miércoles,20 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEl color de la fresa señala a los investigadores la calidad y...
Calidad

El color de la fresa señala a los investigadores la calidad y los nutrientes de cada fruto

ibercampus.es / Universidad de Sevilla
Los investigadores, expertos en color de alimentos, analizarán en este caso los llamados ´antocianos´, que son los pigmentos rojos de muchas frutas y vegetales, así como de algunas flores, y en los que están demostradas sus propiedades antioxidantes, por lo que un mayor número y diversidad de estos pigmentos influirá notablemente tanto en la calidad comercial como en el valor nutritivo de la fresa.

El color rojo de la fresa, además de ser un indicador de la maduración de este fruto, sirve también para saber la cantidad de cierto tipo de nutrientes que tienen éstas. Así, los investigadores de la Universidad de Sevilla, a través de un estudio de cinco variedades de fresas, tratarán de saber cuál de éstas tiene mayor calidad para su comercialización a través de un estudio del color y la composición tras su cultivo en dos tipos de sistemas hidropónicos.

A través del color de los alimentos es posible conocer muchas características de éstos, ya que el color, -en este caso el rojo de la fresa- no es debido sólo a un pigmento, sino a una serie de componentes que hacen al fruto tener diferentes cualidades nutritivas. Los investigadores, expertos en color de alimentos, analizarán en este caso los llamados ´antocianos´, que son los pigmentos rojos de muchas frutas y vegetales, así como de algunas flores, y en los que están demostradas sus propiedades antioxidantes, por lo que un mayor número y diversidad de estos pigmentos influirá notablemente tanto en la calidad comercial como en el valor nutritivo de la fresa.

Efectos de la recirculación de nutrientes

Estas variedades (aromas, camarosa, diamante, medina y ventana) se cultivan en sistemas hidropónicos, consistentes en utilizar agua y no suelo para el desarrollo del fruto. Las variedades objeto del estudio se cultivarán con sistemas de recirculación del agua y también sin esta recirculación. La recirculación consiste en la reutilización de la disolución de nutrientes, y que así contiene residuos orgánicos que pueden intervenir en la calidad de la fresa. Después, los científicos estudiarán los efectos que ha tenido este cambio en cada tipo de variedad de fresa, por lo cual habrá diez variaciones a estudiar.

A través del color de los alimentos es posible conocer muchas características de éstos, ya que el color, -en este caso el rojo de la fresa- no es debido sólo a un pigmento, sino a una serie de componentes que hacen al fruto tener diferentes cualidades nutritivas.

De interés

Artículos Relacionados