jueves,18 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaDigitalizaciónEl coste por despido anticipa el fin de los ERTEs y anota...
Vuelve a los niveles de 2017

El coste por despido anticipa el fin de los ERTEs y anota subidas interanuales inéditas desde 2009

Redacción
El coste de las indemnizaciones por despido se sitúo en el primer trimestre de 2021 en los 18,97 euros por trabajador. Si bien sigue siendo muy inferior a los máximos registrados durante la crisis financiera, supone el mayor incremento interanual (un 65,97% más) desde el primer trimestre de 2009. ¿Es un indicio de lo que ocurrirá cuando se acaben los ERTEs?
La Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL) publicada el pasado viernes mostró el primer incremento de este indicador desde el inicio de la pandemia: un 1,4% hasta los 2.605,61 euros por trabajador y mes. 

Del coste total por trabajador y mes en el que incurre un empleador por la utilización del factor trabajo, 1.907,82 euros corresponden a salarios y 634,09 euros, a cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social. El resto corresponde a indemnizaciones, prestaciones sociales…

El coste salarial,  crece un 1,0% en tasa anual, pasando de 1.889,78 a 1.907,82 euros por trabajador y mes, un 1,1% si se excluyen pagos extraordinarios y atrasados.

Los otros costes (costes no salariales) aumentan un 2,5%. Su principal componente, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, crece un 1,6%.

Pero en la variación de las percepciones no salariales destaca el aumento de las indemnizaciones por despido, que llegaron a 18,97 euros.

Es una cifra pequeña comparada con el total, pero hay que tener en cuenta que es una media entre todos los trabajadores. Lo relevante es que se han disparado un 65,97% en términos interanuales.

Hay que precisar que, en comparación con el coste laboral total, los datos de coste de despido presentan una volatilidad mucho mayor. 


Pero incluso descontando esta volatilidad, si ampliamos la serie histórica como hace el gráfico que encabeza este artículo, se rata del mayor incremento interanual desde 2009. ¿Cuáles son las implicaciones de esto?

El coste del despido retrocede 4 años

La subida del primer trimestre puede achacarse a un ajuste por la comparativa con el mismo periodo del año anterior, afectado por la primera ola de pandemia.

Pero el hecho es que pasados los dos trimestres afectados por el confinamiento, el coste del despido aumentó en los siguientes pese a que en interanual se comparaban con periodos todavía bajo la normalidad previa a la pandemia.

Esto apunta a que las extinciones de empleo han aumentado y no sólo entre los temporales y eventuales que acababan su contrato, como ocurrió en los primeros meses. Y lo preocupante es que la tendencia ha crecido durante tres trimestres consecutivos, algo que no ocurre desde 2011.

Todo ello pese a las medidas puestas en marcha para evitar despidos, con las regulaciones temporales de empleo (ERTEs) a la cabeza.   

¿Un cambio de tendencia?

Aunque en el primer trimestre hablemos la subida más alta en términos interanuales, seguimos muy lejos de los máximos de coste de despidos anotados en la crisis financiera. 

Desde los máximos alcanzados en 2009 hasta el momento previos a la pandemia, el coste del despido había bajado entre hasta 40 euros.En comparación, los entre 4 euros que ha aumentado desde entonces no parecen un problema.

Pero es el nivel más alto registrado desde 2017 y además se ha acelerado pese a la moderada recuperación de la actividad. Influyen también que en el primer trimestre empezaron a anunciarse los primeros grandes despidos colectivos de la pandemia.

Es pronto para hablar de un cambio de tendencia, pero sí apunta a que el shock destructor de empleo de l pandemia ha sido más prolongado de lo previsto y las medidas inicialmente puestas en marcha (desde las ERTE al teletrabajo) deberían haberse visto complementadas por acciones adicionales para apoyar a sectores y trabajadores.

Y marca la línea  de lo que ocurrirá cuando estas medidas, especialmente los ERTEs dejen de prorrogarse. Los veremos en las próxima Encuesta de Coste Laboral. 

De interés

Artículos Relacionados

Centro de preferencias de privacidad