jueves,7 julio 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica

El cónclave más universitario

Redacción
La carrera académica es común a todos los presentes en el cónclave y a los que han ejercido como papas en los últimos siglos. "Ya desde la edad media se observa que los sucesivos pontífices son universitarios y, en algunos casos, incluso profesores", explica Fermín Labarga, profesor de la Facultad de Teología de la Universidad […]
La carrera académica es común a todos los presentes en el cónclave y a los que han ejercido como papas en los últimos siglos. "Ya desde la edad media se observa que los sucesivos pontífices son universitarios y, en algunos casos, incluso profesores", explica Fermín Labarga, profesor de la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra (UNAV).

Esta tendencia se consolida en la edad moderna, desde los papas humanistas de finales del siglo XV: Calixto III, Pío II o Sixto IV. "Después del Concilio de Trento, el perfil de alto nivel académico de los sucesivos pontífices es un hecho comprobable, prácticamente todos son licenciados o doctores, especialmente en Derecho y también en Teología", continúa Labarga.

Los últimos papas, Juan Pablo II y Benedicto XVI, no se han quedado atrás. Su relación con la Universidad ha sido siempre muy estrecha. Ambos han contado con una excelente preparación intelectual y han sido profesores universitarios.

Un recorrido a lo largo de los siglos "Gregorio XIII (1572-1585) fue profesor de Derecho en la Universidad de Bolonia, donde tuvo como alumnos a figuras tan destacadas como los cardenales san Carlos Borromeo y Reginald Pole, figuras clave de la Reforma católica. Un siglo después, Clemente IX (1667-1669) podía exhibir sus títulos de doctor en Teología, Filosofía y también en Derecho civil y canónico. Al igual que éste, y sólo por lo que se refiere al siglo XVII, fueron también doctores en uno o en ambos Derechos Clemente VIII (1592-1605), Paulo V (1605-1621), Gregorio XV (1621-1623), Urbano VIII (1623-1644), Inocencio X (1644-1655), Alejandro VII (1655-1667), Inocencio XI (1676-1689), Alejandro VIII (1689-1691) e Inocencio XII (1691-1700). Es decir, todos menos Clemente IX (1667-1669) quien tan sólo era licenciado en Filosofía y en Teología", relata el profesor Labarga, teólogo y experto en Historia de la Iglesia.

El siglo XVIII no está menos cargado de papas académicamente solventes. "Comienza con Clemente XI (1700-1721), que era doctor en ambos derechos, al igual que Inocencio XIII (1721-1724). No obstante, la figura más destacada del siglo XVIII es, sin duda, Benedicto XIV (1740-1758), un auténtico sabio, graduado en Filosofía y Teología, y doctor en ambos derechos por La Sapienza. Era un hombre muy de su tiempo, imbuido del espíritu ilustrado, aficionado a todas las artes y ciencias, de una gran erudición y abierto a todas las corrientes culturales (mantuvo correspondencia con pensadores y científicos de todo tipo, incluso con Voltaire, y con personalidades como la zarina Catalina la Grande de Rusia y el rey Federico II de Prusia) hasta el punto de ser respetado y admirado hasta por los protestantes", explica el titular de la Universidad de Navarra.

¿Arqueólogos y abogados?

En el siglo XIX destacan las figuras de Pío VIII (1829-1830) como gran canonista y reconocido arqueólogo, y sobre todo León XIII (1878-1903), doctor en Teología y en ambos derechos, experto latinista que escribió nada menos que 51 encíclicas, entre ellas la Rerum Novarum en la que afianzaba la doctrinal social de la Iglesia.

Del siglo XX no podemos olvidar mencionar a Pío XI (1922-1939). Fue doctor en Teología y en ambos Derechos, y su prestigio intelectual y sus numerosas publicaciones le permitieron relacionarse con personalidades de primer rango del mundo de la cultura como Guillermo Marconi (1874-1937), ingeniero eléctrico italiano, supuesto inventor de la radio, que ganó el Premio Nobel de Física en 1909. "A este mismo le solicitó la instalación de una emisora de radio en el Vaticano", puntualiza Labarga. Pio XI "también fue director de la Biblioteca Ambrosiana de Milán y prefecto de la Biblioteca Vaticana", añade.

Juan Pablo II y Benedicto XVI

Juan Pablo II (1978-2005) y Benedicto XVI (2005-2013) se han convertido también antes y durante sus pontificados en "figuras universitarias". Ambos han sido profesores, han recibido el doctor ´Honoris Causa´ por distintos centros y han pronunciado discursos claves dentro y fuera de la Universidad, para profesores y estudiantes.

Karol Woytila se doctoró en Teología por la universidad romana del Angelicum y luego ejerció como profesor de ética en la Universidad Jagellónica de Cracovia y en la católica de Lublin.

Joseph Ratzinger, en la actualidad papa emérito, estudió Teología católica y Filosofía en la Universidad de Teología y Filosofía de Freising, así como en el Herzogliches Georgianum de la Universidad de Munich y en la Universidad de Friburgo. Ha sido profesor universitario en las universidades de Bonn, Münster, Tubinga y Ratisbona.

A Benedicto XVI se la ha conocido como el ´Papa maestro´ por la claridad a la hora de exponer sus ideas a los fieles. A Juan Pablo II, como el ´universitario´, por su especial cercanía con los jóvenes y su apuesta por iniciativas como las Jornadas Mundiales de la Juventud.

En su primera visita a España en 1982, Juan Pablo II tuvo un encuentro en el Aula Magna de la Universidad Complutense con sus representantes, Reales Academias e investigadores. En el campus, se dirigió también a los universitarios.

Del mismo modo, en su último viaje a nuestro país durante la Jornada Mundial de la Juventud en 2011 Benedicto XVI impartió una clase magistral a mil jóvenes profesiones universitarios españoles en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

De interés

Artículos Relacionados