dejan pasar la ocasión de torpedear cualquier reforma del sistema educativo abordada por el PP, porque siguen considerando que la educación en España es su patrimonio". "Es imprescindible un pacto de Estado sobre educación para que las futuras generaciones de estudiantes no den bandazos en sus estudios en cada legislatura".

Méndez de Vigo, un estilo distinto del de Wert(EL PERIÓDICO): "El principio de acuerdo alcanzado anoche, que no debe ser provisional sino firme, es casi más importante por la forma que por el fondo". El talante del nuevo ministro es, por fortuna, muy distinto al de su antecesor. "Si las próximas elecciones generales deparan un vuelco en el Congreso, estaremos ante una posible derogación de la ley, lo que, más allá de la conveniencia de la medida, certificará la temeridad en la que incurrieron Wert y el PP al abordar en solitario y sin consenso la reforma."

De interés

Artículos Relacionados