lunes,17 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEl congreso rechaza una moción para "recuperar" la ley de dependencia
Pobreza y exclusión social

El congreso rechaza una moción para «recuperar» la ley de dependencia

Redacción
El Congreso de los Diputados rechazó este martes, con el voto en contra del Partido Popular, una moción presentada por el Partido Socialista que pedía "recuperar" la Ley de Dependencia, crear un Fondo Estatal de Emergencia para Familias en situación de pobreza y poner en marcha un plan de lucha contra la exclusión social de la infancia.

El PP se valió de su mayoría para tumbar la iniciativa con 174 votos en contra frente a 143 a favor, a pesar de que el Partido Socialista obtuvo el respaldo de formaciones nacionalistas como CiU y el PNV, al aceptar dos enmiendas parciales para mejorar el texto en defensa de la protección de las competencias de las comunidades autónomas y un mayor margen en el objetivo de déficit de los gobiernos regionales.

Durante el debate parlamentario en el Hemiciclo, la portavoz socialista de Servicios Sociales, Rosa Aguilar, propuso “recuperar” la Ley de Dependencia, pues las decisiones políticas del gobierno, presupuestos y decretos la han dinamitado y han hecho insostenible desde el punto de vista humano, con una “hoja de ruta apostólica y reaccionaria que siembra desigualdad social”.

El texto de la moción incluía medidas para combatir las consecuencias de los recortes presupuestarios en política social. Aguilar recordó que cada día la Ley de Dependencia tiene 150 beneficiarios menos y que en el último año se ha dejado de atender a 15.000 personas. “Esta es la realidad que ustedes no están dispuestos a afrontar”, reprochó a los diputados del Grupo Popular.

Entre las medidas que planteó la diputada socialista se encuentra un plan de lucha contra la pobreza y la exclusión social. “Nuestros niños tienen problemas de todo tipo, incluso de malnutrición, pero a ustedes tampoco les interesa la infancia de nuestro país que ya no puede esperar más”, denunció.

En su moción, los socialistas también proponían incrementar el Plan Concertado de servicios sociales para los ayuntamientos, retirar la reforma local, así como la universalidad de la sanidad y la igualdad de oportunidades en educación.

Por su parte, la diputada del PP Pilar Marcos se mostró reacia a los planteamientos socialistas, al entender que los datos responsabilizan al gobierno de Zapatero por su “mala gestión” ante la crisis económica, que “ha expuesto a miles de familias a situaciones de necesidad”. En ese sentido, anunció que “los datos constatan que la remontada es posible, que estamos empezando a salir de la crisis”, aunque “primero hay que frenar de la caída y luego salir de la recesión”.

Marcos recordó que el presupuesto para 2014 en materia social aumentará un 4,4% y que está trabajando en numerosas iniciativas, pues “la familia y la infancia son la prioridad” para el Gobierno de Rajoy.

El diputado por CiU en el Congreso Carles Campuzano apoyó la moción socialista pero aclaró la introducción de enmiendas para “dejar muy claras” varias vertientes, referidas a las “competencias” autonómicas. “Sin defensa del Estado de las autonomías son hay defensa del Estado del bienestar”, denunció.

Campuzano recriminó que “el Estado, aprovechando su mayor capacidad de gasto, pretenda vaciar de contenidos las competencias autonómicas con programas de ámbito estatal”, con la actuación de un gobierno “que lleva una intensa política de recentralización”. El ajuste al que España está obligado a las autonomías, en su opinión, tiene “consecuencias” en aspectos como la sanidad, la educación y los servicios sociales.

Por ello, concluyó, “España se está situando en el liderazgo de las desigualdades en la Unión Europea”, por lo que la salida de la crisis será “con mayor desigualdad y mayor pobreza”.

Opinión

El País: Las dificultades de financiación amenazan la protección prevista en la Ley de Dependencia

El que ha sido considerado como el cuarto pilar del Estado de bienestar, las prestaciones previstas en la Ley de Dependencia, corre el peligro de retroceder a causa de las dificultades que presenta su financiación". "El nuevo sistema nació lastrado por una carencia fundamental: la ausencia de un cálculo riguroso de las obligaciones económicas que comportaría cuando desarrollara todas sus posibilidades".

"Esta carencia se ha convertido en un obstáculo insalvable en un contexto de crisis que no estaba en el horizonte en el momento en que fue aprobada la ley. Incluso en esta situación de crisis, es posible priorizar". "En un contexto de empobrecimiento de la tercera edad y de otras capas de la población, incluidas las clases medias, los inevitables ajustes en el gasto público han de tener siempre en cuenta el coste social y el sufrimiento que provocan".


De interés

Artículos Relacionados